Estudio de abogados

Transportes Don Reyna no fue la única empresa vinculada con Luis Nava Guibert que trabajó para Odebrecht. El 2006, muy poco antes del inicio del gobierno aprista, la transnacional brasileña contrató los servicios del estudio Nava & Huesa Abogados.

Nava Guibert había fundado el estudio pocos años antes, en 2003, en sociedad con los abogados apristas Genaro Vélez – uno de los defensores de Alan García en los casos de ‘El Frontón’, ‘Accomarca’ y ‘Cayara’, y asesor legal del ex presidente durante las investigaciones de la Megacomisión–; y Néstor Walqui, un veterano y activo militante aprista. Llevó el nombre de Nava, Walqui & Vélez Abogados y Asociados.

Luis Nava Guibert. (Foto: Andina)

Luis Nava Guibert, ex secretario general de la presidencia de la República. (Foto: Andina)

 

En 2004, Nava Guibert transfirió su participación a su hijo Luis, quien se convirtió en el accionista mayoritario. Los dos socios originales fueron reemplazados por Jean Pierre Nava Mendiola, otro de los hijos de Nava Guibert, y por el abogado Alberto Huesa Panizo, quien –como se ha visto– es a la vez socio de los Nava en la empresa de transportes y socio de Alan García en la Asociación Democracia Social. Ahí cambió el nombre del estudio a Nava & Huesa Abogados.

Dos años después, el 2006, con Luis Nava Guibert ya en Palacio, en ejercicio de su cargo de secretario general de la Presidencia de la República, el estudio Nava & Huesa experimentó, pese a su corta trayectoria, un despegue económico.

Ese año, Nava & Huesa Abogados tuvo ventas anuales por 896 mil 586 soles. Al año siguiente, 2007, las ventas [es decir, el monto total declarado por el pago de los clientes] crecieron por encima del 45 por ciento. Y en el 2010 sus ingresos fueron casi el doble que los del 2006. En ese lapso, el estudio patrocinó a 69 empresas, de las cuales 44 tuvieron una relación contractual con el Estado, principalmente en los sectores de construcción, pesca, bancos y seguros.

Una de esas compañías fue precisamente Odebrecht Perú Ingeniería y Construcción –parte del holding empresarial de Odebrecht–, que durante el gobierno de García obtuvo contratos por un monto total de 170 millones 179 mil 296 soles, de acuerdo con cifras del ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El patrocinio de Nava & Huesa Abogados a esta empresa coincide en fechas con el inicio del segundo gobierno de Alan García. Según Luis Nava Mendiola, Odebrecht se hizo cliente del estudio tres o cuatro meses antes del 28 de julio. “Con ellos estuvimos entre 6 y 7 meses”, indicó a IDL-R, en una entrevista que tuvo lugar en su estudio de abogados.

-¿En qué consistió la asesoría?

-Eso no te lo podría decir.

-¿Cómo llega a ustedes la compañía [para que los asesoren]?

Yo en el 2004 asesoré a otra empresa [Constructora Upacá] que tenía una acreencia respecto de Odebrecht y lo que se logró con esta empresa era cobrar […].Supongo yo que Odebrecht se habrá dado cuenta de que hacíamos un buen servicio.

Según documentación enviada por Odebrecht a IDL-R, la relación cliente-estudio se inició en abril del 2006 y se prolongó hasta diciembre de ese año. “Nos brindaban servicios jurídicos de manera integral y permanente, asesorándonos en materia civil, laboral y penal  […]. Específicamente atendían requerimientos de acuerdo a las necesidades que se presentaban en la empresa”, refiere la carta, que en su momento fue remitida a la Megacomisión, encargada de investigar los presuntos casos de corrupción durante el segundo gobierno aprista.

Según documentación de la propia Odebrecht, los pagos se hicieron a partir del 19 de julio del 2006 hasta diciembre de ese año.

Estos hechos fueron investigados por la Megacomisión. En la sesión del 30 de octubre del 2013, el ex presidente Alan García fue interrogado sobre el patrocinio a esta empresa por parte del estudio vinculado a su ex secretario general y socio. “(…) No creo que ninguna empresa importante que haya contratado [con el Estado] sea su cliente, y en todo caso no creo que eso sea una ilegalidad”, declaró García.

Alan García en la 'megacomisión'. (Foto: La República)

Ex mandatario Alan García en la Megacomisión. (Foto: La República)

 

Semanas después de la presentación del ex mandatario en el Congreso, ante la Megacomisión, los miembros de esta escucharon un argumento parecido del propio accionista mayoritario del bufete, Luis Nava Mendiola. “El estudio, a la hora de tomar un cliente, especialmente en el periodo que es materia de investigación [2006-2011], se cuidaba mucho de analizar si ese cliente tenía una relación muy cercana o era un proveedor muy importante del Estado y analizábamos si le brindábamos servicios o no, porque también queríamos evitar justamente esas suspicacias”, declaró Nava Mendiola, en la sesión del martes 19 de noviembre.

Parece que ‘el análisis’ del Estudio fue más flexible que un yogui; puesto que si Odebrecht no le pareció tener una “relación muy cercana” o no ser “un proveedor muy importante”, ¿cómo manejó sus relaciones con sus otros clientes?

Esa historia en ‘El favorito de los bancos’.

(*) Publicada originalmente el 14 de octubre de 2014.

Pages: 1 2

Publicado el domingo 24 de septiembre, 2017 a las 23:22 | RSS 2.0.
Última actualización el lunes 19 de febrero, 2018 a las 6:42

Notas relacionadas

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document