El fracaso de un modelo

Por Luisa García Tellez.-

En las últimas semanas se ha barajado salidas de emergencia para resolver los problemas del sistema privado de pensiones. Entre el debate sobre el retiro casi del cien por ciento de los fondos al jubilarse, y la renuncia del jefe de la SBS; no se ha hecho preguntas de fondo: ¿Funciona realmente el sistema de las AFP? ¿Es posible obtener buenas pensiones mediante el sistema actual? [Seguir leyendo]

AFP: verdades incómodas

Mientras las protestas y las polémicas, así como las apologías, se desatan por el inicio, este mes, del aporte obligatorio de los trabajadores independientes a las AFP, IDL-Reporteros aporta hechos y argumentos al debate reproduciendo una compilación de sus reportajes más significativos sobre el tema. [Seguir leyendo]

Los pensionistas de Perú reciben hasta el 50% menos de lo que aportaron

Por Jacqueline Fowks.- En Perú, la edad de jubilación es 65 años. A lo largo de su vida laboral, los trabajadores pueden decidir si aportar para su jubilación al sistema estatal (Oficina de Normalización Previsional) o al privado, que promete rentabilidad de sus fondos porque los invierte en negocios. [Seguir leyendo]

Repercusiones

Por Luisa García Tellez.- La semana pasada, la publicación de “Fondos sin retorno” en IDL-R puso en evidencia una verdad incómoda respecto a las pensiones del sistema de AFP. Se reveló que al momento de morir (de acuerdo con la expectativa promedio de vida), el jubilado por retiro programado no habrá utilizado entre un 20 y hasta cerca de un 50 por ciento del fondo de jubilación inicial que acumuló con sus aportes durante décadas. [Seguir leyendo]

Fondos sin retorno

Por Luisa García Tellez.-Cinco millones de peruanos y una situación en común: el obligatorio descuento mensual del diez por ciento de su sueldo. Este recorte les significa una menor liquidez mes a mes, con una expectativa que lo compensa: que un día las AFP les devolverá todo el dinero acumulado, más la suma de intereses ganados a través de pensiones mensuales. Sin embargo, lo que aquellos cinco millones desconocen es que esa expectativa no pasará de ser solo eso. [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao