Pañales huérfanos (pero cargados)

Por Romina Mella.-

Con Pirandello, los personajes buscan a su autor; con el ministerio de la Mujer, los pañales buscan a su comprador. Ahora, después que rebalsó la historia de la extraña compra –realizada en su momento con pasmosa velocidad burocrática– de los 8 millones 240 mil pañales que nadie había pedido y nadie sabía dónde guardar o cómo repartir, el embarazoso escándalo ha producido varias investigaciones oficiales (Contraloría, Fiscalía, comisión de Fiscalización en el Congreso) pero ninguna respuesta todavía a la pregunta central, y más elemental, del caso: ¿quién ordenó, y con qué justificación, la compra de los pañales? [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao