Cuestión de etiquetas

Aunque en Palacio afirman que no se compra ni una gota de licor, un lote de vino premium dice lo contrario.

Foto
Una de las botellas vino premium Iubileus, de la bodega Viniterra especialmente envasadas para AGP. (Foto: IDL-Reporteros)

Actualización informativa. 16-2-11, 5:30 p.m.

Por Gustavo Gorriti.-

En esta vida, es difícil librarse de las etiquetas. Ellas te describen, te definen, a veces te limitan y otras hasta te caricaturizan.

Y son ambiguas. Porque cuando la escuchas en singular, se supone que te indica las reglas que debes seguir en sociedad. Pero si la ves, y a colores, es probable que sea pegada a una botella.

Las etiquetas, como se ve, son importantes. A veces, también se toman. Pero puede que el Perú sea el único país en el que la etiqueta de una botella te define políticamente.

O, mejor dicho, te definen políticamente.

A Toledo, el expresidente y hoy candidato, sus enemigos le pegaron la etiqueta azul del Johnny Walker. Antes le hicieron fama de borracho sin preferencia de marca; pero cuando llegó a Palacio le imputaron una afición hambrienta por lo fino y lo suntuoso, sobre todo si venía en botella y con una etiqueta azul.

De los enemigos se pasó a los oponentes y finalmente a los caricaturistas. De la etiqueta a la otokota.

Así que, cuando llegó García a la presidencia, fue evidente que éste trató de contrastar al máximo posible su propia imagen con la de su predecesor, a cuya caricatura él contribuyó en gran medida.

Nada de etiqueta azul en Palacio, fue la consigna. Menos de otokota ozol. Ni negra, ni roja. Ni vodka, ni ginebra, ni ron ni, puestos en ello, cañazo ni masato. De hecho, de acuerdo con las declaraciones del secretario general de la presidencia (en licencia), Luis Nava, diera la impresión que las elecciones de 2006 fueron ganadas por la liga de abstemios.

“Desde el 2006 no se compró una gota de licor en Palacio” dijo Nava, el martes 15, en entrevista telefónica con IDL-Reporteros, “en Palacio lo único que se toma es té, café o gaseosa”.

¿De verdad? ¿Y qué se tomó, por ejemplo, el día del pisco sour, o en la visita del presidente de Chile, Sebastián Piñera?

“El pisco”, aclara el sub-secretario (y ahora secretario en funciones) general de Palacio, Ricardo Neyra, “que se invita en Palacio es donación de Judith de la Mata [abogada de Alan García y actual embajadora en Argentina] y su esposo, que lo producen y les llega en bidones”.

¿Solo se toma el pisco de De la Mata? No precisamente, agregó Neyra, “todos los otros licores llegan de la Cancillería, a través de la Dirección General de Protocolo y Ceremonial del Estado”.

Entonces, no es que la liga de abstemios gobierne en Palacio, sino que ha cambiado la manera de abastecerlo con licores.

Y con qué etiqueta.

Por lo general, en periodismo de investigación, uno obtiene documentos. Pero en esta ocasión, el documento fue una botella que llegó a IDL-Reporteros.

Se trata de una botella muy especial, del tipo que, sin necesidad de ser sommelier, uno asocia de inmediato con un vino sobresaliente.

Y eso es, precisamente: un vino premium Iubileus, de la bodega Viniterra, de Luján de Cuyo, en Mendoza, Argentina. Es un producto tan exclusivo que, según Viniterra, solo se producen 5 mil litros por año. (La producción total de la bodega es de más de un millón 200 mil litros, para que se tenga una idea de lo especial de ese vino premium).

La pesada botella de Iubileus con su caja original al costado.

La pesada botella de Iubileus con su caja original al costado (Foto: IDL-Reporteros).

El Iubileus es una mezcla de Malbec, Merlot y Syrah, (blend of Terroir) con una predominancia de Malbec.

“Luján de Cuyo produce vinos espectaculares”, dijo a IDL-R (reporteros.pe) la prestigiosa enóloga Cristina Vallarino.

El vino Iubileus no se vende al público en Lima. Y el lote que llegó al Perú tuvo una etiqueta muy peculiar y un solo destinatario.

Iubileus

Foto: IDL-Reporteros.

La etiqueta es Alan García Pérez, a quien se identifica, por si acaso, con su foto y el título de “presidente de la República del Perú”. Abajo, la bandera y luego el tipo de vino y la cosecha: Malbec 2003 (fue embotellado el 2005).

¿O sea que hay un vino marca Alan García?

No precisamente. Se trata de un lote especial de 120 botellas que hizo Viniterra para su cliente exclusivo. La etiqueta descriptiva lo dice claramente: “Fraccionado y Embotellado [sic] exclusivamente para su Excelencia el Sr. Presidente de la República del Perú”. (Ver foto).

La labor fue realizada por Enrique Segura en la bodega Viniterra. Las botellas fueron numeradas del uno al 120 y cada botella tiene el número diferente que le corresponde.

Un vino boutique para un cliente que si no tiene el tamaño si, por lo menos, los gustos boutique. Aunque le guste disimularlo.

¿Cómo se adquirió? “A Alan García sí se le vendió”, dice Sergio García Núñez, representante de Muki S.A. la empresa que importa vinos de la bodega Viniterra.

Pero la compra no se hizo aquí sino en Argentina. “Sí supe que había comprado Iubileus”, dice García Núñez, “el gerente de exportaciones… Leandro Rigo… me contó que habían comprado ese vino… eso ha sido el 2008, que me ha contado”, agrega.

Es evidente. Un examen de la botella, o de la caja, indica que no pasó por la Sunat. A un precio calculado modestamente de 50 dólares por botella, el total de la compra de ese lote fue, por lo menos, de 6 mil dólares. Libres de impuestos, según todo indica.

Diversas fuentes dignas de crédito indican que el vino se libó y se liba en Palacio. Parece ser el preferido de Alan García, aunque no está claro si es por el vino, por la etiqueta o por ambos.

Entonces, ¿quién compró el lote del Iubileus García?

Según Neyra, el subsecretario general que ha asumido las funciones de Nava, la que compra los licores es la Cancillería. Pero IDL-Reporteros (reporteros.pe) contactó al jefe de Logística de la Cancillería, Juan Flores, quien revisó los registros de su departamento y respondió que “no compramos vino argentino hace años. No tenemos registrado ese vino. Solo compramos vinos nacionales”.

Botella

La etiqueta posterior de una botella (del lote de 120) degustada en Palacio de Gobierno (Foto: IDL-Reporteros).

Entonces, si Palacio no compró ese lote; si no lo compró la Cancillería, ¿quién lo hizo?

¿De dónde salió el dinero para esa compra? ¿Cuántas compras más de ese tipo hay? ¿Y por qué no se pagó impuestos?

Preguntas interesantes por responder. La investigación tiene, por supuesto, que ser hecha con la mente clara. Pero mientras tanto, no dejemos de celebrar la calidad de un gran vino (cubramos, eso sí, la etiqueta con púdico silencio), sin el cual, como escribiera el gran Omar Khayam, “las cosas serían como son”.

Así, que, salud, doctor García.

Y ya que estamos en eso, salud también, doctor Nava. Tómese un poquito de ese vino, aunque sea en la taza de té. Así nadie se va a dar cuenta.


Actualización informativa. 16-2-11, 5:30 p.m.

¿Cómo se compró el lote de botellas del vino Iubileus con la etiqueta personal de Alan García, que llegó a Palacio y cuyo contenido se libó desde alrededores del 2008 hasta la actualidad?

Lo que es obvio es que no hubo una compra regular por parte de la cancillería. También es obvio que ese lote de vinos no pagó impuestos a la SUNAT.

¿Cómo llegó, entonces? En sus primeras declaraciones sobre el tema, el presidente Alan García ha sostenido que se trataría de obsequios por parte de productores interesados en introducir su producto al mercado peruano o que desean tener el honor de que sus alcoholes sean libados por el mandatario.

A mí me han hecho, no solo una empresa argentina, sino 20 productores de pisco ponen mi nombre e imagen en sus botellas. Si alguien envía de buen agrado su producción es porque quiere que su vino sea conocido o tener el honor de que se tome en Palacio. Punto”, dijo García.

Romina Mella, de IDL-Reporteros (reporteros.pe), entrevistó hoy miércoles 16 a Adriano Senetiner, presidente de Viniterra, la bodega de Luján de Cuyo, en Mendoza, que elaboró el vino premium Iubileus luego adquirido por Alan García.

¿Ustedes en algún momento han regalado botellas de vino al gobierno peruano? preguntó IDL-R, en la entrevista telefónica.

“No creo” –dijo Senetiner– “Acá no regalamos vino. Y menos si no va con la marca nuestra. …. Son vinos caros.

Nosotros dejamos de producir ese vino porque era muy caro. En este momento la caja de 12 puede estar en 150 y 200 dólares la caja de 12, en Argentina. Después tiene un todo un costo de fletes, de exportación y de expedición, después no sé a qué precio llega a los mercados”.

Poco antes, Mella, de IDL-R, entrevistó también por teléfono a Fernando Rossi, ex gerente de exportaciones de la bodega Viniterra en el momento de la compra. Rossi ya no trabaja con Viniterra.

A continuación, las partes más significativas de la entrevista.

Nosotros hemos publicado que la bodega Viniterra vendió al gobierno peruano botellas de vino Iubileus…

Para el presidente Alan García fue.

¿Recuerdas cuántas botellas fueron?

Fueron algo de 30 o 40 cajas.

¿Recuerdas quién hizo la compra?

… Fue un negocio que hizo el dueño de la bodega. … Yo estaba en exportaciones, pero no manejé la operación esa. Nosotros exportamos algo de 30 mil cajas de 12 (botellas cada una) al año, son como 400 mil botellas. Fue un negocio muy específico, muy chico.

¿Por qué no manejaste la compra si eras el gerente de exportaciones?

Yo trabajaba a la par del dueño de la bodega. El dueño de la bodega tenía unos mercados, y yo otro. … en una bodega chica, el trabajo del dueño está en el día a día permanente. Si yo me iba de vacaciones él se encargaba de las exportaciones.

Entre tanto, una nota aparecida en el importante portal argentino Perfil.com, menciona tanto la declaración de García, que el lote de vinos sería un obsequio de la bodega, como la enfática negativa de la bodega en ese sentido. La nota de Perfil.com  termina indicando que el lote, como se sabe, no pagó impuestos.

Publicado el martes 15 de febrero, 2011 a las 23:17 | RSS 2.0.
Última actualización el martes 09 de septiembre, 2014 a las 15:42

Notas relacionadas

15 comentarios

  1. Jorge Cotrina dice:

    Felicitaciones IDL !!!!!!!!!!

    Ahora que dira Garcia ?
    ” Devolvere los vinos” como los 5 mil dolares

  2. leonidas dice:

    y ahora que dirán los comechados de siempre, García tiene todos los vicios que le achacan a Toledo, pero nadie es capaz de denunciarlo, por qué será?, cuestión de piel?

  3. Y esta es sólo una de las etiquetas. Recordemos también la ridícula etiqueta del Pisco 7,9. Una total aberración.

  4. O sea que además de mentiroso, ególatra y buen bebedor, este señor gasta US$ 6,000 de nuestro dinero, para seguir engordando su estómago. Con razón, añade que “la plata llega solo”. Sin contar el tema de la venta de los Mirage, el Tren Eléctrico y Siracusa. Que desaparezca de la política peruana. R.Soberón.

  5. No sé qué es más vergonzoso, ver otro posible caso (que es más que seguro) de corrupción en palacio o ver la cara de García en las etiquetas… En fin… El tema está muy bueno.

  6. Luis Suarez dice:

    Siempre Gorriti con los destacados destapes! Un gusto leer sus articulos

  7. ronceros dice:

    DE ETIQUETADORES A ETIQUETADOS. TARDE O TEMPRANO LA VIDA NOS DA LO QUE HEMOS DADO HACE UN DIA O CUARENTA AÑOS. QUE VERGUENZA.

  8. El Observador dice:

    Y estas folclóricas perlitas van a seguir apareciendo mientras sigamos teniendo la mediocridad de políticos que tenemos. Qué desaire para el pisco, bebida bandera del Perú, de parte de este mediocre presidente. He ahí la verdadera cara o sentir de este presidente que prefiere lo extranjero a lo nacional. Sin tocar el tema del enfermizo ego que padece. Salud!!, García.

  9. Carlos dice:

    Hola, bueno el reportaje, una vez más felicitaciones

  10. karla dice:

    Cuando no? el egolatara desgraciado de garcia
    y los peruanos pobres extremos? y la miseria del ande? y los q viven con un promedio de 10 soles día? miserable alan garcia, desgraciado!

  11. […] embargo, según lo presentado en el portal web de IDL – Reporteros, en cuestión de lujos el gobierno actual no se queda […]

  12. manuel silva dice:

    Una más de García, se llena la boca hablando de ética, honestidad, cuando todos sabemos la doble moral que tiene él y la mayoría de políticos apristas, más de una vez dijo que regalitos y franelerías con el no iban, ¿a dónde quedó su palabra? El narcotráfico le dio 5 mil dólares para su campaña y él no sabía y ahora devuelve la plata. Lo que le falta es devolver la plata de las regalías q le dan por la venta de las riquezas de nuestro país. Si devuelve eso sería bueno, la gente se lo agradecería mucho.

  13. nelson dice:

    me parecen q son comentarios para el q le sobra el tiempo, q se dedique a hacer investigación en temas q tengan relevancia, hay tantos temas tan importantes y se está dedicando a investigar si Alan compró o no compró vino.

  14. Cesar dice:

    Exceptuados los apristas, ¿habrá alguien para quien sea un honor que su producción lleve la imagen y el nombre de Alan Garcia? no creo a ningún ser pensante capaz de eso, mas bien me parece sería un deshonor.

  15. regina valencia dice:

    Felicitaciones Sr Gorriti, que pena que los Wikileaks se los entregaron al Comercio, a ese diario le gusta llevar la fiesta en paz, cuidando siempre sus intereses.
    Hay que tener valor para enfrentarse con el gordo, es tan vengativo y le gusta perseguir a sus adversarios.
    Buen reportaje, los apristas dicen que son anécdotas y no están dispuestos a comentar nada.
    El mutis va ser su arma; si hubiera sido Toledo, le saltaban a la yugular.

Deje un comentario a leonidas

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document