‘Fue una vergüenza’

El caso del desfile de los tanques chinos

Foto
8 de diciembre de 2009. Cinco tanques MBT-2000, fabricados por la empresa Norinco, desfilan en la Parada Militar, en el Campo de Marte (Foto: La República).

Por Romina Mella.-

Se vuelve a hablar en estos días de compra de tanques, después de un año de abochornado silencio. La discusión ahora incorpora a vendedores de vehículos usados. ¿Comprar tanques de segunda pero baratos en España? ¿O los siempre mencionados Oplot ucraniano, el T-90S ruso o el Leopard 2A6?

Pero, ¿y qué pasó con los tanques chinos MBT-2000 que desfilaron con los colores nacionales el 8 de diciembre de 2009 (ese desfile de fecha cambiada por el virus AH1-N1), en la gran Parada Militar del Campo de Marte? Como verán en el memorioso video, los cinco tanques abrieron el desfile de blindados, bajo el mando del general Richard Pitot, entonces jefe de la 18 Brigada Blindada del Ejército. Desde lo alto de la torreta del primer tanque, Pitot saludó marcialmente al estrado de honor, presidido por Alan García, que tenía la expresión severa que suele asumir todo político cuando pasa un cañón por delante.

[vsw id=”6lbLiL7BGGk” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

Los tanques desfilaron, supuestamente, en ruta al fortalecimiento de la defensa nacional. Pero poco después desaparecieron.

De a pocos se supo que el gobierno aprista había cambiado de opinión y que ya no iba a comprar. De hecho, pocos meses después, los cinco tanques navegaban hacia puerto en China.

Y ese cambio de parecer, ¿fue gratis o le costó al país?

Costó, y no poco. Una investigación del periodista Carlos Hidalgo en Cuarto Poder reveló que el Estado peruano, a través del Ejército, había gastado alrededor de un millón de soles para pagar el desfile de los tanques.

Un millón de soles no es una fortuna fabulosa, pero tampoco es sencillo, sobre todo en un área como la de defensa nacional, donde falta todo.

¿A quién se le ocurrió despilfarrar ese monto en la vacua vanidad de un desfile, en un episodio en el que finalmente se termina haciendo el ridículo?

IDL-R planteó la pregunta a varios de los protagonistas de esa decisión. A partir de sus respuestas ha realizado la arqueología de la toma de decisiones con base en las declaraciones de esos meses comparadas con las de ahora.

¿Se iba a comprar o no se iba a comprar?

El entonces ministro de Defensa, Rafael Rey declaró, en entrevista con Carlos Hidalgo, que hubo un acuerdo entre los presidentes de Perú y de Chinapara la adquisición de los MBT-2000. Y no por pocos: “como se iban a adquirir 100 tanques, que los chinos enviaran anticipadamente, sin compromiso para el Perú, las plataformas básicas del tanque que se iban a adquirir en China”.

El predecesor de Rey, Ántero Flores Aráoz, sostiene que los chinos, de la empresa Norinco, tomaron la iniciativa de enviar los tanques: “ellos (los chinos) mandaron los tanques de una señal de acá están los tanques”. [sic]

Pero, según José Antonio García Belaunde, canciller durante los cinco años del gobierno de García, el asunto se trató en una sesión del Consejo de ministros anterior al desfile: “Se informó que se iban a comprar los tanques (chinos), que habían llegado y que iban a desfilar”.

Ex canciller, José Antonio García Belaunde (Foto: La República).

García Belaunde refuerza la versión que dio Rey entonces en el sentido que el gobierno de García había tomado la decisión de comprar los tanques chinos.

¿Por qué no se hizo?

Según García Belaunde eso fue porque el desfile resultó “una vergüenza”. “Fue un fracaso el desfile de esos tanques. Bastaba verlos desfilar y saber que se estaban equivocando. Era mejor parar eso. El costo era menor que tenerlos todos acá. Fuimos muy claros”.

Pero el entonces presidente Alan García parece no haber sentido la misma vergüenza.

Dos días después del desfile militar, el propio García anunció que la adquisición de los tanques iba viento en popa. “Yo sí considero que (la compra) es un hecho. Es por esa razón que pasaron esos cinco primeros tanques que ya están adquiridos en realidad, por eso es que pudieron desfilar”, dijo el entonces presidente.

[vsw id=”TjkoShqSxK0″ source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

Un día antes, Javier Velásquez Quesquén, el entonces premier, reafirmó la decisión de compra. Los tanques, dijo, estaban “en tránsito a una adquisición”. “Son tanques  de alta tecnología que cuestan la tercera parte de lo que cuestan otros tanques de otros países”.

Y de repente “el tránsito a una adquisición” desapareció del radar.

En abril de 2010, Rafael Rey anunció que ya no se comprarían los tanques chinos. El 6 de ese mes declaró que la compra se postergaba y el 17 pasó a decir que se anulaba. He decidido no comprar tanques dijo Rey, “es más urgente tener helicópteros, aviones, hospitales de campaña”.

Sin embargo, Rey añadió que la cancelación no obedecía a que hubiera sentido la misma vergüenza que García Belaunde en el desfile. “El retroceso de las compras de los tanques no es por haya descubierto algún mal manejo y por eso haya preferido cortar… es solo cuestión de prioridad”.

Tiempo después, en entrevista con IDL-Reporteros en septiembre de 2012, Rey fue más allá. “Yo nunca estuve convencido de que fuera oportuno adquirir los tanques. En general cualquier tanque. (…) Yo sabía que la compra no se iba a realizar porque no me parecía lógico destinar recursos a eso”.

Rafael Rey, ex ministro de Defensa (Foto: IDL-Reporteros).

Además, añadió Rey, no estaban iniciadas las conversaciones para la adquisición. […] No se había ni siquiera iniciado la negociación”. Encima, Rey había declarado a Carlos Hidalgo en 2011 que ni siquiera hubo una partida presupuestal para la compra.

Si ese fuera el caso, ¿por qué desfilaron tanques ajenos como si fueran propios? ¿Y por qué Alan García y Velásquez afirmaron que los tanques habían llegado como parte de una compra?

IDL-R intentó hacerle la pregunta al ex presidente García, pero éste mandó decir a través de uno de sus colaboradores en la universidad de San Martín de Porres que no iba a hablar sobre el tema “por el momento”.

Así las cosas, el último ministro de Defensa del gobierno de García, Jaime Thorne, tuvo la ingrata tarea de deshacer todo el proceso.

“Todo esto fue causado porque los tanques no debieron ser exhibidos en el desfile”, dijo Thorne a IDL-R.

Al final, mientras los empresarios chinos de Norinco protestaban y pedían una indemnización, Thorne terminó acordando los pagos de flete de transporte interno desde el Rímac hasta el puerto del Callao. Fue el pago del viaje de vuelta. Antes, en la gestión de Rey se había pagado el de ida. ¿El total? 896 mil 472 soles, solo en fletes, sin considerar gastos adicionales.

Para todo propósito práctico, se trató de dinero de la nación tirado al agua. Hasta donde se sabe, la Contraloría no ha investigado nada sobre el tema.

 

Dentro del Ejército, la abortada compra generó conflictos con el general EP Jorge Vega, jefe del grupo técnico encargado de hacer las especificaciones para la compra. Según Vega, el tanque chino no se ajustaba a dichas especificaciones.

El entonces comandante general del Ejército, general EP Otto Guibovich estuvo, en cambio, a favor de la compra y en contra del general Vega, sobre quien manifiesta una pobre opinión:

“Había gente (del grupo técnico) que se inclinaba poco profesionalmente a uno u otro tema.. (…)Fue un error poner a un individuo [Vega] tan poco serio y profesional”, dice Guibovich.

A su turno, Vega, entrevistado en Cuarto Poder, ha expuesto opiniones desfavorables de su antiguo jefe.

Tanto Vega como Guibovich están ahora en el retiro.

Publicado el miércoles 07 de noviembre, 2012 a las 23:45 | RSS 2.0.
Última actualización el viernes 23 de noviembre, 2012 a las 20:47

4 comentarios

  1. Luis dice:

    A buena hora que desfilaron los tanque Chinos, como dicen una vergüenza de máquinas, si no ya tendríamos 100 de que avergonzarnos, aparte que servirían como en anteriores ocasiones, para que algún gobernante con un general victoriosos los saque a las calles para meterle miedo a los civiles, que es el mayor logro que yo recuerde de esos artefactos , en cuanto a García, no se puede esperar más de un gobernante que se preocupa en gastar cientos de millones en publicidad y ( bla, bla, bla) como si se tratara de una marca de cerveza o cosa parecida, de Rey lo mismo campeón en las poses y el disfuerzo, pero nada eficiente en el trabajo como ministro.

  2. Cesar Munoz dice:

    Alan Garcia iba a repetir el plato como lo hizo cuando derribo mas de la mitad de los Mirage 2000 con un solo bolsillo. Esta vez por lo menos se iba a levantar un 10% (US $50 millones). Como no pudo hacer la movida cancelo el negocio dejando al país indefenso como lo hizo durante su primer gobierno, teniendo el Peru que pagar el flete de regreso de los que mandaron de muestra. AGP debería de ser colgado por TRAIDOR y LADRON.
    Lo mas triste es que el Ejercito se preste para semejante alcahuetería!

  3. Emerson dice:

    Sobre este caso, la Contraloría General de la República, debería de programar o realizar una acción de control, para poder identificar las responsabilidades administrativas correspondientes y recuperar el perjuicio económico de 896 mil 472 soles y gastos adicionales, generados por estos negligentes funcionarios. No es posible, que el dinero de todos los peruanos, sea utilizado de esa manera, prácticamente regalarlo a diestra y siniestra.

  4. Jaime dice:

    Afortunadamente para Chile, Perú comprará tanques que en todas las guerras en que han estado han resultado derrotados total y absolutamente, han terminado en chatarra.

    Un detalle importante es que su coraza es tan de mala calidad que deben usar como solución económica “blindaje reactivo”, el que al explotar mata a todos quienes estén en sus cercanías.

    Pero lo peor, es que el uso de ese blindaje revela que se trata de una coraza de 2da o 3ra categoría, los tanques occidentales no necesitan esos “parches”.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document