De la Historia al atestado

Foto
Al fondo, la Marcha de los 4 suyos que Alejandro Toledo lideró en el 2000. Hoy el expresidente es acusado de haber recibido una coima de 20 millones de dólares de Odebrecht. (Foto: La República/Perú21).

Por Gustavo Gorriti.-(*)

¿La infamia de hoy borra la hazaña de ayer? Y si no, ¿acaso la edita o la interpreta? El deprimente personaje que niega haber pedido y luego recibido una coima a plazos de 20 millones de dólares ¿es el mismo que pocos años atrás convocó la esperanza de un pueblo en su lucha por la libertad?

El líder de la lucha contra una dictadura cleptócrata y mafiosa, ¿solo esperó su turno para robar? Cuando, en medio de las larguísimas y peligrosas jornadas de una lucha cuesta arriba, su discurso, por repetido que fuese, enardecía y exaltaba multitudes ¿prometía entregar la vida por la democracia con la convicción con la que un estafador vende un tumi de oro? ¿O fue un camaleón de tantos colores que se acostumbró a vivir con convicción cada momento cromático, por más que se contradijera con los otros?

Para unos mucho más que para otros -y me cuento entre los primeros– las preguntas son a la vez amargas y fascinantes. También, y hay que admitirlo, dolorosas. No porque hayamos sido ingenuos sino porque en los meses decisivos de lucha el año dos mil, no dejamos de percibir los defectos pero vimos a la vez virtudes, reforzadas por la energía de la gente, que pensamos iban a prevalecer. Aunque fuera por las consideraciones más crudamente utilitarias.

¿Significa que la Democracia se trata simplemente de otro estilo de cleptocracia, uno en el que elegimos a los ladrones mientras que en dictadura se eligen a sí mismos?

Porque si el destino coloca en tus manos la posibilidad de trascendencia histórica, de reemplazar un gobierno criminal por otro republicano, austero, eficiente, justo, que será largamente recordado con respeto y con cariño, ¿se puede pensar en un proyecto mejor de vida?, ¿se puede ser tan imbécil como para emporcar esa promesa robándole a tu pueblo como lo hicieron aquellos que supuestamente combatías?

Bueno, sí se puede, claro que se puede. Es siempre un error subestimar la imbecilidad, sobre todo cuando se alucina astuta.

Pero hay otras preguntas más importantes. Si Alejandro Toledo termina de pasar de la Historia al atestado, ¿sucederá lo mismo con los tiempos de lucha por la democracia que protagonizó? ¿Sus robos como Presidente envilecen la Marcha de los 4 Suyos, las fervorosas movilizaciones del año dos mil, la formidable oposición de un pueblo frente a una autocracia poderosa y sin escrúpulos?


En lugar de haber sido, como lo vio el mundo, una lucha entre democracia y dictadura, ¿se trató de una confrontación de bandas?

Si además el resultado inminente de las investigaciones sobre el caso Lava Jato demuestra, como es muy probable, que en sus robos y sus cutras estuvieron implicados en el Perú por lo menos tres gobiernos del siglo XXI, ¿significa que la Democracia vale igual o menos que una dictadura y que se trata simplemente de otro estilo de cleptocracia, uno en el que elegimos a los ladrones mientras que en dictadura se eligen a sí mismos?

Preparémonos para la decepción, alistémonos para el desencanto, pero no permitamos que derroquen la razón. Por lo contrario, sepamos encontrar los beneficios del desengaño.

Primero: la infamia de hoy no borra la hazaña de ayer. Permite, quizá, interpretarla mejor. La colaboración con los ocupantes nazis durante el régimen de Vichy convirtió en traidor al mariscal Philippe Pétain, pero ello no borró sus proezas militares en la Primera Guerra Mundial, que llevaron a llamarlo el “León de Verdún”. ¿Existía en el “León” la semilla que años después produjo el vasallo de los nazis? Acaso sí, pero es probable que ni Pétain la haya sentido germinar.

El caso de Toledo es diferente, puesto que medió poco tiempo –unos años apenas– entre los meses estelares de su existencia y los del robo que probablemente pensó (como los otros) que nunca iba a ser detectado. Sin embargo, con lo caótico y contradictorio que fue incluso en sus mejores tiempos, no cabe duda de que cuando las circunstancias lo pusieron a la cabeza de la oposición democrática en la lucha contra el fujimorato, supo desempeñar, en general, con solvencia, energía, carisma y hasta inspiración ese papel.

Fui testigo cercano, a la vez que protagonista, de esos meses y no tengo duda de que fue así. No temo que haya una distorsión de la memoria pues llevé un diario de los complejos eventos y personajes de esos días que he releído ahora. Ahí está Toledo, en su irritante desorganización, contradicciones, terquedad frecuentemente necia, impostación, lugares comunes y astucia que se cree inteligente. Pero antes que eso está el político infatigable en campaña; el orador, aunque repetitivo, apasionado, en galvánica relación con las masas; el dirigente respetuoso de la constelación de partidos y movimientos que conformaron la oposición democrática.

El infecto desenlace de esa trayectoria es, todo indica, un hecho. Pero también es un hecho su liderazgo el año dos mil. Aunque, a diferencia del caso Pétain, el pasado ilustre no es, en mi opinión, un atenuante sino un agravante. Para mí, aunque no lo sea para la ley, por esa razón la culpa es doble.

Ahora bien, si en los siguientes meses se les encuentra a Toledo y a otros presidentes las pruebas puntuales de cutra, como es muy probable que suceda, no deberemos lamentar sino celebrar la Democracia.

 

El Fiscal Hamilton Castro pide 18 meses de prisión preventiva contra Alejandro Toledo ante el Juez Concepción Carhuancho. (Foto: Justicia TV).

El Fiscal Hamilton Castro pide 18 meses de prisión preventiva contra Alejandro Toledo ante el Juez Concepción Carhuancho. (Foto: Justicia TV).

Porque aunque hayamos elegido consistentemente el mal menor, y aunque nuestros votos hayan servido para enriquecer corruptos, la posibilidad de investigarlos, descubrirlos, exponerlos, juzgarlos y castigarlos solo es viable gracias a la Democracia precaria pero real que hemos mantenido por 17 años.

¿Se imaginan qué hubiera pasado en una dictadura? Miren, por ejemplo, lo que sucede en repúblicas del Asia central profundamente corruptas, como Uzbekistán o Kazajstan, donde la represión mantiene el poder y ahoga los heroicos esfuerzos de sus periodistas de investigación.

O miren cómo fue en la época de Fujimori, cuando saltaron evidencias de la corrupción de Montesinos. ¿Recuerdan los esfuerzos de encubrimiento del gobierno entero, particularmente los de la entonces Fiscal de la Nación, Blanca Nélida Colán?

Gracias a la Democracia podremos no solo juzgar a los corruptos sino corregir nuestros errores y buscar a quienes sean dignos de nuestro mandato.

(*) Reproducción de la columna ‘Las palabras’ publicada en la edición 2472 de la revista ‘Caretas’.

Publicado el jueves 09 de febrero, 2017 a las 15:39 | RSS 2.0.
Última actualización el jueves 09 de febrero, 2017 a las 16:36

19 comentarios

  1. Ricardo dice:

    Democracia?? Llamas Democracia a estos ultimos 3 gobiernos?? Lamento decirte que estas equivocado. Fueron y son una DICTADURA de un poder economico extranjero y corrupto donde se nos quito al pais el derecho a vivir libremente y sin miedo ( delincuencia) la libertad de ser informado objetivamente y no como es ahora que alguien decide como debes informarte; que te impongan obras que no quieres; que no necesitas pero igual se hacen. No Gorriti. Estos ultimos 17 años vivimos la peor de las dictaduras

    • erick dice:

      completamente de acuerdo Ricardo.

      • Julio dice:

        Es democracia. La lecciòn es que una democracia de ignorantes produce gobernantes corruptos. Echar la culpa al poder econòmico extranjero es ridìculo, es la cobardài de no aceptar que la ignorancia es la real causa y consecuencia.

      • jose montoya dice:

        Si Ricardo, con sus propias palabras, lograra definir o emitir el concepto que tiene por Democracia y Dictadura,encontraria la ambivalencia de sus expresiones.

  2. Juan Gonzalez dice:

    Lo esencial es que en democracia se puede conocer y condenar a este tipo de embusteros, a traves de la prensa libre, la independencia de poderes y la alternancia del poder…lo que en dictadura es casi imposible.

  3. freddy velasquez dice:

    En realidad crees Gustavo todo lo que esta pasando… donde quedo tu Inteligencia tu investigacion… o solo eres parte de un gran complot de los grupos de poder que intentan borrar del mapa a cualquier resago de izquierda, o de lideres que aunque equivocados en las formas de hacer politica y timoratos de luchar contra el Stato quo, se dejaron estar y no completaron la tarea de borrar del pais la corrupcion… hablamos de pruebas, que pruebas, las de Barata, recientes, donde involucra a todos los que en su momento acordo con la fiscalia y con los corruptos del pais… No es una casualidad que los procesados en Latinoamerica sean aquellos lideres que no rpresentan los intereses de las coorporaciones y que les sirven de chivo expiatorio como Lula, Dilma, Toledo, Humala, Santos de Colombia… Rarito no… Realmente crei en ti Gustavo, como tu creiste en Toledo y creo que es la misma decepcion y pena que tu me causas que la te causa ati Toledo… Y si no fuera que eres parte de esto, peor porque perdiste el criterio…

  4. juan dice:

    La presunción de inocencia prevalece hasta agotar la última instancia de defenza del acusado,hasta las instancias internacionales , no se puede llamar delincuente a nadie hasta que un juez lo haya condenado y es válido para cualquier acusado .
    En el caso del Dr. Toledo la prensa,el congreso y algunos analistas políticos ya lo tratan como delincuente, quebrando este principio , demostrando un enzañamiento y venganza que la mafia que el combatió, y que hoy controlan el congreso , ha venido buscando y que para nadie es un secreto.( Los 73 congresistas de FP dicen ser Fujimoristas,y Fujimori está preso por corrupción).
    Para el Fiscal y el juez no era prudente primero citar al Dr.Toledo a una audiencia y si no asiste recien ordenar su captura ? Por que apresurarse en poner precio a su cabeza tan raudamente? Estamos nuevamente volviendo a los años 90.

  5. Carmen Cervantes dice:

    Cuando sabemos lo que sucedió en Brasil, donde la empresa internacional mafiosa que organiza los mundiales o copas y empresas como odebrecht y otras que construyeron toda la infraestructura para el mundial (stadiums, etc) no sólo amenazaron de muerte al gobierno de esa época por negarse a construir elefantes blancos (stadiums para un solo partido) con el dinero que el pueblo necesitaba; no voy a juzgar a toledo, me lo imagino al cholo ebrio y drogadicto recibiendo el sencillo que le arrojaron lobbistas de alto vuelo como ppk (a quien la prensa no toca ni quiere tocar)y funcionarios de odebrecht, que fueron los que realmente saquearon este país de manera grotesca, mientras toledo andaba de parranda en parranda.

  6. Wil Núñez García dice:

    Dos cosas: (1) el vídeo Kouri – Montesinos tumbó a Fujimori no la marcha de los 4 suyos (2) la posibilidad de juzgar a Toledo es gracias a q la investigación nace en Brasil Y EEUU , no por la democracia peruana.

  7. Oscar Sialer dice:

    En el Perú como en otros países, el sistema democrático es débil, por eso las instituciones se quiebran porque la corrupcion justamente, se aprovecha de esa misma debilidad.Si tuviésemos dentro de todo este mar convulsionado por aquellos que solo quieren enriquecerse por la vía más rápida, una prensa libre e independiente, pero sobre todo, valiente para denunciar a estos, la historia sería otra.El pueblo no estaría engañado y se levantaría exigiendo que los organismos, que viven del sudor del trabajador, hagan su trabajo. En el Perú de hoy se refresca lo que dijo hace más de 100 años Gonzales Prada. “En el Perú donde pones el dedo, salta la pues”, y nosotros somos espectadores de estos hechos que denigran porque a muchos sinverguenzas no se les castiga, más bien se les premia.Hija de corrupto, postulando a la presidencia, congresistas corruptos elegidos nuevamente,ladrones fugados no se les pide extradición, y muchos más.Pobre el Perú

  8. Ricardo dice:

    Estamos en una época en la que algo de corrupción es totalmente aceptado por nosotros, esta es la oportunidad que tenemos que no sea así, de reclamar políticos rectos, jueces probos, pero alguien ve encaminado alguna medida en dicha dirección, todo lo contrario acaban de regalar una obra a un grupo, al parecer corruptor, por el gobierno que dice que están luchando contra ella, el peruano no es tonto, percibimos hace mucho que hay una corrupción muy arraigada y también percibimos que no hay estado que nos proteja, todo lo contrario encontramos un estado favorecedor de el negocio y las ganancias mal habidas en todo terreno. La pregunta es ¿lo permitiremos? o por lo menos intentaremos que esto gire hacia otro rumbo, como ya lo intentamos con Toledo; yo creo que no importa que el tiro nos salga por la culata como con Toledo, debemos intentarlo, salgamos a las calle¡¡ exijamos un poco de decencia.

  9. jean rodriguez dice:

    MUCHOS COMO TU DEFIENDEN A CAPA Y ESPADA ESTA DICTADURA DISFRAZADA DE DEMOCRACIA, PERO EL TIEMPO ME DARÁ LA RAZÓN CUANDO LA FUERZA DEL PUEBLO HAGA JUSTICIA CON SUS PROPIAS MANOS Y ELIMINE A LOS ENEMIGOS DEL PUEBLO A LOS TRAIDORES A LA PATRIA QUE SE JACTAN DE SER DUEÑOS DE ESTE PAÍS, LO VAN A VIVIR EN CARNE PROPIA NO FALTA MUCHO Y ESPERO TE QUEDEN FUERZAS PARA QUE SIGAS DEFENDIENDO A LOS CAVIARES.

  10. Víctor dice:

    Bien, como siempre, Gustavo. Un buen análisis.
    Me encanta el tema de la ontología, y de tanto darle al asunto para mi es claro que así como hay seres malignos que buscan satisfacer de cualquier manera SUS intereses, hay seres -diré benignos- que tienen la naturaleza de buscar el bien de sus semejantes, llegando incluso a ofrendar la vida en el intento.
    La historia de las civilizaciones está llena de ejemplos de ambos tipos de naturaleza humana, y quienes consideramos que la humanidad está en proceso evolutivo, y todavía con un incipoiente estado conciencial, tenemos la confianza de que vendrán tiempos mejores.
    En tanto, en situaciones como las que estamos viviendo en el Perú, me alegro mucho que existan personas como tú, a la que observo desde hace décadas y veo una consecuencia de vida con la ética y la moral. Debo decirte que no estás sólo hay muchos como tú, y ten seguridad que más temprano que tarde, la verdad se impone sobre la mentira, la razón sobre la falacia, la bonda contra la maldad.

  11. Jorge dice:

    O son o se hacen. Toledo, un hombre que de la noche a la mañana, sale del anonimato en la política. Gracias a qué? Pues gracias a que fué un privilegiado en retirar su plata de CLAE y por coincidencia su segundo apellido es Manrique. Gracias a que formó un partido con una fábrica de firmas, donde desapareció la Sra. Burga yqe inscribió el partido en tiempo record, gracias al apoyo de Montesinos que sebajó a Andrade, luego a Castañeda para que emergiera Toledo de la nada. Gracias a que fue financiada su campaña por George Soros gran especulador responsable de la quiebra de bancos en Londres. Financista para la legalizacion de la droga en el mundo. Gran amigo de la Kirchner, que robó millones de dólares al pueblo argentino como buena izquierdista que ya no le es suficiente detruir la economía de la Argentina con sus políticas trasnochadas, sino que además almacenar costales de dólares. Toledo salió elegido gracias al oodio, a la venganza auspiciada, patrocinada sin descaro alguno por el badulaque y bellaco de Vargas LLosa. Claro que los cometarios sus comentarios tienen que estar alineados con la fente del Foro de Sao Paulo, con los grupo de poder que pretenden dominar al mundo como el Club Bildeberg al que pertenece George Soros, destrutyendo la familia, apoyando al feminismo y el aborto. Impulsores de la globalización, empezando por la economía y estableciendo una cultura fuera de los marcos de la moral, de la ética y contraviniendo las leyes naturales.

  12. GAVIOTA dice:

    He leído su artículo, me parece muy interesante todo lo que favorezca una democracia que nos ayude a ser un pueblo sano, cada día el ambiente es más tóxico, sin embargo debo decir que me cuesta lo del presidente Toledo, la foto que publican habla más que mil palabras, es duro haber puesto la esperanza y la confianza en una persona que tuvo la posibilidad de romper con la enorme trama del Fujimorismo, lo hizo bien, un hombre indígena, no era de izquierdas (la izquierda es odiada, eso lo sé bien) y ahora…
    Además, ¿por qué Alan no? ¿Por qué nada le llega a Fujimori ni a los defensores de Keiko? ¿Por qué para ellos hay impunidad? al menos que caigan todos juntos. Toledo me suena a chivo expiatorio de una macro corrupción. Nada tengo que ver con su partido, pero no puedo negar que me duele. Tampoco deseo la impunidad.

  13. henry ato chávez dice:

    Gustavo Gorrit dejeme discrepar con usted, porque en democracia en el Perú a la fecha no ha sido condenado ningún presidente de la república por enriquecimiento ilícito eso lo sabe muy bien usted, confiemos que se castigue a los responsables de las tremendas cutras pagadas para obtener la buena pro en inversiones y después les mejoraron sus contratos con las benditas adendas, cuando bien ese dinero se pudo invertir en educación y salud de los más necesitados.

  14. Toledo se aprovechó de un estado de ánimo de rechazo a una dictadura cleptomana y asesina, es por eso que tuvo el apoyo de la gente, principalmente de los universitarios que nos comimos el gas lanzado por la policia y al final logramos derrotarlos, nunca pensamos que el que hablaba y juraba luchar por la justicia fuera un cleptomano en potencia reforzado por la ambición de una mujer que odiaba a la raza indigena al decir que su cholo era sano y sagrado, la malograda era ella. Otro de los puntos y que de repente no ha sido analizado con profundidad es el sistema del dejar hacer dejar pasar, es decir el ultraliberalismo acomodado solo para los grandes empresarios con sus malditos contratos ley del gobierno Fujimorista. El gobierno ni puede intevenir ni controlar a ninguna empresa poqrue según ellos, espantan la corrupta invesrión que solo vienen a robarse la plata de todos los peruanos. Si robó, metanlo preso como el ladrón Fijomiri.

  15. Claudio Rengifo dice:

    Sr. Gorriti: Toledo fue la figura visible, como cabeza de la marcha de los 4 suyos y la lucha por la democracia; pero la lucha fue de todo el pueblo. Como diría Marx: las masas hacen la historia. Y yo agregaría, no los individuos.
    Los vicios de ese individuo no empaña la lucha de todo un pueblo y sus legítimas aspiraciones.
    Ahora en el caso particular de Toledo, me parece que es el mismo fenómeno que se da cuando a un preso, lo pones a vigilar a otros presos. O cuando un vigilante particular (siendo un ciudadano igual que todos los peruanos) te pide tus documentos para pasar por una calle que es pública.
    El poder. Libera los demonios controlados por la aceptación social.
    La corrupción es endémica en toda sociedad en la cual sus ciudadanos no se reconocen como iguales ante la ley. Entonces se desconfía de las instituciones y se apela a la mal llamada “viveza criolla”

  16. Aldo Gil dice:

    Discutir sobre el término “democracia”, resulta en realidad torpe e inútil. Por lo tanto decir que estamos en una dictadura (o la hemos estado durante 17 años), también es un exceso.

    El problema es el sistema, un sistema hecho para favorecer, aupar y alentar la corrupción, los cerros de papel que defiende la constitución de Fujimori, es el caldo de cultivo, para quienes desde ya llevan el ADN de la corrupción en la vena, solo la usen y listo.

    Conozco a Gustavo, y también a Toledo, y pues los comentarios de la persona de Alejandro esgrimidas por Gorriti, pues las comparto plenamente, Toledo es un hombre ido, zigzagueante, mentiroso, alcohólico (y esto no justifica nada), en fin tiene todas las cartas para confirmar que coimero lo es. Porque estos defectos te convierten en un tipo inescrupuloso y miserable.

    Pero a lo que quiero llegar, porque al fin hablar de Toledo, es hablar de una rata más, insignificante, es deslindar con la Marcha de los 4 Suyos, donde se equivoca Gorriti de cabo a rabo, ya que la población utilizo a un tótem que se creía el Pachacutec, como estandarte, son esas gentes que son necesarias para “liderar” una insurrección, como la que hicimos, y tuve el orgullo de ser parte de la organización, la Marcha fue de la población, ella se la cogió como suya y propia (son términos distintos), y en la lucha crucial (el día 28), el tal Toledo dormía la mona, mientras el cleptocrata asumía el mando, y miles en las calles, nos sacábamos la mierda frente a la policía.

    Entonces queda claro, La Marcha de los Suyos tumbo a la dictadura, Toledo es un pedo en el asunto. Solo eso, y ahora es un reo fugitivo. Lo de discutir sobre “democracia”, hummmm…. bizantino

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document