El político y el funcional

Por Gustavo Gorriti y Romina Mella.-

El colaborador 004 fue archivado y sus revelaciones pudieron perderse. Pero Jorge Cuba no calló. Cuando la anormal cancelación del proceso de colaboración eficaz saltó a la luz, los fiscales del nuevo equipo especial de investigación entraron en contacto con Cuba para averiguar si este decidía reafirmar lo dicho, ampliarlo y a la vez aclarar desde su perspectiva porqué se anuló su proceso de colaboración eficaz. [Seguir leyendo]

La confesión silenciada

Por Gustavo Gorriti y Romina Mella.-

Un hecho extraño ocurrió en la tarde del 22 de agosto pasado justo en un lugar donde se supone que la norma impera: la mezanine del 491 de la avenida Abancay, donde funciona la “Fiscalía Supraprovincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios – Equipo Especial” (en otras palabras: el equipo fiscal encargado del caso Lava Jato). [Seguir leyendo]

Lobbies y mentiras

[Seguir leyendo]

¡Querida, encogí el canon!

Por Emilio Camacho.- En los últimos cinco años, en el período 2007-2011, las dos empresas de telefonía móvil más importantes del país obtuvieron ganancias millonarias. Telefónica Móviles sumó 2661 millones de soles en utilidades netas; mientras que las cifras de Claro se dispararon al pasar de 5 millones de clientes en 2007 a 11 millones en 2011. Pero, a pesar de este impresionante crecimiento, ambas empresas se beneficiaron con una serie de decretos supremos que les permitieron pagar cada vez menos por canon radioeléctrico. [Seguir leyendo]

Haciéndole el túnel al SNIP

Por Emilio Camacho.- Como ya se ha visto, las obras ejecutada por Odebrecht terminan costando mucho más de lo previsto. Pero hay un hecho en común que quizá ayude a explicarse lo anterior: la mayoría de concursos que ganó la firma brasileña no pasó por el control del SNIP (Sistema Nacional de Inversión Pública). Además, uno de ellos, el de la Interoceánica Norte, no contó con el visto bueno de la Contraloría. [Seguir leyendo]

Las cuentas con levadura de Odebrecht

Por Emilio Camacho.- Cuando se hace un examen somero de las principales obras civiles que Odebrecht ejecuta en contrato con el Estado, lo que salta a la vista es que todas registran gigantescos sobrecostos sobre los montos calculados originalmente. ¿Por qué? ¿Acaso las obras de ingeniería civil no pueden calcular razonablemente sus costos en los proyectos? [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao