Volar peligrosamente

Por Gustavo Gorriti.-

Villa Virgen, sur del VRAE.- Para la mayor parte del país el VRAE es una palabra de siglas con bronco sonido que evoca dramas vagos y lejanos con temas de coca, Sendero y, por supuesto, sangre; el tipo de drama que emociona mejor si se lo olvida rápido, con un poco de culpa pero con más alivio. [Seguir leyendo]

Dispararse a los pies en el VRAE

Por Gustavo Gorriti (*).-

Voy a dejar de escribir esta semana sobre el vital caso Lava Jato para abordar otro tema de gran importancia: el acrecentamiento de las acciones armadas del SL-VRAE, la facción senderista bajo el mando de los hermanos Quispe Palomino. [Seguir leyendo]

Columna de reporteros

Dialéctica perversa

Una regla con pocas excepciones en el Perú es que se ingresa rutilante al gobierno y se sale quemado de él. Aunque la popularidad de los mandatarios suele elevarse en una térmica misericordiosa durante las últimas semanas en el poder, lo cierto es que persiste la brecha entre el entusiasmo inaugural y la tristeza gris (o el repudio) de los últimos días. [Seguir leyendo]

Exportaciones no tradicionales

Por Carlos E. Freyre.-

Desde hace unos años, la comida peruana ha comenzado a encandilar paladares más allá de nuestros límites. Sea como destino gastronómico para turistas extranjeros o por la migración de cocineros a restaurantes de otras latitudes, el reconocimiento a la sazón con la que vinimos al mundo ha alcanzado niveles que son orgullo de nuestros paisanos. El origen de la sabrosura está en la fusión de varios crisoles: una fauna y flora asentada en pisos altitudinales con sus peculiaridades y un complejo proceso de mestizaje y migración en el que han confluido poblaciones nativas con otras provenientes de África y Asia. [Seguir leyendo]

Los narcovuelos llegaron a los carnavales

Un video publicado ayer en YouTube muestra una comparsa de carnaval en Canayre, en el VRAE, que escenifica la llegada de una narcoavioneta boliviana para ser cargada con cocaína y luego es sorprendida por agentes de seguridad que intentan detenerla sin éxito. [Seguir leyendo]

¿Adiós a las armas?

Por Carlos E. Freyre.- (*)

Ha sido un viaje tranquilo, sin alteraciones, acompañado mi fiel pastor alemán Rommel, quien como si fuera otro soldado más, ha asumido los vuelos en helicóptero y avión con bastante atención y sin ladrar. Exactamente dos años después de haber llegado a mi empleo en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, el Ejército me ha enviado a una nueva asignación y por tanto, debo enfrascarme en el dilema de cambiar de identidad. [Seguir leyendo]

Viéndonos morir

Por Carlos E. Freyre.- (*)

Cuando el capitán oyó la explosión y escuchó el grito del sargento, la escena de varias películas propias y ajenas le pasaron por la cabeza. Miró hacia atrás. Él mismo había pasado por donde estuvo sembrada la mina y no la pisó o si lo hizo, no la activó. También como en las películas, el sargento miró la pierna perdida y gritó de dolor. [Seguir leyendo]

Viéndonos morir

Por Carlos E. Freyre.- (*)

Cuando el capitán oyó la explosión y escuchó el grito del sargento, la escena de varias películas propias y ajenas le pasaron por la cabeza. Miró hacia atrás. Él mismo había pasado por donde estuvo sembrada la mina y no la pisó o si lo hizo, no la activó. También como en las películas, el sargento miró la pierna perdida y gritó de dolor. [Seguir leyendo]

Columna de reporteros

El VRAE y la avenida Aviación

Nada como el Año Nuevo para intentar (o reintentar) cosas nuevas. El domingo 3 una narcoavioneta boliviana aterrizó en el VRAE. [Seguir leyendo]

Golpeado pero
no vencido

Por Gustavo Gorriti.-

Si uno lleva el recuerdo de cómo se veía el cuartel general del CE-VRAE en Pichari en 2008 o en 2012, no es fácil reconocerlo ahora. Se ha construido mucho desde entonces, hay más medios y de mejor calidad.

La sola diferencia en la flota de helicópteros explica muchas cosas. Donde había un par de Mi-17s de transporte, en marcada inferioridad numérica entonces con los UH-1H que tenía la base anti-droga de Palmapampa, ahora hay 6 helicópteros Mi-17 y dos helicópteros de ataque: un Mi-25 y un Mi-35, ambos blindados, veloces y con una gran potencia de fuego. Ahora, además, todos los pilotos tienen los visores y el entrenamiento para volar de noche. La presencia de los Mi-25 y Mi-35, y el vuelo nocturno han reducido significativamente el peligro para los helicópteros Mi-17, fuertes y confiables pero relativamente lentos y previsibles en el vuelo, lo que los hizo vulnerables a los ataques de francotiradores senderistas. [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao