Columna de Reporteros

Revelación Primero, Reconciliación Después

La humanidad produce líderes de calidad muy desigual en forma apenas previsible. Hay ocasiones en las que aparece una constelación de dirigentes excepcionales, como sucedió, por ejemplo, en el campo aliado durante la Segunda Guerra Mundial. Piensen en Churchill y De Gaulle conviviendo en Londres en los tiempos de la Batalla de Inglaterra y detestándose cordialmente, sin que ello impidiera la poderosa contribución de ambos a la entonces todavía lejana victoria. [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao