Caso Cerrado,
Caso Querellado

Por Gustavo Gorriti (*).-

João Santana y Mónica Moura, socios y pareja, estaban considerados entre los mejores manejadores de campañas electorales en el mundo. Fuera de Brasil llevaron campañas presidenciales en El Salvador, Panamá, Venezuela, República Dominicana, Angola. Eran buenos pero tenían además ciertas ventajas: un acceso especial al gobierno del PT brasileño y a sus cuentas reservadas; y un amplio conocimiento del uso del dinero negro de varias corporaciones brasileñas en el exterior: Andrade Gutierrez, por ejemplo, y ciertamente Odebrecht y su entonces activo Sector de Operaciones Estructuradas, la caja negra para pagar coimas a escala industrial, y hacer elegir presidentes de izquierda o de derecha pero ambidiestros en la corrupción. [Seguir leyendo]

El informe silenciado

Por Gustavo Gorriti.-

La experiencia indica que, por lo general, las comisiones investigadoras del Congreso son una contradicción de términos y, con frecuencia, un travestismo de funciones. La afiliación política de sus integrantes prejuzga casi siempre su resultado. Si son adversarios del o los investigados, harán lo posible por encontrar culpa, incluso si no la hay; si son, por lo contrario, aliados o partidarios, actuarán como abogados defensores y se esforzarán para que la investigación se atasque, se olvide o se diluya.

Hay, es verdad, excepciones. Se expresan, por lo general, en informes en minoría, algunos certeros, lúcidos y hasta valientes. Les espera, si no hacen un esfuerzo extraordinario por evitarlo, la soledad oscura del archivo.

Eso es lo que puede suceder con el informe del presidente de la Comisión Investigadora del caso Lava Jato. (Ese no es el nombre oficial de la Comisión sino el larguísimo que se puede leer en la nota a pie de página). Ya es extraño que el presidente de una comisión de investigación no solo firme un informe en minoría, sino que lo haga solo. Eso es exactamente lo que ha sucedido. [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao