Lava Jato Perú

Fiscalía brasileña aprobó que Barata
no declare

Foto

Por Gustavo Gorriti (*).-

El jueves 6 de julio, El Comercio informó que el ex superintendente de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, “no declarará más ante la fiscalía peruana porque esta –según él– no ha cumplido con un acuerdo de colaboración suscrito con la empresa”.

La misma nota indica que “la Procuraduría General de la República (PGR) de Brasil, le dio la razón”. La PGR es el equivalente formal de la Fiscalía de la Nación peruana.

Adicionalmente, el diario añadió que “con la decisión de la PGR, Barata tampoco podrá colaborar con la investigación del Fiscal [Hamilton] Castro”.

En la noche del mismo día, la Fiscalía de la Nación emitió un supuestamente urgente micro comunicado en su cuenta de twitter.

“#Urgente: Fiscal superior Alonso Peña Cabrera aclara que no se ha cancelado la cooperación internacional con Brasil”.

“Decisión de Barata en no declarar está referida únicamente a la asistencia jurídica internacional requerida por fiscal Germán Juárez”.

Eso “no es verdad”, indicaron a IDL-Reporteros fuentes con conocimiento calificado de causa, “Barata no hablará con nadie más en el Ministerio Público Peruano”.

En los últimos dos o tres meses, casi todos los comunicados del Ministerio Público relacionados con la colaboración internacional, especialmente con Brasil, han sido inexactos o falsos.

En este caso, ¿qué pasó en realidad?

A continuación lo indicamos.

El 6 de junio pasado, hace un mes, la Procuradora de la República [fiscal federal] en Río de Janeiro, Marisa Varotto Ferrari, firmó el Oficio nº 1475/2017/ACRIM/SCI/PGR en el que dio la razón a la defensa de Jorge Barata, que pidió cancelar la audiencia en Río, que lo convocaba como testigo a solicitud del ministerio Público peruano.

Según Barata [ver documento], la Fiscalía Supraprovincial Corporativa especializada en delitos de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio, de este país, “instauró procedimiento investigativo criminal con relación a posibles delitos practicados por Jorge Henrique Simöes Barata y familiares, con base en las informaciones prestadas por Marcelo Bahía Odebrecht el día 15 de mayo último”.

 

 

De acuerdo con el alegato de Barata, “el referido procedimiento ya acarreó inclusive constricciones patrimoniales contra el requirente y sus familiares, circunstancia que iría en contra de los términos del acuerdo de colaboración firmado en Brasil”.

Como se recuerda (y tal como informó en esa oportunidad IDL-Reporteros) el interrogatorio a Marcelo Odebrecht que tuvo lugar en Curitiba el 15 de mayo pasado, exigió a quienes tomaron parte en él firmar previamente un acta en la que se comprometían a acordar una amplia inmunidad no solo a Marcelo Odebrecht sino a todos los comprendidos en el acuerdo de lenidad celebrado entre la fiscalía brasileña y la corporación Odebrecht, como resultado de las declaraciones. En esa oportunidad, la procuradora Janet Briones que se encontraba en Curitiba no pudo asistir al interrogatorio porque se negó a firmar el Acta.

Todos los demás, fiscales y abogados, firmaron, entre ellos los peruanos Alonso Peña Cabrera; Germán Juárez Atoche; Rafael Vela; Julio César Espinoza y Wilfredo Pedraza.

Con esa información, la fiscal brasileña Varotto Ferrari habló por teléfono con el Procurador Regional también brasileño, Douglas Fischer, de la Secretaría de Cooperación Internacional de la Procuraduría General de la República [de Brasil]. Este le confirmó que el “acuerdo de colaboración firmado en Brasil asegura al colaborador que el compartir informaciones con las autoridades extranjeras está condicionado al compromiso de que sea asegurada la inmunidad penal del colaborador en el país solicitante”.

Ante ello, la fiscal Varotto Ferrari concluyó que “es forzoso reconocer que la petición [de Barata] merece ser acogida”. Añadió que las informaciones presentadas “indican que el compromiso de inmunidad puede estar siendo irrespetado por las autoridades peruanas”.

Por esas razones, Varotto Ferrari determinó “el cancelamiento de la audiencia de Jorge Henrique Simöes Barata designada para esta fecha”. Decidió además remitir, “con urgencia” el expediente a la Secretaría de Cooperación Internacional de la Procuraduría General de la República a fin que comunique esta decisión a las autoridades rogatorias”. Es decir,  las peruanas.

IDL-Reporteros preguntó hace pocos días a fiscales peruanos relacionados con el caso si habían recibido el documento. La respuesta fue que no.

Fuentes de la Procuraduría brasileña confirmaron que el documento era auténtico.

De manera que, entre torpezas y mentiras, el Ministerio Público ha puesto en serio peligro el avance de la investigación del caso Lava Jato, basado primariamente en la colaboración fiscal brasileña y la colaboración de Odebrecht en el Perú.

Hoy, además, la procuraduría ad-hoc logró asegurar varios embargos, entre ellos uno por más de tres millones de soles [en vehículos e inmuebles] a Barata.

Así que el dilema queda planteado de la siguiente manera: ¿Se quiere seguir investigando el caso Lava Jato en su integridad, lo que requiere toda la cooperación internacional posible, o se intenta encapsular el caso exclusivamente en la información que se ha conseguido hasta ahora sobre Odebrecht y nada más?

El mal manejo de los delatores actuará como un revulsivo (y de repente hasta como una advertencia) a los otros posibles colaboradores, de Odebrecht y de otras compañías que hayan contemplado delatar.

 

(*) Este reportaje forma parte de las publicaciones de la Red de Periodismo de Investigación Estructurado compuesta por periodistas de La Prensa, de Panamá; Armando.Info, de Venezuela; La Nación, de Argentina; Sudestada, de Uruguay; e IDL-Reporteros.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Jueves 06 de julio, 2017 a las 23:04 | RSS 2.0.
Última actualización el Jueves 13 de julio, 2017 a las 13:06

Notas relacionadas

Un comentario

  1. Lava Jato: La Otra Parte Olvidada por la Fiscalia dice:

    Son dos testimonios sobre una misma historia. El primero lo dio un aspirante a colaborador eficaz, en marzo pasado, ante el fiscal Reynaldo Abia. Aquel sostuvo: “Existía y existe un club de la construcción en el que están varias empresas brasileras, algunas peruanas y españolas (motivo por el cual Alan García escogió España como refugio tras fugarse del Perú, estos empresarios y masones lo están protegiendo)”. Detalló: “Las empresas que pertenecen a este club tienen un rol donde coordinan con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y Provías Nacional a través del cual se van repartiendo las obras de montos altos”. Según agrega: “El ministro de Transportes nombraba a un asesor, que durante el gobierno de [Ollanta] Humala, en su primera parte, fue Carlos García Alcázar y este coordinaba con el operador del club, que era el señor Rodolfo Prialé [empresario], y entre ellos se ponían de acuerdo para ver qué obra le correspondía a cada empresa”.

    La segunda declaración la brindó un colaborador eficaz ante el fiscal Hamilton Castro, que investiga el Caso Lava Jato. También habla de la presunta existencia de un club de constructoras: “Los acuerdos entre las empresas eran adoptados en reuniones que se realizaban en función de las licitaciones promovidas por Provías”. Cuenta que “cada empresa tenía un representante. Tras el acuerdo, Rodolfo Prialé informaba a Carlos García cuál debía salir ganadora en cada licitación, y este se encargaba de operativizar el acuerdo en el ámbito del MTC/Provías y del comité de licitación de cada proyecto”. Precisa que “la empresa ganadora de cada licitación realizaba pagos a Rodolfo Prialé”.

    Otra fuente explicó: “La permanencia de cada empresa en el club era temporal. No se trataba de que todas negociaran en un grupo fijo, pues las firmas pactaban dependiendo de sus intereses en el proyecto a licitar”. El aspirante a colaborador eficaz citó algunos nombres: “Estas empresas eran, entre otras, Odebrecht, Camargo Correa, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvão, H&H Contratistas, OHL; de las peruanas eran Graña y Montero, JJ Camet, Cosapi, Ungaro & Ungaro, Obrainsa, entre otras”. El colaborador eficaz, por su parte, habría mencionado a estas empresas y a otras 20 firmas.

    —Los Operadores—
    Carlos García Alcázar fue asesor del Viceministerio de Transportes entre el 2 de setiembre del 2011 y el 2 de julio del 2014, durante la gestión del entonces ministro Carlos Paredes. En setiembre del 2015, América Noticias citó la declaración de un colaborador eficaz con clave 01-2015, quien sostuvo que Carlos García “se habría encargado de negociar muchas de las obras” del MTC. García afronta un proceso tras haber sido acusado por la Procuraduría Anticorrupción de la presunta comisión –en el 2007– del delito de colusión en agravio del Estado.

    Rodolfo Edgardo Prialé de la Peña es un empresario peruano cuyo nombre figura en los Panamá Papers. Según esa base de datos, Prialé constituyó la ‘offshore’ Casper Equities S.A. en Las Islas Vírgenes Británicas el 26 de abril del 2012, a través del estudio de abogados Mossack Fonseca. La empresa aparece como activa y Prialé figura como único accionista.

    Entre el 2009 y 2010, Carlos García y Rodolfo Prialé adquirieron, coincidentemente, un departamento, cada uno, en el edificio ubicado en la avenida Circunvalación del Club Golf Los Incas 543. García acaba de levantar la hipoteca y revender su propiedad, mientras que Prialé levantó la hipoteca apenas dos meses después de adquirida. García Alcázar negó enfáticamente haber servido de enlace para negociaciones ilícitas en los concursos públicos. “A mí sí me gustaría que en las declaraciones que tienes les preguntes si tienen alguna prueba de lo que están diciendo. Si tuvieran alguna prueba, caballero pues, pero no tienen porque no es cierto”, respondió. Carlos García remarcó que su actual estado financiero es prueba de que no participó en ninguna red de corrupción: “Qué bueno fuera, entra a bancos y fíjate cuánta plata debo”.

    Prialé de la Peña no fue ubicado en las propiedades que registra en sus documentos oficiales. García, quien aceptó conocerlo, prometió contactarlo. Además, García Alcázar se mostró sorprendido de que Prialé también fuera mencionado como operador del club: “La verdad que esa parte yo la desconozco. No sé qué relación tiene él con esas empresas o qué tipo de trabajo él hace con esas empresas. Eso sí no sé”.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document