Columna de Reporteros

Revelaciones

La escena en la sala de audiencia en el edificio del Ministerio Público en São Paulo reflejó los caminos imprevistos por los que la Operación Lava Jato ha conducido a sus actores. Fue el miércoles. La diligencia estuvo presidida por el procurador (fiscal) anticorrupción brasileño Orlando Martello, uno de los integrantes más destacados de la Fuerza de Tarea Federal basada en Curitiba. La actuación se realizaba bajo el marco de la ley brasileña, pero su tema solo tenía que ver con el Perú. [Seguir leyendo]

Web por: Frederick Corazao