El País, España

Los pensionistas de Perú reciben hasta el 50% menos de lo que aportaron

El diario El País de España publicó hoy una nota que recogió las principales revelaciones y repercusiones de la investigación de IDL-R sobre el cálculo de las pensiones, Fondos sin retorno. A continuación el despacho publicado en El País.

(Fuente: La República).

(Fuente: La República).

Por Jacqueline Fowks.-

En Perú, la edad de jubilación es 65 años. A lo largo de su vida laboral, los trabajadores pueden decidir si aportar para su jubilación al sistema estatal (Oficina de Normalización Previsional) o al privado, que promete rentabilidad de sus fondos porque los invierte en negocios. De los 30,5 millones de peruanos, 5.000.000 aportan al sistema privado de pensiones de cara a su jubilación, pero ahora un reportaje ha desvelado que eso no garantiza un retiro tranquilo. La revelación de que entre un 20% y un 50% de los aportes que los trabajadores realizan nunca llegan a ser recibidos por los jubilados, ha despertado en Perú un debate sobre la transparencia y los criterios de pago del sistema privado de pensiones.

Tal ha sido el revuelo que ha despertado la investigación de IDL-Reporteros que el martes el ministro de Economía, Luis Castilla, dejó su conocido silencio frente a las críticas para reconocer que “siempre se puede ir perfeccionando el sistema público y el sistema privado de pensiones”.

El modelo peruano fue importado de Chile en la década de los 90. En él, la renta programada para las jubilaciones es administrada por las empresas privadas de fondos de pensiones, y la renta vitalicia es vendida a una compañía de seguros.

La investigación de IDL-Reporteros hizo cálculos con un monto de 600 dólares como el primer pago mensual al inicio de la jubilación. Y, usando las tablas de criterios de pago, descubrió que, cinco años después, la pensión mensual disminuye en 30 dólares, y diez años después, se reduce en 90 dólares. Todo ello contra la lógica de que, a mayor edad, las personas requieren más dinero para gastos en salud.

"Las administradoras privadas retienen un monto para entregarlo a los herederos legales, incluso en el caso de trabajadores sin hijos ni cónyuge".

El reportaje desvela que las administradoras de fondos de pensiones retienen una cantidad de dinero que puede llegar incluso a la mitad de los aportes totales, alegando que deben reservar un monto para los beneficiarios del jubilado una vez fallecido y para los gastos de sepelio.

Sin embargo, la investigación demostró que, incluso en el caso de trabajadores sin hijos, cónyuge o conviviente, ni padres económicamente dependientes, las administradoras privadas retienen un monto con el fin de entregarlo a los herederos legales.

“Esta práctica va en contra de la lógica de la seguridad social, pues un hermano o sobrino del jubilado pueden ser herederos legales y ellos no son sus dependientes o beneficiarios”, explicó a EL PAÍS la periodista Luisa García Téllez, autora del reportaje.

Según el congresista Víctor Andrés García Belaúnde, citado en la investigación, en noviembre pidió a la Superintendencia de Banca y Seguros y AFP -que regula la actividad del sistema privado de pensiones- la fórmula con la cual calculan el pago mensual de los pensionistas, pero no obtuvo respuesta. “Se guarda bajo mil llaves. Es una fórmula parecida a la Coca-Cola, nadie la conoce”, comentó. En enero y abril insistió en la petición y solo ante la inminencia de una denuncia constitucional obtuvo una respuesta. “Nos han dado una serie de fotocopias que nadie entiende”, añadió.

Las críticas a la falta de transparencia en las fórmulas del sistema privado de pensiones han sido contrarrestadas por el ministro de Economía, quien ha asegurado que “mientras esté viva la persona, puede llevarse todos los recursos que acumula”.

El ministro Castilla sostuvo que “es falso que un 25% de los recursos” no vayan a ser recibidos por el pensionista. Horas después, la publicación respondió al ministro de Economía y argumentó que el funcionario contradecía la posición de la Superintendencia de Banca y Seguros, que dio por correcta la revelación del reportaje. “El sistema está diseñado para que el dinero ahorrado no sea utilizado íntegramente por el aportante”, precisó la publicación de periodismo de investigación.

El reportaje ha desencadenado una ola de reacciones. La mayoría de medios de Lima, líderes de opinión, economistas y congresistas, exigen que los criterios de pago de las pensiones no solo sean transparentes, sino en beneficio de los jubilados. En este clima de controversia empieza este jueves en Cusco, al sur de Perú, el XII Seminario de la Federación Internacional de Administradoras de Fondos de Pensiones♦

Publicado el miércoles 14 de mayo, 2014 a las 19:49 | RSS 2.0.
Última actualización el lunes 08 de septiembre, 2014 a las 16:49

Notas relacionadas

3 comentarios

  1. Javier dice:

    Soy un profesional que trabaja en el Perú. El reporte recoge algunas impresiones del apogeo de las AFP instaladas en el Perú. En el reportaje aún falta aclarar que los trabajadores no podemos decidir libremente por el sistema estatal (ONP). En realidad no tenemos alternativa de elección sino mas bien una camisa de fuerza que si o si debemos ingresar al sistema privado de pensiones.
    La única elección que nos queda es decidir por la empresa privada que manejará nuestros fondos. Es la herencia que dejó el presidente Japonés Alberto Fujimori.

  2. Goody Mansilla. dice:

    El sistema de AFPs en el Perú ha sido diseñado para aquellos trabajadores que tienen aportes altos a las mismas, pero qué de aquellos que durante gran parte de su vida laboral únicamente pueden aportar sobre la base del exiguo sueldo mínimo. Asimismo se debe informar que la modalidad de Retiro Programado únicamente concede pensión mientras hay dinero en el fondo y que esta se re calcula anualmente según lo que va restando de los pagos efectuados hasta que se extingue y ya no hay más pensión.

  3. Edgar Mosqueira dice:

    La alternativa de devolver el 100% a los afiliados cuya futura pension no alcance una RMV (750.00) es la mas justa, etica y social, porque permitiría a los afiliados contar con un capital de trabajo para emprender negocios que de lejos serán superiores a las viles e infames pensiones que pagan las AFPS

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document