Panama Papers

La offshore del embajador

Foto
Luis Raygada Souza, exembajador de Perú en Venezuela durante este Gobierno, coordinó la creación de una sociedad panameña con la firma legal Mossack Fonseca.

Por Ernesto Cabral y Luisa García.-

“Quiero que mi país tenga como presidente a una persona transparente”, aseguró Luis Raygada hace unas semanas, después de hacer pública una serie de correos suyos con Verónika Mendoza, en los que coordinaba reuniones y actividades con el partido del expresidente Hugo Chávez. Sin embargo, olvidó hacer públicos otros correos en aras de la transparencia: los suyos con Mossack Fonseca.

Luis Raygada Souza fue embajador de Perú en Venezuela durante este Gobierno, y hasta hace unas semanas postulaba al Congreso con el número 12 por el Partido Nacionalista. Su relación con dicha agrupación se remonta a enero de 2006, cuando fundó el Comité de Apoyo del Partido Nacionalista en Venezuela. Tres años después, siempre en Venezuela, Raygada coordinó la creación de una sociedad panameña con la firma legal Mossack Fonseca.

Correo de Luis Raygada al Grupo Eco negociando la compra de acciones en Entelin.

Correo de Luis Raygada al Grupo ECOS negociando la compra de acciones en Entelin.

 

Raygada estudió ingeniería mecánica en la Universidad Metropolitana de Caracas, entre 1979 y 1985. Luego se especializó en la investigación de temas de energía solar térmica. “Yo fundé Entelin en Venezuela en el año 2007”, explicó Raygada en comunicación telefónica con IDL-Reporteros. Esta empresa dedicada al rubro de la energía solar, junto a sus pares en República Dominicana y Perú, pasaron a ser administradas por Entelin Internacional Holding, la sociedad panameña registrada por Mossack Fonseca.

La sociedad fue constituida el 4 de junio de 2009 bajo el nombre de Entelin International Holding S.A., con Luis Raygada como accionista mayoritario (53.6%) y el resto de las acciones a nombre de ECOS Sustainable Equity Fund Inc (46.4%), una empresa domiciliada en las Islas Caimán, perteneciente al Grupo ECOS, fondo privado de inversiones que administra empresas especializadas en el sector de energía renovable.

Los documentos de Mossack Fonseca revelan que Raygada junto al Grupo ECOS acordaron constituir la “empresa panameña para que actúe como Holding” de Entelin República Dominicana, Entelin Venezuela y Entelin Perú. Según Raygada, era más fácil administrar las tres empresas a través de un solo holding que formar un directorio en cada uno de estos países. “Si había que hacer algún préstamo a alguna de las filiales, se hacía desde la holding”, dijo. En Entelin Perú, Raygada fue nombrado como gerente administrativo en junio de 2008, y designado como apoderado desde setiembre de 2009 hasta febrero de 2012.

Condecoración del Presidente Madura a Luis Raygada. Foto: aporrea.org

Condecoración del Presidente Maduro a Luis Raygada en mayo de 2013. Foto: aporrea.org

 

Tras la designación de Raygada como embajador en octubre de 2011, José Guardiola -actual director financiero del Grupo ECOS- advirtió a Mossack Fonseca que, “esta situación nos mueve a realizar cambios rápidamente” en Entelin Internacional. En noviembre, Raygada no solo dejó la presidencia del directorio de la sociedad panameña, sino que vendió la mayor parte de su accionariado por el monto de 175 mil dólares, pago que recibió a través de la recién creada Allanson Foundation.

Raygada solicitó a Mossack Fonseca la constitución de Allanson Foundation, una fundación panameña de interés privado, dos semanas después de ser nombrado embajador en Caracas. En Panamá, estas fundaciones no están sujetas al pago de impuestos ni obligadas a hacer públicos los nombres de sus beneficiarios. El 20 de octubre de 2011, Allanson Foundation designó como beneficiario principal a Luis Raygada, y a sus tres hijos como beneficiarios secundarios.

Según diferentes correos de la firma legal, el 89% de las acciones quedó en manos de la offshore del Grupo ECOS, el 6% en Tesorería de Entelin Internacional y el 5% bajo posesión de la fundación.

“Decido poner todo mi patrimonio a nombre de esta fundación, que administra mi patrimonio familiar, pero eso no tiene nada que ver con el hecho de haber sido socio de Entelin”, aseguró a IDL-R. Sin embargo, un día antes de que Mossack Fonseca envíe al exembajador los costos de la fundación, Guardiola explicó a la firma legal panameña que Raygada transferiría el remanente de sus acciones “a un vehículo (trust u otra sociedad) a definir por él”.

Raygada asegura que decidió no perder participación en Entelin Internacional porque “sabía que el puesto de embajador era un puesto temporal”, y esto le permitía eventualmente recomprar sus acciones. Durante estas negociaciones, Raygada solicitó que la documentación le sea enviada a una dirección de Caracas, a nombre de “Luis Enrique Raygada Souza-Ferreira, Embajador del Perú en la República Bolivariana de Venezuela”.

¿Cómo funcionaba este esquema empresarial? Una comunicación enviada por Guardiola al correo del embajador Raygada explica una de sus operaciones: Entelin Perú recibía fondos en forma de préstamos de la offshore panameña Entelin Internacional, dinero que a su vez era suministrado por Ecos Sustainable Equity Fund Inc., la sociedad en Islas Caimán del Grupo Ecos.

Gracias a estos fondos, Entelin Perú podía seguir operando en los años que tenía contratos con el Estado peruano. Mientras Raygada fue embajador y tenía participación minoritaria en Entelin Internacional a través de su fundación, Entelin Perú tuvo ocho contratos con el Estado que ascendieron a más de 550 mil soles, según el portal del OSCE. Para el exembajador esta situación no implicó ningún conflicto de interés porque al poseer un porcentaje tan pequeño, él no tenía ningún impacto en las decisiones de la empresa.

Raygada renunció a su cargo diplomático el 8 de mayo de 2013, luego de un enfrentamiento mediático con la comisión de relaciones exteriores del Congreso por su posición favorable al régimen chavista. Cinco días después, Raygada intentó convencer a Guardiola de comprarle acciones de Entelin para encargarse de la empresa, a través de la dirección de correo lraygada@embajadadelperu-venezuela.org, que asegura él mismo creó.

“Tengo acceso actualmente a grandes fabricantes (…) por un lado y a ciertos inversionistas por el otro. Ni contarte de mis relaciones actuales con el Estado que están en máximo punto”, argumentó por correo electrónico. Consultado sobre esta declaración, Raygada aseguró que su “intención era más bien aprovechar esas relaciones para contactar personas” con el gobierno.

Aunque dice que no tenía intención de venderle algo al Estado, el citado correo inicia con la siguiente propuesta de Raygada: “Existen en cartera solamente en el MEM de Perú más de 500 mil sistemas FV a instalarse en los próximos 3 años, unos 80 MW en centrales FV y unos 5 MW en sistemas interconectados. Agarrando solo un 2% de este Project Pipeline tendríamos para recuperar la inversión y producir una ganancia considerable”. Sin embargo, la negativa del Grupo Ecos lo obligó a vender sus últimas acciones en la sociedad panameña -a nombre de Allanson Foundation- en mayo de 2013 por un monto de 7 mil 544 dólares.

Con la colaboración de Hernán P. Floríndez y Valquiria Ramos

Publicado el sábado 16 de abril, 2016 a las 3:36 | RSS 2.0.
Última actualización el miércoles 21 de diciembre, 2016 a las 20:11

Notas relacionadas

Un comentario

  1. Luis Raygada dice:

    Lo que no comentan es que todas mis inversiones, bienes y empresas han sido dclaradas ante el Fisco Peruano, incluyendo la empresa donde fui accionista en Panamá y mi Fundación

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document