Lava Jato

Exclusivo

La confesión de
Miguel Atala

El dinero depositado en la cuenta de la offshore Ammarin Investment INC era en realidad de Alan García, según la dramática confesión de Miguel Atala, el ex vicepresidente de PetroPerú, ante la Fiscalía. Atala reveló haber entregado personalmente al exmandatario un millón 300 mil dólares, en varias armadas de 20 mil o 30 mil dólares.

Foto
Miguel Atala Herrera. (Foto: Grupo El Comercio)

Por Romina Mella y Gustavo Gorriti.-

El viernes 26 de abril pasado, Miguel Atala Herrera confesó a los fiscales del Equipo Especial Lava Jato que actuó como testaferro del expresidente Alan García, para que este reciba un millón 300 mil dólares de Odebrecht, a través de la Banca Privada de Andorra.

Esta confesión ocurrió después de nueve días de su detención preliminar.

De acuerdo con la confesión de Miguel Atala, hacia fines del año 2007, en el contexto de una reunión “social-empresarial”, el entonces secretario de Palacio de Gobierno, Luis Nava Guibert, le preguntó, a solas, si podía ser apoderado de una empresa offshore en Andorra. “Yo le dije con qué finalidad y él me dijo que era para figurar como apoderado de una empresa offshore y su respectiva cuenta, para recibir dinero. Mi pregunta a Luis Nava Guibert fue si el dinero era legal y me contestó en esa oportunidad que sí, tan es así que me indicó en ese momento que las empresas que me van a depositar son empresas que no tienen que ver con el Estado. El señor Luis Nava Guibert no me indicó en ningún momento la cantidad o montos de dinero que iban a ser depositados en dicha cuenta, me dijo que solamente era una cuenta a lo que le dije que proceda”.

 

 

Después de esa reunión, según relató Atala, lo visitó Jorge Barata, entonces superintendente de Odebrecht en el Perú. “Él se presentó a mi casa ubicada en la Avenida Santo Toribio 335, San Isidro. Entiendo que fue de parte del señor Luis Nava Guibert y me confirmó lo relativo a la proposición de Luis Nava Guibert en la reunión social que mencioné, y me dijo que se tenía que abrir una cuenta en un banco y que se tenía que hacer un depósito inicial a la cuenta de dicho banco, ese monto inicial fue de diez mil dólares. Dicha visita fue breve. Tomé nota de lo que me dijo, habiéndome indicado que se trataba de la Banca Privada de Andorra. En buena cuenta me indicó que me estaba recomendando un banco y demás información en general”.

 

La investigación que marcó el punto de quiebre en la resolución del caso.

 

Miguel Atala confirmó que el ejecutivo de la Banca Privada de Andorra designado para hacer los trámites de apertura de cuenta fue Francesc Xavier Pérez. “[…] La persona representante del banco que vino a conocerme fue el señor Francesc Xavier Pérez, a quien contacté o él me contactó, esto no lo recuerdo de manera exacta, indicándome que fue la empresa Odebrecht quien me había recomendado como buen cliente. Incluso para referirme como buen cliente, los de Odebrecht señalaron que como tenía empresas inmobiliarias, yo podía ser un buen cliente para el banco […] Sobre la documentación que firmé, todo el tema documental fue coordinado también con Francesc Xavier Pérez, es probable que todo se haya coordinado por correo electrónico, ya que personalmente solamente lo vi un par de veces”.

Según Atala, durante los meses restantes del 2007 hasta mediados del 2008, no escuchó más detalles sobre la offshore Ammarin Investment, que abrió en la Banca Privada de Andorra.

No fue sino hasta setiembre de 2008, según Atala, que las cosas se tornaron distintas. “Formé parte de una misión de empresarios peruanos para visitar la ciudad de Sao Paulo, concretamente a la FIESP, a fin de realizar una exposición […] es allí donde el grupo de la misión de empresarios coincidió con la misión oficial del entonces Presidente de la República, el señor Alan García Pérez […] Tal evento también contó con la visita del entonces Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. Ambos presidentes tuvieron un discurso en dicha feria. En ese contexto es que me encuentro con Luis Nava Guibert, y en un momento a solas me indicó que el dinero de la cuenta offshore de la que me había solicitado sea apoderado, tiempo atrás, era en realidad del señor Alan García Pérez, a lo que sencillamente asentí”.

 

 

“Hasta ese momento yo sabía que en dicha cuenta existía a esa fecha un monto aproximado de 1 millón 312 mil dólares americanos, y también ya conocía qué empresas habían realizado dicho depósito, ya que en diversas ocasiones pude verificar los estados de dicha cuenta, habiendo advertido hasta ese entonces que existían unas cinco o seis entradas de dinero a esa cuenta, por el monto aproximado que acabo de indicar (…)”.

Atala precisó que “inicialmente cuando Luis Nava Guibert me pide que sea apoderado de una cuenta offshore en la Banca Privada de Andorra, en el año 2007, acepté de buena fe porque Luis Nava Guibert y yo teníamos una buena relación desde aproximadamente el año 2001, a quien conocí por medio de un amigo de juventud llamado Óscar Morales, no recuerdo su otro apellido, pero fue un abogado laboralista del sindicato de nuestra fábrica familiar, que en ese entonces se llamaba CITSA; motivo por el cual confiaba en la honestidad de Luis Nava”.

“En ese sentido, en un primer momento me imaginé que me estaba pidiendo ese favor de ser apoderado de una cuenta porque quería recibir dinero de pagos de consultorías y que no querían que figuren formalmente como su ingreso propio. Como ya lo indiqué, es recién en el año 2008 que tomo conocimiento que el beneficiario real del dinero era el señor Alan García Pérez por referencia del mismo Luis Nava Guibert […]”.

 

Luis Nava Guibert y Alan García. (Foto: Andina)

 

En una declaración de ayer lunes 29 de abril, Miguel Atala dio más detalles sobre el encuentro en Brasil con Luis Nava, y cómo le entregó luego el dinero a Alan García.

“En setiembre del año 2008, en la reunión empresarial de los empresarios peruanos y empresarios brasileños, realizada en la ciudada de Sao Paulo, Brasil, entre los 18 al 20 de setiembre del 2008, en el local de la FIESP, es donde tomo conocimiento por intermedio de Luis José Nava Guibert, que el dinero que estaba depositado en la cuenta de la sociedad offshore Ammarin Investment INC, que era de mi titularidad, por el monto de US$ 1,312,000, era del presidente Alan García Pérez”.

 

 

“El día 17 de setiembre del 2008 yo llegué a Sao Paulo con una delegación de empresarios, éramos aproximadamente 60 personas, nos hospedamos en un mismo hotel. Al día siguiente, el 18 de setiembre de 2008, asistimos al local FIESP en donde interactuamos con los empresarios brasileños, habíamos trabajado todo el día, es en esas circunstancias que en horas de la noche llegó a dicho local la delegación gubernamental del Estado peruano, encabezada por el expresidente de la República, Alan García Pérez, el señor Luis José Nava Guibert, como secretario general de la Presidencia, entre otros funcionarios como ministros de estado”.

“[…] Es aquí cuando Luis Nava Guibert se me acercó y tuvimos una breve conversación en la cual me dijo que el dinero depositado en la cuenta de la sociedad offshore Ammarin Investment INC, por el monto de US$ 1,312,000, era del presidente Alan García Pérez. Yo me di por enterado de ello en ese momento, no me dio mayores explicaciones sobre el por qué me decía ello en ese momento, a mi tampoco me dio el tiempo para hacerle las preguntas al respecto”.

De acuerdo con Miguel Atala, Alan García lo contactó en el segundo semestre de 2010. “Me llamó a mi teléfono celular el expresidente Alan García Pérez, mi número era 998134746, no recuerdo de qué número me llamó, y me dijo que lo vaya a visitar a Palacio de Gobierno. Llegué a Palacio de Gobierno en mi vehículo, me anuncié e ingresé por la puerta conocida como Desamparados. Me anuncié que venía a visitar al expresidente Alan García Pérez, y me hicieron pasar, y fui atendido por Luis Nava Guibert, quien me lleva ante el presidente Alan García Pérez. Yo estuve solo ese día. Luego cuando me encontré con el expresidente Alan García Pérez, el señor Luis Nava Guibert nos dejó solos y nos tomamos un café”.

 

 

“En esas circunstancias me manifestó que el dinero que tenía yo en la cuenta de [la] sociedad offshore Ammarin Investment INC era dinero suyo, y que por favor le lleve dicho dinero de forma progresiva, así que luego de esa reunión empecé a llevarle el dinero al expresidente Alan García Pérez. La primera vez en un monto aproximado de US$ 20,000.00 a US$ 30,000.00 dólares, y así de forma progresiva iba llevándole dinero al expresidente Alan García Pérez. Cada vez que necesitaba dinero me llamaba por teléfono previamente y me citaba a diversos lugares, le he entregado dinero en diversas ocasiones y lugares como en Palacio de Gobierno, en su domicilio que primero quedaba en la urbanización Las Casuarinas en Surco y luego en su domicilio ubicado en Miraflores, al Instituto de Gobierno de la Universidad San Martin de Porres, entre otros lugares”.

Según Atala, las entregas de dinero a García fueron entre 2010 y 2018, de forma progresiva, hasta completar la cantidad de dinero que fue depositada en la offshore Ammarin Investment INC. “Yo le entregaba dinero que tenía de mis negocios personales, los cuales eran compensados con los activos que me habían depositado previamente en la cuenta bancaria de Ammarin Investment INC en la Banca Privada de Andorra, siendo que estos dineros de la BPA, antes de llegar a mi persona, habían sido depositados en una cuenta de mi titularidad del Banco Scotiabank Sucursal Panamá, luego de lo cual ese dinero fue transferido a propia cuenta bancaria en Lima”.

 

 

Hacia el final de su declaración, Atala indicó al fiscal a cargo del interrogatorio que estaba “declarando con la verdad respecto a la forma como sucedieron los hechos que se vienen investigando” y manifestó su temor por que le pueda pasar algo a él o a su familia, debido a que tiene “conocimiento que existe un grupo radical en el interior de Partido Aprista Peruano, y que son conocidos como la “Fuerza de Choque””.

 

 

Publicado el martes 30 de abril, 2019 a las 8:53 | RSS 2.0.
Última actualización el jueves 16 de mayo, 2019 a las 16:27

Notas relacionadas

3 comentarios

  1. PEDRO RODRIGO TAFUR CHAPOÑAN dice:

    Si Atala y su hijo tenian miedo, yo los hubiera mandado a la base naval. ¿Volvera el hijo de Nava?.
    En cuanto al congreso, esperaran hasta el ultimo año que el presidente no puede cerrarlo para que fujiaprismo haga el «trabajo» sucio

  2. Luis Campos Camino dice:

    Ahora es necesario la informacion desde Brasil de los corruptos del congreso, miembros de partidos politicos y autoridades locales

  3. Armando Daniel dice:

    Consuelo Rojas Saavedra, fue secretaria por mas de 15 años del prófugo Hinostroza. Es necesario que el Ministerio Público la investigue.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document