Lava Jato Perú

Exclusivo

Obtención de resultados

Según los delatores, Odebrecht no pagó las coimas solo. Sus socios peruanos también aportaron.

Foto
2005. José Graña Miró Quesada, presidente de Graña y Montero; y Jorge Barata, superintendente de Odebrecht en el Perú, suscriben el contrato de concesión de la Carretera Interoceánica Sur con el Estado peruano, durante el mandato de Alejandro Toledo. (Foto: Caretas)

Por Romina Mella y Gustavo Gorriti (*).-

Odebrecht no actuó solo.

No concursó solo, no construyó solo. Y afirma que no sobornó solo.

Lideró en todos esos aspectos, desde el asfalto, cemento y ladrillos, hasta la coima y la cutra. Pero siempre, o casi siempre, acompañado.

El  cartelizado sistema que Odebrecht organizó y refinó en Brasil, junto con otras grandes empresas como Andrade Gutierrez, Camargo Correa y OAS, se tradujo en grandes obras ejecutadas por consorcios compuestos por varias de estas compañías.

Cuando las empresas brasileñas salieron a conquistar Latinoamérica, exportaron el sistema operativo y lo adaptaron sin esfuerzo a las realidades de las diversas naciones en las que llegaron a operar.

En el Perú, como en otros países, normalmente trabajaron en consorcio con otras compañías constructoras, brasileñas y peruanas. En la mayoría de los grandes proyectos, Odebrecht fue el accionista mayoritario. Las compañías peruanas tuvieron por lo general una participación minoritaria, pero aún así ello les permitió crecer y expandirse en poco tiempo.

Juntos trabajaron, juntos crecieron, juntos lucraron. ¿Juntos coimearon también?

Hasta ahora, pese a diversas evidencias que, por ejemplo, IDL-Reporteros ha investigado [‘Los pagos secretos de Odebrecht en el Perú’ y ‘Confesión en tinta invisible’] las empresas peruanas han oscilado entre el silencio, el reclamo de ignorancia y candidez, y la negación de toda deshonestidad.

Las fiscalías, especialmente la de Hamilton Castro, que ve el caso Lava Jato, tampoco se han preocupado por investigar el tema.

 

Hamilton Castro. (Foto: Ministerio Público).

Fiscal anticorrupción Hamilton Castro. (Foto: Ministerio Público).

 

Las otras empresas brasileñas, excepto la muy comprometida OAS, que ahora negocia su delación premiada en Brasil y aquí, prefieren caminar sigilosamente, sobre la punta de los pies, esperando que el caso se encapsule y termine en un auto de fe ritual, mientras las demandas de la economía en general y la reconstrucción en particular faciliten un impune olvido.

Pero, a juzgar por lo que viene pasando estos días, y especialmente ayer y hoy, parece que eso no será posible.

En Brasil, la notable periodista Malu Gaspar tenía reservada una sorpresa.

Hace pocos días, Gaspar publicó una larga crónica sobre el caso Odebrecht en el Perú en la revista Piauí. Pese a la inocencia de su nombre de trino, Piauí es la versión brasileña del New Yorker.

Gaspar estuvo antes en Lima algunas semanas, reporteando un tema que conoce como pocos en Brasil (su nota sobre la familia Odebrecht debería ser lectura obligada para todo aquel a quien interesa la dramática historia de la Corporación que lleva el nombre de la dinastía). Al retornar, publicó una nota larga y reveladora sobre el tema de Odebrecht en el Perú y la importancia que tiene nuestro país en los destinos de esa empresa y del caso Lava Jato. Es un largo reportaje muy bien hecho y mejor escrito.

Pero ahí no terminó su trabajo periodístico.

Ayer, Gaspar pasó del periodismo de largo aliento a la brevedad comprimida del Twitter. Y lo hizo con unos pocos golpes secos que en horas movieron desde el valor de acciones públicamente transadas hasta la situación objetiva de compañías que habían logrado sombrearse hasta hoy.

Sus tuits, bajo el irónico título de “riesgos adicionales” anuncian el tema en el subtítulo: “Cómo funcionaba la división de los sobornos entre Odebrecht y las constructoras peruanas”. Y los tuits son secos y breves: “Surgen ahora pruebas de que las constructoras locales participaron en la división [la palabra en portugués es ‘rachuncho’] de las coimas”; y “Las actas del consorcio del metro de Lima muestran que [Graña y Montero S.A.] la mayor constructora del Perú, cedió parte de sus utilidades para compensar la coima”.

 

A continuación, Gaspar publica el facsímil de la siguiente acta:

 

El acta formaliza la distribución de resultados a fines de diciembre de 2011. Ahí reconocen que su utilidad fue de 128 millones 317 mil 540 soles.

Luego viene un punto inesperado: “Adicionalmente las Partes reconocen [que la] Constructora Norberto Odebrecht ha asumido riesgos adicionales a los que le correspondían por su participación en el Consorcio…” y añade, “… considerando que el papel de Constructora Norberto Odebrecht S.A. Sucursal del Perú ha sido determinante en la obtención de los resultados del Consorcio, asumiendo inclusive riesgos adicionales, corresponde que reciba un mayor porcentaje al de su participación de los resultados del Consorcio al 31 de diciembre de 2011”.

Según Gaspar, “las coimas son llamadas en el documento “riesgos adicionales” en el acta de 2011”. Añade luego que “también fueron compensados ‘riesgos adicionales’ en 2015”.

Eso es así. En un proceso independiente de investigación, IDL-Reporteros obtuvo documentos que muestran a los “riesgos adicionales” en acción en otra fecha [el 2015] y en otro proyecto y fecha [el tramo 2 de IIRSA Sur].

Los documentos, de acuerdo con la información proporcionada por fuentes diversas a esta publicación, fueron entregados a la Fiscalía anti-corrupción como parte del acuerdo de colaboración eficaz de los principales ex superintendentes de Odebrecht (Jorge Barata y Ricardo Boleira) a fines del año pasado. Su contraparte fue el fiscal anti-corrupción Hamilton Castro.

 

Jorge Barata y Ricardo Boleira, exsuperintendentes de Odebrecht en Perú. (Foto: Cosas).

Erlon Arfelli, director de la empresa Generación Huallaga (de Odebrecht); Jorge Barata, ex superintendente de Odebrecht en el Perú; y Ricardo Boleira, ex director ejecutivo de la constructora en este país. (Foto: Cosas).

 

Según las fuentes consultadas por IDL-Reporteros, los colaboradores eficaces de Odebrecht afirmaron que en todos los casos, Odebrecht pagó la coima y luego recibió la parte que correspondía de sus socios mediante el expediente de “riesgo adicional”.

El pago no fue proporcional sino “desproporcional” en atención a las gestiones de soborno de Odebrecht y los costos de hacer los pagos a través de los elaborados mecanismos de lavado de dinero que tuvo la compañía.

En el caso de IIRSA Sur, tramo 2, los colaboradores eficaces afirmaron, según las fuentes, que todos los socios sabían del pago de coima a Toledo y que luego “pagaron su parte” a través de la “distribución desproporcionada” de utilidades, para compensar a Odebrecht. De acuerdo con la confesión de Odebrecht, esta compañía pagó $20 millones de dólares en coimas en 2011 y recuperó $9 millones de sus socios.

Los socios de IIRSA Sur tuvieron una Junta General de Accionistas en Lima el 1 de junio de 2011.

Participaron en ella la Constructora Norberto Odebrecht, con el 25% de las acciones; Odebrecht Investimentos em Infra-Estructura Ltda, con el 45% de las acciones; Graña y Montero, S.A., con 19% de las acciones; JJC Contratistas Generales, con el 7% accionario; Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A., con el 4% de acciones.

Sin embargo, los 94 millones 318 mil 519 soles del dividendo neto acumulado fueron repartido de acuerdo con el siguiente porcentaje:

Constructora N. Odebrecht: 38,27%; Odebrecht Investimentos: 45%; Graña y Montero: 14.29%; JJC: 1,55%; ICCGSA: 0,88%.

La razón para la desproporción en el reparto de utilidades fue otra vez, según el acta, los “riesgos adicionales” asumidos por Odebrecht “en la obtención de los resultados”. Según los colaboradores eficaces de Odebrecht, esos “riesgos” incurridos para los “resultados obtenidos” fueron el pago de coimas.

El mismo esquema se repite cuatro años después, en la reunión para el “Acuerdo de Distribución de Resultados y Liquidación del Consorcio Tren Eléctrico”, que se realizó el 4 de mayo de 2015, entre los representantes de la Constructora Norberto Odebrecht con Graña y Montero S.A.

 

La utilidad por repartir del resultado final del Consorcio Tren Eléctrico fue de 39 millones 18 mil 326 soles. Y otra vez, “las Partes” reconocieron los “riesgos adicionales” que había asumido Odebrecht; y teniendo en mente que “el papel de CNO [Odebrecht] ha sido determinante en la obtención de los resultados del Consorcio, acordaron que reciba “un mayor porcentaje al de su participación de los resultados”. Y así, a Odebrecht le tocó algo más de 35 millones de soles, mientras que Graña y Montero aceptó recibir un poco más de 3 millones 900 mil soles.

La explicación de fuentes familiarizadas con el pensamiento de los colaboradores eficaces es que en cada paso, la mayor proporción que se llevó Odebrecht pagó la parte que les correspondía a sus socios de las coimas que aquella había entregado.

Esa parte de la confesión durmió un plácido sueño en la fiscalía hasta la publicación, ayer, de la nota de Malu Gaspar en el twitter de Piauí.

Horas después, el ahora Grupo Graña y Montero emitió un comunicado en el que “niega rotundamente el haber pagado sobornos, reembolsos o conocer sobre el pago de los mismos para la obtención de la buena pro del proyecto Tren Eléctrico– Lima”.

Comunicado de Graña y Montero – 7 de julio 2017.pdf by IDL_Reporteros on Scribd

Sostiene además que el concepto de “riesgos adicionales” no es un eufemismo para referirse al soborno, sino un concepto “habitual en el sector construcción”. Según G y M, los “riesgos adicionales” devueltos a Odebrecht representan los trabajos y obligaciones adicionales asumidos por ellos”.

Frente al aporte de IDL-Reporteros de otros dos casos significativos en los que se registra el mismo patrón, Graña y Montero buscó explicar el caso IIRSA Sur, en una comunicación enviada a este medio el viernes 7 de julio: “El riesgo adicional constituyó la construcción de obras que no estaban contempladas desde el inicio, cuyo riesgo de construcción era muy alto y que las empresas peruanas no estuvimos dispuestas a asumir”.

Consultada por IDL-Reporteros, ICCGSA indicó que “no tuvo conocimiento de los pagos indebidos mencionados por la empresa Odebrecht”. “Debemos resaltar” –agregó la empresa– “que en las concesionarias IIRSA Sur tramos 2 y 3, ICCGSA tiene una participación de tan solo 4%”.

Establecida la línea argumental de los ex-socios peruanos de Odebrecht, será interesante conocer la explicación de la Fiscalía Anti-corrupción respecto de las investigaciones que hizo y las que dejó de hacer sobre un caso en el que hubo confesiones precisas y cantidades claras relacionadas con las coimas que Odebrecht reconoce haber pagado y de las cuales sostiene haberse resarcido en parte gracias al mecanismo de “riesgos adicionales”.

(*) Con la colaboración de Hernán P. Floríndez, Rosa Laura y Leslie Moreno.


 

Esta investigación forma parte de las publicaciones de la Red de Periodismo de Investigación Estructurado, compuesta por periodistas de IDL-Reporteros, de Perú; La Nación, de Argentina; La Prensa, de Panamá; Armando Info, de Venezuela; Sudestada, de Uruguay.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Viernes 07 de julio, 2017 a las 19:03 | RSS 2.0.
Última actualización el Jueves 24 de agosto, 2017 a las 18:49

Notas relacionadas

11 comentarios

  1. Carlos Hernández Sardón dice:

    Teniendo en cuenta que ya había antecedentes de riesgos adicionales, que constituirían “riesgos adicionales en construcción”, en el Consorcio para la IIRSA SUR, es evidente que en el contrato de Consorcio para el Consorcio en eléctrico en el 2015 se tenía que haber contemplado el escenario de los riesgos adicionales y la forma de sustentarlos técnicamente.

  2. Julio dice:

    Pero claro, cualquier persona que conoce de contruccion civil en el Peru sabe que en 1979 cuando llego Odebrecht al Peru ya existia una elite de empresarial en el rubro de la ingenieria civil y la construccion que amarraba obras. Esta estaba conformada por Graña & Montero, JJ Calmet, Ungaro & Ungaro, Cosapi y otras contadas mas. Todos los dueños de tales compañias tuvieron una influencia politica tremenda: Ungaro con los milicos de la dictadura, los masones y el aprofujimontesinismo, Calmet con el fujimontesinismo y asi. Se hicieron multimillonarios con obras publicas alrededor de todo el pais inflando sus costos, violando condiciones de los contratos impunemente, sobornado inspectores y autoridades, amarrando licitaciones, repartiendose obras, pagando miserias a sus trabajadores y reciclandose a medida que los gobiernos cambiaban. Ni uno solo se salva. Todos pecaron y en grande.

    Cuando llego Odebrecht de la mano de Morales Bermudez y el apra, la situacion cambio. Se tuvieron que enfrentar aun grande con mayor experiencia y conocimiento, provisto de un capital muy superior y ademas, avalado por la dictadura militar. Sin embargo, aquellos que creen que los dueños e inversores de estas empresas han desaparecido estan equivocados. Se han transformado y sus hijos siguen al mando ya sea de la empresa o del capital activo de esta y se han fusionado entre ellos o abierto a bienes y raices o negocios asi relacionados directamente con lo que originalmente hacian. Y todos siguen mamando de la misma teta hasta el dia de hoy. Sin duda alguna. Busquenlos y veran. Vayan a la municipalidad de Lima, Miraflores, La Molina, Surco y San Isidro para que vean la historia verdadera de lo que viene pasando en el Peru desde antes de 1979. Por ello se insiste en que para encontrar todo el dinero robado y lavado, se debe empezar desde ese punto de quiebre y con esa verdad en mano se podran encontrar y explicar las inmensas riquezas de unos pocos, hecho que salta a la simple vista de cualquier cubero.

    Hay testigos claves de ese pasado y presente. Todos ellos saben verdades que esconden. Ahi hay una historia rica y…sucia por descubrir

  3. Cesar A. Bravo dice:

    otra mas, con mayor detalle, informacion que llega de delaciones de culpables de sobornos y robos de dinero al erario nacional Peruano. la ciudadania con un minimo de razon y sentido comun, debe entender que estas son pruebas suficientes para forzar a los implicados dentro del Peru, a su inclusion en la denuncia popular de estafa, peculado, concusion, hecho efectuados con sanha, alevosia y ventaja…Lo que esperamos es la accion energica del Ministerio Publico y Poder Judicial Peruano contra peruanos y extranjeros que resulten responsables de estos delitos.

  4. leoncio dice:

    ¿Que dice el Fiscal de la Nacion? ¿Tambien es complice de las “omisiones” de sus fiscales?

  5. Cecco dice:

    Esas cosas que dice nuestra fauna políticuchera.

    Nos invitan a pasar la página como si se tratara de resolver una pelea de alcoba o entre niños. Que dejemos los rencores como si se tratara de ofensas cualquiera o si realmente se hubieran disculpado por cometerlas. Que le abramos la puerta a la reconciliación. Que no vivamos en el pasado. Que el asalto al erario público durante décadas ya fue, que nos olvidemos. Que si se caen o desmoronan los puentes y las carreteras sobrepreciados es normal y a gastar de nuevo se ha dicho, para construirlos igual de mal otra vez.

    En un futuro, no sé si cercano o lejano, cuando se recapitule sobre este mandato fallido, catastrófico, delirante de un hombre que prometió ser un salvador y terminó convertido en un sepulturero y ladrón, en ese futuro hipotético no solo se podrá saber toda la verdad que hasta hoy se ha encubierto, como por ejemplo, a cuánto ascendió la cuenta total del megaescándalo de Lava Jato desde 1979 y quienes fueron los principables culpables, así como sus cómplices, escuderos judiciales, testaferros y lavanderos del dinero para que al menos la misma historia no se vuelva a repetir. Porque eso de recuperar todo el botín robado, con el estado actual del Poder Judicial y la Fiscalía, más parece un sueño de muñecas.

    Enseriemos el debate. El país podría gozar de una experiencia común en democracias más estables, pero que entre nosotros aún es desconocida. Que la contienda sea para discutir la renovación de la dirección política del Estado en la base de una lucha anticorrupción firme, seria, eficaz, respaldada con suficientes fondos, transparente, veraz, disuasiva y con efecto inmediato, profundo y permanente.

    Si PPK y Keiko no tienen ningún esqueleto que esconder, como lo aseguran, este tema no debería representar problema alguno y ser primordial.

  6. Julio abad dice:

    De todos estos contratistas , el peor fue Jorge Camet , de JJ Camet ing.SA , durante los 10 años de fujimori , al ser ministro de economia , no podia figurar , ni el ni su empresa , para lo cual se convirtio en el principal sub contratista de todas las obras importantes , ya que garantizaba cualquier arreglo o adenda con el estado , facturo en el año 98 , la friolera de 80 millones de dolares , cuando el pais estaba paralizado , siempre de la mano de Odebrech y Graña o Cosapi , y cuando llego Toledo siguio siendo subcontratista , ya con Garcia sacaron la careta , y blanquearon sus resultados , dejando de ser subcontratistas , y convirtiendose en socios de cada gran obra , con el dinero robado por tantos años , ya es hora que se desenmascare a esta joyita y familia socio de Graña y odebrech!!!

  7. Paco Arriaga dice:

    Mafiosos fueron y todavia son todos estos empresarios de la construction nacional. Ninguno de salva. Pero nada se va a saber a ciencia cierta hasta que se investigue el caso y se ate a Lava Jato desde 1979. Le duela a quien le duela, caiga quien caiga, sea quien fuere. Por eso hay que ir a los registros historicos de Lima Metropolitana y los distritos de Miraflores, San Isidro, Surco y La Molina para ver como se aconcedieron las licitaciones, quienes formaron esa argolla, cuanto se pagaron y de ahi analizar la diferencia cuando entraron las empresas brasileñas y españolas de construccion a tallar y que paso. No es tanto trabajo como parece. Ademas que todo esta registrado con cifras oficiales y documentacion fehaciente. Y de ahi hay que concentrarse en las obras publicas grandes fuera de Lima. Los millones de dolares fueron y vinieron por decadas.

    Follow the money, como dicen los gringos, y asi hallaran todas las respuestas a los vacios.

  8. Farid dice:

    Parece que el aproalanismo, de tanto complotar e intrigar como modus vivendi y operandi y enfocarse en quedar impune de sus crimenes relacionados al caso Lava Jato desde 1979, se descuido durante su reciente eleccion interna y lo madrugaron.

    Salio quien no debia salir elegido como secretario general del partido: Elias Rodriguez Zavaleta, con cuya eleccion se genera un cambio generacional pero no un cambio de la corrupcion hacia la honestidad pues este congresista tiene un historial de inmoralidad bastante extenso para ser tan joven.

    Como si esto ya no hubiera sido suficiente para demostrar una vez mas que un recambio era necesario, Jorge del Castillo dirigio otra vez un acto de venganza muy a su estilo, haciendo acusaciones graves sin sustento que lo dejan tanto a el, como a su patron, Alan Garcia, y su partido peor parados de lo que ya estaban. Meter al conocido clan de los Sanchez Paredes en la mezcolanza fue un tiro demasiado rastrero que le salio por la culata pues ha revivido la sospecha de que el partido ha mantenido un nexo directo no solo con esa mafia de trujillanos por años, sino con el narcotrafico en general. Vienen a la mente la venta de la camioneta 4×4 por parte de Alan Garcia a Oscar Sanchez Paredes en el 2003, un hecho comprobado con documentos notarizados. Asi como tambien el caso Villa Coca con el trujillano Carlos Langberg, quien tuvo influencia hasta con Haya de la Torre. Seguimos con el caso de Christian Motte Ramirez Gaston, hijo del militante aprista y trujillano Carlos Mottre Piccone, socio de Romulo Alegria (tambien trujillano), a su vez padre de la congresista Luciana Leon. Motte se fugo de prision tras haber sido condenado por tener mas de 400 kilos de coca en su posesion gracias a la mano negra del vocal aprista Cesar Vega Vega, en ese momento presidente de la Corte Superior de Justicia. Finalmente, hay quienes todavia no descartan un lazo entre el narcocapo Gerald Oropeza y el apra, desde antes del asesinato de su padre, otro activo militante y donante aprista.

  9. Pichón dice:

    Mauricio Mulder dice que Jorge del Castillo no sabe perder. A mi me parece que, mas bien, el apra no sabe ganar sin la malisima costumbre de intentar amarrar una eleccion, como sucedio por enesima vez en la ultima votacion (solo que esta vez el ganador fue inesperado).

    Mas, queda claro que el hecho es que el apra tampoco sabe elegir a candidatos con una reputacion de integridad intachable, profesionales de envergadura y poseedores de una capacidad de liderazgo comprobada. Con esos requisitos al nivel mas basico como elemental, ningun candidato cumplia. Ni siquiera el mismo Mulder quien cuando le conviene encubre graves delitos de corrupcion en contra del Estado o dice que va por la renovacion de su partido apoyando a un candidato que recibe dadivas del narcoclan Sanchez Paredes y mintio al Congreso en su hoja de vida.

    El apra no entiende todavia. No ha aprendido su leccion.

    Su endemica corrupcion sera el lecho de su sepultura.

  10. El César dice:

    A los brasileños, queda clarisimo, no les tiembla la mano. Lula adentro. Odebrecht adentro. Dilma perdio la presideincia y va en camino. Temer tambien va en camino. Y asi hay varios ejemplos de poderosos y ricos que no solo han sido condenados severa y ejemplarmente, sino que han sido obligados a devolver su botin robado. Uno de los cargos por los que Lula fue condenado fue corrupcion pasiva; o sea, vio los robos, supo de ellos, conocio a los rateros, fue testigo de desarreglos y, pese a todo ello, como presidente no protegio el erario publico y los intereses del Estado. UUUUUUUYYYYYYYYUUUUUUUUYYYYYYYYUUUUUUUUUUYYYYYYYYYYYYY, carajo, si eso se hiciera en el Peru… Ademas de que Cardoso, Collor de Melo, Rousseff y Temer estan siendo investigados eficazmente; es decri, jueces han comenzado cuando todo se inicio y no solo desde 2004. Muy por el contario, aqui en el Peru, Alan Garcia y sus 40 ladrones y la cleptofamilia Fujimori, vuelan como palomas blancas a sus anchas.

    El ex presidente de Brasil Lula de Silva fue condenado hoy a 9 años y medio de prisión por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero. La condena fue firmada por el juez de primera instancia Sergio Moro, quien lidera las investigaciones del caso Lava Jato. Es la primera vez en la historia de Brasil que un ex presidente es condenado por cargos de corrupción. Da Silva, de 71 años, es acusado de recibir sobornos de la constructora OAS, empresa involucrada en el mega caso de corrupción Lava Jato, como Odebrecht. Entre los beneficios que el ex mandatario habría recibido de OAS, que es la razón principal por la que fue condenado, está un triplex en el balneario de Guarujá en Sao Paulo, informó el medio brasileño Veja, el cual la constructora le habría dado a cambio de sus “favores”. Da Silva siempre ha manifestado que dicho inmueble, que está bajo el nombre de OAS, no le pertenece. Sin embargo, esta declaración fue desmentida por el propio presidente de OAS, Leo Pinheiro.

  11. LALO valera dice:

    Extraordinario artículo. De idl. La pregunta del millón es y porque se calla y no publica nada el ” comercio ” por ello es muy importante el no a la concentración.
    Por otro lado y el periodismo de investigación?
    O acaso fueron y/o son parte de? Y que dice a todo esto el concejo De la prensa peruana? Y que del colegio de periodistas. Y los otros gremios.
    Increible

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document