De las Brujas de Cachiche al cuaderno adulterado

Crónica breve de quiénes estuvieron detrás del affaire del cuaderno trucho

Foto
General PNP (r) Raúl Salazar Salazar, ex director general de la Policía. (Foto: Diario16).

¿Cómo se adulteró el cuaderno de control policial que intentó mostrar a un oficial del Ejército en supuesta verificación del servicio de vigilancia de la SUAT en la casa de Óscar López Meneses? El mismo, recuérdese, donde a lo largo de un año y medio se construyó la increíble ficción de que se estaba protegiendo el domicilio del jefe del Comando Conjunto de las FFAA, almirante AP José Cueto.

Como IDL-R reveló el jueves 21 pasado, el documento que supuestamente mostraba la participación de un mayor del EP en la ronda de verificación de servicio, fue una burda adulteración perpetrada por personal de la SUAT, la unidad de élite de la PNP.

Como se sabe desde ayer, el comandante PNP Alfredo Marín Salazar reconoció ser quien adulteró el documento y falsificó torpemente la letra del mayor EP Kenny Abuhadba.

La confesión se produjo en la inspectoría de la PNP, en Aramburú. Una reseña de ella apareció en un reportaje de Graciela Villasís, de Cuarto Poder, el domingo 24.

¿Por qué lo hizo, y cómo? ¿Tuvo la complicidad o cooperación de alguien fuera de la unidad? Si así fuera, ¿quién?

IDL-R responde a continuación esas interrogantes.

Al día siguiente de la entrevista que el presidente de la República Ollanta Humala dio a Patricia del Río, de RPP, en la que irreflexivamente echó la culpa del caso López Meneses a “una actividad de corrupción en la Policía Nacional del Perú”, el ex jefe de la SUAT, coronel Walter Arrué, recibió una llamada en tono de urgencia de su ex jefe de Estado Mayor y entonces jefe interino de la SUAT,  el comandante PNP Marín.

Coronel PNP Walter Arrué Pereyra. (Foto: RPP).

Coronel PNP Walter Arrué Pereyra. (Foto: RPP).

Marín informó a Arrué que el día anterior, 18 de noviembre, había encontrado un cuaderno con el registro de la ronda de inspección del mayor EP Abuhadba, a la casa de Batallón Libres de Trujillo 209. Le dijeron que se lo podían entregar para que lo asuma como defensa. Se recordará que Arrué había sido removido de su cargo junto con los otros jefes de los destacamentos policiales que estuvieron a cargo de la custodia de la casa de López Meneses.

Una vez que llegó al local de la SUAT, Arrué se reunió de inmediato con el comandante Marín y con el comandante PNP Milton Quipuscoa, entonces jefe de operaciones de la SUAT.

Ambos le mostraron el cuaderno. Indicaba, le dijeron, que no solamente la Policía había participado en la escolta del domicilio de López Meneses, sino también el Ejército.

A la izquierda, comandante PNP Alfredo Marín Salazar. (Foto: La República).

A la izquierda, comandante PNP Alfredo Marín Salazar. (Foto: La República).

¿Cómo lo habían obtenido? Le dijeron que un oficial, el teniente PNP Carlos Rodríguez lo había encontrado en la guantera del patrullero estacionado. Rodríguez había estado a cargo del patrullero (el CL-8777) el día anterior.

A Arrué le pareció extraño que ese fuera el único caso de participación militar en la inspección de la vigilancia e intentó averiguar si había otros. Llamó a policías ahora destacados en Trujillo y Chiclayo pero que en meses anteriores habían hecho servicio de guardia en la casa de López Meneses.

La respuesta fue unánime. Nadie recordaba y menos documentaba un caso así.

Entre tanto, el coronel Arrué redactó un acta con los dos comandantes, haciendo un “cierre de registro” del cuaderno que presuntamente se había encontrado el día anterior.

 

Como puede verse, el acta se redactó entre las 2:07 y 2:20 p.m. del 19 de noviembre.

Cuando estaban por terminar la redacción del acta, sucedió un evento sorprendente.

Sonó el teléfono de Arrué, y cuando este contestó, la persona en el otro lado de la línea no perdió tiempo en identificarse.

Era el general PNP (r) Raúl Salazar, ex director general y autor de la primera orden (bien que verbal) para que se pusiera resguardo policial frente a la casa de López Meneses.

‘Sé que tienes en tus manos un arma contundente’, le dijo Salazar a Arrué, según indicaron fuentes con conocimiento preciso de causa. A continuación, Salazar le pidió que le entregue el cuaderno.

Haciendo esfuerzos por ser lo más claro posible, Arrué le dijo a Salazar que ‘no quería ser descortés’ con su ex director general, pero que estaba haciendo verificaciones del contenido porque ‘el asunto es delicado’ y que no podía entregárselo.

Según las mismas fuentes, Quipuscoa le insistió a Arrué para que le diera el cuaderno a Salazar. El argumento central fue que ese documento iba a servir para la defensa de Arrué. Un ya muy irritado coronel se negó a hacerlo.

Pero Salazar volvió a llamar. Arrué se negó nuevamente y a partir de entonces dejó de contestar el teléfono mientras que de ese número, y luego de otros, le “reventaron la línea” con llamadas que quedaron sin contestar.

Mientras timbraba el celular, Arrué le pidió a un teniente PNP apellidado Benavides, que saque copia del cuaderno y la legalice.

El teniente regreso después de un rato indicando que tenía las copias pero no había podido legalizarlas.

Mientras hablaba, sonó su teléfono, y según una persona presente en el lugar, Benavides contestó con un “sí, mi general”.

Al terminar la conversación, Arrué le preguntó si había hablado con Salazar. Benavides le dijo que sí, que Salazar le pidió el cuaderno pero que él le dijo que ya se lo había entregado a Arrué.

Un furioso Arrué reprendió a los comandantes Marín y Quipuscoa. A este último le preguntó airadamente si era él quien informaba a Salazar sobre cada cosa que pasaba en relación con el cuaderno.

Ambos comandantes pretendieron inocencia.

Pero cuando Arrué se iba, Marín insistió, a tenor de fuentes informadas, que el coronel se llevara el cuaderno. ‘Eso quema’, le dijo. El coronel aceptó llevárselo.

El día siguiente, 20 de noviembre, América Noticias difundió como cierta la noticia trucha.

Un día después, el 21, en pleno escándalo, los oficiales de la SUAT fueron convocados por el director general de la PNP, general Jorge Flores Goicochea y varios otros generales. Ahí, Marín se mantuvo en silencio, ‘no dijo nada’ según fuentes presenciales. Ese mismo día, IDL-Reporteros publicó la información que indicaba que el cuaderno había sido adulterado.

Poco tiempo después, el comandante PNP Marín confesó haber sido el autor de la adulteración.

IDL-R intentó comunicarse varias veces con el general PNP(r) Raúl Salazar. No hubo respuesta a las llamadas a su celular♦

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Lunes 25 de noviembre, 2013 a las 20:08 | RSS 2.0.
Última actualización el Lunes 08 de septiembre, 2014 a las 17:40

Notas relacionadas

15 comentarios

  1. Rocio Carbajal dice:

    En el reportaje televisivo dicen que el Mayor EP asignado a Palacio de Gobierno dejaba sellado y firmado el cuaderno dejando espacio vacio para ser llenado y por eso se aprovecharon en adulterarlo, la pregunta es ¿El Presidente ya lo saco de Palacio y hizo que lo sancionaran drasticamente por tamaña negligencia?

  2. fernando dice:

    Si estos hechos se confirman estamos ante el derrumbe de una Institución que fue orgullo para el país pero que unos anquilosados oficiales asumiendo posiciones conspirativas se habrían excedido en tener injerencia en la conducción de gobierno mediante prácticas mafiosas. No debe sorprender que trataran y lo están haciendo de neutralizar y eliminar a quienes les van denunciando y exponiendo sus manejos turbios a todo nivel.

  3. Santos Carrera dice:

    Hay mucho elemento podrido en la policía, hay muchos casos donde son culpables de crímenes y solo “trasladan” dizque para que no “perjudiquen” a la institución y los protegen descaradamente, y a los que ya son un escándalo de corrupto los expulsan con pruebas evidentes y como la corrupción no “anda sola” algunos jueces (como fue el abogado del jefe mafioso Fujimori) los vuelven a meter a la policía y todavía con todo pagado y encima ascienden. Realmente una vergüenza.

  4. jose dice:

    Indignante el accionar de estos malos elementos PNP que denigran a la institución. Lamentablemente este no es un hecho aislado existen otros malos efectivos pnp.
    Mencionar estos delitos y muchas otras faltas cometidas por miembros de la pnp, para nada
    constituye una ofensa a la institución. Los vemos todos los días y por todas partes.
    Los policías honestos , ellos si son ofendidos pero por sus mismos colegas que no lo son.
    Urgente reforma total, pero sin la participación de los políticos, fin del 24×24.

  5. Ildefonso dice:

    Se confirma la conspiración… Pero, ¿limpia al contralmirante Cueto?

  6. Juan Vasquez Gorio dice:

    La PNP debe ser reorganizada desde sus cimientos , hay algunos que ya son delincuentes y no se puede confiar en ellos.

  7. carlos rojas dice:

    Acá no es la PNP¡¡ hay fuerzas mas poderosas.Todo apunta a palacio OH, tiene q dar la cara todo conduce a él. Capo oltamontesinismo.

  8. JCP dice:

    La defensa de los oficiales PNP involucrados es embarrar al ejército y la marina a como dé lugar.

  9. Elmer Arteaga Rivera dice:

    Que renegamos,… los culpables y por permitir no respetar a nuestra PATRIA….somos incapaces de no elegir a los Capaces que nos enseñen a respetarnos a si mismos.

  10. No entendemos porque el Gral. salazar en retiro, puede pedir documentos de una institución a la que ya no pertence.
    Felicitaciones a IDL-Reporteros.

  11. Pablo Paredex dice:

    Obvio q el gral salazar tiene q ver mucho con el tema. no hay mucha ciencia para llegar a esa conclusion. ese tipo tuvo un mal proceder y el gobierno de OH crio cuervos, y sabemos los resultados. al confiar en salazar se hicieron un harakiri, estaban durmiendo con el enemigo. sin ser tan super agente, salazar trabaja para la agp, eso no se duda, solo falta pruebas q estan cerca pa vincularlo. fuji y los del panzon unidos para el mal. y los mongos del gobierno tienen q poner gente con mas calle, sino se los meten al bolsillo.

  12. jose perales vega dice:

    ante tanto abuso de poder, yo no c, como a oficiales pnp que tienen antecedentes como el coronel pnp arrue o pachacutec, al haber sido dado de baja por ser franelero de el general pnp hidalgo medina, quien no sabe que le quito la mujer a un alferez, le crean tanto, es la argolla de los que nada saben, todas las argollas son asi en la pnp, cuando todo es felicidad, se aprovechan de la pnp, pero cuando hay un problema de manipulacion, o como este de lopez meneses, no saben ni lo que hacen “animales” O “Burros” parecerianm estos jefes policiales, arolleros de la nada

  13. Raul dice:

    LA policia Nacional tiene que ser reestructurada en forma urgente. Dar de baja a todos los jefes militares, a los culpables enviarlos a la carcel y determinar los poderes tras bambalinas que los dirigieron para que vayan a la carcel tambien.

  14. jose dice:

    Felicitaciones a este medio por INFORMARNOS. Contrariamente, otros medios nos DESINFORMAN conjuntamente con algunos “periodistas , analistas, politicos, etc”.
    Profundicen las investigaciones dentro de la pnp señores de IDL-REPORTEROS.
    Igualmente urge investigar sobre el accionar del coronel EP tio de OLM asi como la del jefe del comando conjunto y su entorno saber

  15. Justino dice:

    El sistema organizacional de la Policía Nacional es un feudalismo castrense, incompatible con funcionarios públicos considerados operadores de justicia, desde la unificación policial de manera caprichosa, y no técnica juridacamente, a llevado a PNP a que sea una de las instituciones públicas más corruptas y cuestionadas por mediocridad profesional, sus altos mandos no respetan ni siquiera las Leyes Especiales que les rigen, no cumplen con especializarse como lo estableció la Ley Nº 27238, Ley de la PNP del año 2000 ni hacen caso a su actual Ley de la PNP, Decreto Legislativo Nº 1148, dado en Diciembre del 2012, sencillamente porque no quieren perder la oportunidad de “administrar” el presupuesto de las Unidades Policiales de rentabilidad, ya que la Contraloría no los audita, ni el Congreso los fiscaliza, tan solo son visitados por sus colegas de armas y promoción de los organos de control de Inspectoría General, que no son contadores y menos auditores,…bueno hay muchisimo que corregir, mejor es hacer una nueva policía, con otra estructura, con una sola escuela que admita tambien profesionales técnicos y universitarios, abreviando su formación policial, concurso para los cargos de Jefatura o Dirección, y otros.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document