Panama Papers en Perú y Panamá

Caso Lava Jato

Las offshore de Odebrecht y sus operadores

Foto
A fines del mes pasado, Odebrecht anunció que buscaría llegar a un acuerdo de colaboración con la Procuraduría brasileña. (Foto: Estadao)

La presente entrega de esta investigación se ha realizado en colaboración de IDL-Reporteros con el diario La Prensa en Panamá. Ambos medios analizaron en conjunto los documentos relacionados con el caso Lava Jato que figuran en la base de datos de la firma panameña Mossack Fonseca, obtenida por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y entregada al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) como parte de la investigación global Panama Papers.

Este es el link a la publicación aparecida en La Prensa, de Panamá.

 

Por Romina Mella.-

En el curso las investigaciones del caso Lava Jato en Brasil, la Policía Federal y los procuradores del equipo de Fuerza de Tarea han probado que Odebrecht montó un sofisticado sistema internacional de lavado de dinero que le permitió sobornar clandestinamente durante años a políticos y funcionarios públicos de Brasil y de otros países de Latinoamérica. Un mecanismo complejo que comprendió varios niveles de lavado para ocultar el rastro del dinero, en el que intervinieron ejecutivos de la compañía, traficantes de divisas (doleiros), operadores financieros y testaferros.

Las coimas, casi todas millonarias, pasaron de las compañías del Grupo Odebrecht a sus sociedades offshore y de ahí a ‘cuentas vinculadas’ creadas a nombre de otras sociedades de gaveta, antes de llegar a las que pertenecían a los funcionarios y  políticos corrompidos.

A lo largo de las 27 fases de la operación Lava Jato, los fiscales que integran el equipo de Fuerza de Tarea han identificado las responsabilidades de varios funcionarios de Odebrecht en las tres capas de lavado de dinero del sistema que montaron, a los doleiros y operadores financieros; así como algunas de las sociedades offshore por las que viajaron los millones de dólares de coimas.

En marzo pasado, Marcelo Odebrecht fue condenado a 19 años de prisión por los delitos de corrupción, lavado de dinero y asociación criminal. (Foto: La Nación)

En marzo pasado, Marcelo Odebrecht fue condenado a 19 años de prisión por los delitos de corrupción, lavado de dinero y asociación criminal. (Foto: La Nación)

 

Dentro de ese complejo entramado financiero desataca la offshore Constructora Internacional del Sur, constituida en Panamá en 2006. Tuvo entre sus miembros al primo del ahora ex presidente panameño Ricardo Martinelli, Francisco Martinelli, que actuó como agente residente de la offshore desde 2009 y se mantuvo hasta la disolución de la compañía, en agosto de 2014, cuando la investigación del caso Lava Jato arrojaba ya resultados que comprometían a Odebrecht. (Ver: Cómo Odebrecht lavó sobornos)

Constructora Internacional del Sur, en una cuenta que tuvo en el Multicredit Bank, de Panamá, recibió depósitos desde tres offshores de Odebrecht (Smith & Nash Engineering, Golac y Rodira) por cerca de 50 millones de dólares. Tres millones fueron utilizados para pagar sobornos -a través de 16 operaciones financieras- a los ex altos funcionarios de Petrobras Paulo Roberto Costa, Renato Duque y Pedro Barusco.

Como resultado de la 23 fase de la Operación Lava Jato -denominada Acarajé-, acaecida el 22 de febrero pasado, se conoció que Fernando Migliaccio Da Silva, ahora ex ejecutivo de Odebrecht, controló depósitos de dinero en cuentas suizas en los bancos PKB PrivateBank, Banque Audi y Barclays Bank; y que en Panamá manejó una de las cuentas bancarias de Constructora Internacional del Sur en Credicorp Bank.

Entre las varias transferencias en las que Migliaccio intervino, figura una de 5 millones de dólares desde la cuenta de Constructora Internacional del Sur (Nº 4010177279, del Credicorp Bank) a una cuenta de la offshore Vivosant, en el banco asiático Bank Pictet & Cie. El comprobante de la operación financiera figura en un mensaje electrónico generado desde la dirección brscanner@odebrecht.com, dirigido a Migliaccio el 23 de setiembre de 2010.

Transferencia bancaria a la cuenta de la offshore Constructora Internacional del Sur, en el Credicorp Bank de Panamá

Transferencia bancaria a la cuenta de Constructora Internacional del Sur, en el Credicorp Bank de Panamá.

 

Migliaccio también intervino en los movimientos bancarios a través de la offshore Klienfeld Services Ltd -según las autoridades brasileñas- para el pago de un soborno al ex-secretario de Transportes de Argentina, Ricardo Raúl Jaime, en relación al contrato adjudicado a Odebrecht para el “soterramiento del Ferrocarril Sarmiento” valorizado en 3 mil millones de dólares.

El ex ejecutivo de Odebrecht está vinculado con un operador financiero: el empresario brasileño Olivio Rodrigues Júnior.

Rodrigues fue el beneficiario final de una cuenta bancaria de Constructora Internacional del Sur en el Multicredit Bank, de Panamá. A través de esa cuenta se hicieron transferencias internacionales que tenían como destino Perú, Hong Kong, Shanghai, Andorra, Caimán, entre otros lugares. Esta cuenta era desconocida hasta ahora por las autoridades brasileñas.

Olivio Rodrigues fue, además, director de Graco Corretora de Cambio, una compañía que recibió dinero de Odebrecht y de empresas utilizadas por los doleiros Leonardo Meirelles y Alberto Youssef, entre otras cosas para recibir remesas ilícitas del extranjero, mediante operaciones de ‘dólar cabo’.

Copia del pasaporte de Olivio Rodrigues.

Copia del pasaporte del empresario brasileño Olivio Rodrigues Júnior.

 

También recibió dinero de Odebrecht a través de otra de sus empresas: JR Graco Assessoria y Consultoria Financiera LTDA, de la que se hizo socio luego que vendiera Graco Corretora de Cambio. En total recibió el valor de un millón de reales en 2007.

No solo eso. Rodrigues fue socio de otro ejecutivo de Odebrecht, Luiz Eduardo da Rocha Soares, en una firma llamada Payscout Assessoria Comercial Ltda.

Según los registros de la firma Mossack Fonseca, ambos personajes están relacionados con dos sociedades offshore hasta ahora desconocidas para los investigadores de la Fuerza de Tarea de Brasil: Davos Holding Group y Salmet Trade Corp, que fueron compradas en 2006 por un intermediario uruguayo, Belhot-Gonzalez Lerena, Asesores Legales y Financieros.

La primera estuvo controlada por Luiz Eduardo da Rocha y la segunda por Olivio Rodrigues. A fines de junio de 2006 -pocos días después de que les fueran conferidos poderes generales a ambos- la oficina uruguaya de Mossack Fonseca recibió documentos firmados por Rocha para abrir una cuenta en el PKB Privatbank AG, en Suiza, a nombre de Davos Holding Group; y por Rodrigues para abrir otra en el mismo banco para Salmet Trade Corp.

Olivio Rodrigues es beneficiario de la cuenta de Salmet Trade Corp by IDL_Reporteros

Rocha y Rodrigues registran nueve viajes juntos a Montevideo, Miami y Panamá, entre 2009 y 2014. Llama la atención el viaje a Panamá, del 5 de noviembre de 2014, con fecha de retorno 13 días después, si se tiene en cuenta que en esa época las investigaciones del caso Lava Jato ya habían puesto al descubierto las operaciones financieras de algunas offshore de Odebrecht.

Luiz Eduardo da Rocha viajó, pero sin Olivio Rodrigues, otras 23 veces a la ciudad de Panamá y 10 veces a Montevideo. En dos de los viajes con destino Panamá, estuvo acompañado de otro ejecutivo de Odebrecht, Hilberto Mascarenhas Alves Silva Filho, quien tenía pleno conocimiento de las offshore que Odebrecht mantenía oculta, según las autoridades brasileñas.

En otra ocasión Luiz Eduardo da Rocha, Olivio Rodrigues y Fernando Migliaccio viajaron juntos a Montevideo en la misma aeronave (PU225), el 15 de marzo de 2010.

Según las autoridades brasileñas, es posible que Olivio Rodrigues también haya manejado las offshore Klienfeld Services e Innovation Research and Engineering Ltd, utilizadas para canalizar pagos de coimas a funcionarios de Petrobras en el extranjero. De hecho, su hermano Marcelo ha sido identificado como la persona que intervino -junto con Migliaccio- en la suscripción de un contrato ficticio entre Klienfeld Services y Shellbil Finance SA, para transferir al menos 3 millones de dólares de parte de  Odebrecht al publicista Joao Santana y a su esposa, Mónica Cunha Moura.

El publicista Joao Santana, arrestado en febrero pasado. (Foto: AFP/La Prensa)

El publicista Joao Santana fue arrestado en febrero pasado en Sao Paulo. (Foto: AFP/La Prensa)

 

De acuerdo al análisis de los mensajes del celular de Marcelo Odebrecht, ahora ex presidente de Odebrecht, las autoridades brasileñas consideran que es posible concluir que “el presidente del Grupo Odebrecht tenía control sobre la transferencia de recursos al exterior para Joao Santana”.

Con la liberación de los más de 11 millones de documentos de la firma panameña Mossack Fonseca, considerada una de las cinco mayores proveedoras de compañías offshore en todo el mundo, la información que emerge sobre sus clientes, los beneficiarios finales, cuentas bancarias en paraísos fiscales y sus movimientos financieros; permite conocer en detalle la forma en que algunos de los implicados en el caso Lava Jato, en Latinoamérica, lavaron el dinero producto del robo de recursos públicos y sobornos a través de sociedades de gaveta.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Miércoles 06 de abril, 2016 a las 8:04 | RSS 2.0.
Última actualización el Jueves 24 de agosto, 2017 a las 19:28

Notas relacionadas

Un comentario

  1. Aracelli dice:

    Excelente, felicitaciones!!!

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document