De la Historia al atestado

Por Gustavo Gorriti.-(*)

¿La infamia de hoy borra la hazaña de ayer? Y si no, ¿acaso la edita o la interpreta? El deprimente personaje que niega haber pedido y luego recibido una coima a plazos de 20 millones de dólares ¿es el mismo que pocos años atrás convocó la esperanza de un pueblo en su lucha por la libertad?

El líder de la lucha contra una dictadura cleptócrata y mafiosa, ¿solo esperó su turno para robar? Cuando, en medio de las larguísimas y peligrosas jornadas de una lucha cuesta arriba, su discurso, por repetido que fuese, enardecía y exaltaba multitudes ¿prometía entregar la vida por la democracia con la convicción con la que un estafador vende un tumi de oro? ¿O fue un camaleón de tantos colores que se acostumbró a vivir con convicción cada momento cromático, por más que se contradijera con los otros? [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao