La operación secreta de la minera más infractora del Perú

Por Gabriel Arriarán/Convoca.pe (*).-

La empresa minera Volcan y sus accionistas aparecen vinculados por lo menos a nueve sociedades creadas por el bufete panameño Mossack Fonseca. Pero entre estas compañías constituidas en paraísos fiscales, sobresale el caso de una offshore que sirvió para triangular la compra de terrenos para el megapuerto de Chancay, donde están en juego más de dos mil 800 millones de dólares. Esta es la operación secreta de Volcan, la compañía con más infracciones ambientales en casi una década en Perú, que se hizo a espaldas de un pueblo de pescadores que se oponía al proyecto por temor a que se contamine su bahía. Las revelaciones transitan entre las Islas Vírgenes Británicas, Panamá, la costa y los Andes peruanos. [Seguir leyendo]

Carta de Casapalca
y respuesta

El lunes 9 de mayo, IDL-Reporteros recibió una carta notarial firmada por César Rivera Burgos, gerente legal de la minera Casapalca. A continuación, publicamos la carta notarial completa. Y también la respuesta de Milagros Salazar, directora de Conovoca.pe. [Seguir leyendo]

Negociado de frontera

Por Luisa García y Rosa Laura (*).-

La promesa no se cumplió. Corría agosto de 2007 y el Parque Nacional Ichigkat Muja- Cordillera del Cóndor, cuya extensión había sido acordada a través de un proceso de consulta con las comunidades Awajún y Wampis del Cenepa, terminó reducido casi a la mitad. “Nosotros nunca fuimos avisados por el Estado”, sostiene Zebelio Kayap, en representación de los pueblos indígenas de la zona. [Seguir leyendo]

Columna de reporteros

El campo y la mina

Quilish, Majaz, Conga, Tambogrande, Espinar, Tía María… la lista es más larga, pero esos son los casos principales de conflicto entre el campo y la mina durante los últimos años. En ellos chocaron dos asimetrías opuestas. De un lado, la megaempresa minera, varias veces mayor en capital (y lo que ello supone) que la suma de bienes y productos de todos los agricultores. Del otro, la multitud provinciana convertida en masa enardecida, que empequeñece, paraliza y reduce a la impotencia a la mina. [Seguir leyendo]

Deserción ambiental

El reciente paquete de medidas para contrarrestar la desaceleración en el crecimiento económico contiene disposiciones para ablandar considerablemente la regulación a las compañías mineras y para facilitar la rápida aprobación de los estudios de impacto ambiental. [Seguir leyendo]

Sobre la captura de Marco Arana

Por Gustavo Gorriti.- La captura policial de Marco Arana no fue un arresto sino un asalto. La elocuencia de los agitados videos que registraron esa captura a partir del cogoteo que la inicia, simboliza perfectamente los vicios y las taras que contaminan, distorsionan, contradicen y finalmente anulan la acción del Gobierno en lo más elemental de su función: establecer o restablecer el orden público. [Seguir leyendo]

Minera Caudalosa: lo limpio y lo sucio

Por Milagros Salazar.-
Actualización 28 de octubre. El fiscal de Prevención del Delito y Medio Ambiente de Huancavelica, Frans Ponce Rosado, presentó una denuncia penal contra el gerente general de la minera Caudalosa, Alberto Pescetto Raffo, debido a la contaminación generada por el derrame de relaves del 25 de junio. [Seguir leyendo]

La impotente regulación

Por Milagros Salazar.- El catastrófico derrame de petróleo ocasionado por British Petroleum revela que incluso en una nación poderosa como Estados Unidos, la debilidad regulatoria con las industrias extractivas puede tener consecuencias calamitosas para el medio ambiente. En el Perú, las principales empresas mineras, que obtuvieron en los últimos cinco años ganancias que bordean los US$ 20 mil millones, realizan actividades potencialmente peligrosas en zonas pobres, que requieren de una fiscalización competente y eficaz.
Pero el nivel de respeto de estas compañías al territorio de donde extraen el mineral y también al Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) es casi nulo. Sólo el 22% de las multas por contaminación ambiental o imprudencias que provocaron la muerte de trabajadores son pagadas a pesar de tratarse de sumas irrisorias. Aquí les presentamos los casos de varias infracciones graves y a las empresas que las cometieron. [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao