¿Conflicto de intereses?

Foto

Por Gustavo Gorriti.-

Una nota sin firma en el diario Expreso del lunes 24 sostiene que IDL-Reporteros  habría incurrido en un conflicto de interés no declarado al publicar la investigación: “El champagne que no se descorchó”, que revela cómo Léo Pinheiro, “ex presidente de la constructora OAS sentenciado a 16 años de prisión por corrupción y lavado de dinero en el caso Lava Jato […] negoció por lo bajo con Luis Castañeda meses antes de que asumiera la Alcaldía de Lima”.

Los hechos revelados por la investigación conjunta de Romina Mella, de IDL-R y Guilherme Amado, de O Globo, están sólidamente probados y son de evidente importancia. De ahí el resonante impacto que, pese al desgano de la prensa tradicional por reproducirla y desarrollarla, ha tenido la nota.

Entonces, ¿por qué la acusación de ‘conflicto de interés’ contra esta publicación?

Según lo publicado en ‘Expreso’ [en la página 17), dicho conflicto estaría configurado por lo siguiente:

A) La investigación descubrió cómo Castañeda, a través de otra persona, logró que OAS no firmara el contrato por el Proyecto Río Verde, durante las últimas semanas de la administración de la entonces saliente alcaldesa Susana Villarán;

B) IDL-Reporteros es una publicación que forma parte del Instituto de Defensa Legal;

C) Carlos Rivera “presidente y representante legal” de IDL [en realidad, director de la institución] “cobró S. 157,030 durante todo el período de la alcaldesa Susana Villarán (2011-2014)” según Expreso. “Rivera […] fue contratado el 2012 por la Municipalidad de Lima para que defendiera a la exalcaldesa  Villarán por una demanda interpuesta por concejales de Solidaridad Nacional, Cambio Radical, PPC y Restauración Nacional”, dice Expreso.

D) Además, sostiene la nota, “una de las fundadoras de IDL-Reporteros, la periodista Paola Ugaz fue contratada desde el año 2013 por la Municipalidad de Lima para encargarse del cargo de asesora de áreas referentes a prensa y redes sociales…”.

E) Por último, según Expreso, “se suma la contratación del también abogado Ronald Gamarra, quien era jefe del área de defensa legal de IDL, antecesor de Carlos Rivera y que fue llevado a defender a Villarán…”.

Esa es la acusación de conflicto de interés contra IDL-Reporteros. He decidido citarla en detalle para responderla con precisión.

Para IDL-Reporteros hay normas fundamentales que no toleran ninguna flexibilidad. Nada podrá justificar la corrupción en el ejercicio del periodismo; el conflicto de intereses, sobre todo si no se lo declara; y el error que no es prontamente reconocido y corregido. Quienes han trabajado aquí saben de la exigencia tenaz de verificación y corroboración que existe en cada etapa de una investigación; y conocen también de las consecuencias del error en los muy pocos casos en los que este se ha producido.

Por eso tomamos en serio la acusación publicada en Expreso y procedemos a darle una respuesta detallada. No al diario en mención – cuya alergia a la verdad no soluciona ningún anti–histamínico– sino a nuestros lectores, a la gente, a la que nos debemos y de la que esperamos que sepa que detrás de cada investigación publicada hay el mayor esfuerzo de exactitud, de verificación, sin otra intención que no sea la del interés social y el derecho de los ciudadanos a  saber lo necesario para no ser instrumento de los poderosos y tener control de su destino.

Así que si la acusación fuera cierta, representaría una violación fundamental de nuestra misión y nuestro mandato.

Pero la acusación es falsa.

IDL-Reporteros es un medio con autonomía editorial. Eso quedó claro desde su primera publicación, el 14 de febrero de 2010: “Somos una pequeña sala de redacción” dijo la nota fundacional, “pertenecemos organizativamente al Instituto de Defensa Legal (IDL), la veterana y prestigiosa institución defensora de los derechos humanos, pero tenemos, como debe ser, total autonomía editorial”.

El mismo punto fue remachado en otras ocasiones: Cuando La República hizo una nota sobre el primer aniversario de IDL-R, puntualizó que: “IDL-Reporteros pertenece organizativamente al Instituto de Defensa Legal (IDL). Aunque cuentan con total autonomía editorial”. Lo mismo escribí en Caretas 2117, entre muchas otras ocasiones.

De manera que la independencia y autonomía editorial de IDL-Reporteros ha sido proclamada, sostenida y practicada desde su fundación hasta hoy.

Tenemos una excelente relación con nuestros colegas de IDL, con quienes compartimos la común dedicación a la defensa de la democracia, los derechos humanos, la lucha contra la corrupción. Admiramos su noble labor. Pero nuestro trabajo nos impone reglas diferentes. No podemos, por ejemplo, hacer consultorías pagadas a gobiernos ni a corporaciones. En realidad, virtualmente a nadie. Tenemos también una serie de limitaciones autoimpuestas respecto de la financiación que podemos recibir. Eso nos ha hecho la vida muy difícil pero ha sido un precio necesario para asegurar nuestra independencia.

IDL-Reporteros, por ejemplo, no consultó con nadie dentro de la institución ni informó sobre la investigación del champagne que no se descorchó. Eso es lo normal y así debe ser. Aunque guardamos el mayor respeto y afecto por los integrantes de IDL, sabemos que, en razón de nuestra diferente misión nos rigen reglas diferentes.

Por ello, podemos decir con absoluta certeza que nadie, absolutamente nadie en IDL-Reporteros ha incurrido en ningún conflicto de interés en el caso del champagne sin descorche. Ni en ningún otro, que yo sepa.

¿Y Paola Ugaz? ¿No formó parte de la redacción inicial de IDL-R?

Claro que sí. Paola Ugaz trabajó en IDL-Reporteros desde su primera edición hasta enero de 2011. La investigación del champagne, Pinheiro y Castañeda se publicó más de cinco años después, en octubre de 2016.

Varios periodistas trabajaron en IDL-R y lo dejaron después. A casi todos les fue muy bien en lo profesional después, de manera que el rigor de aquí fue provechoso para ellos. Pero aunque les quedó la marca profesional, al despedirse de nosotros quedaron exentos de cualquier obligación con IDL-R. Recobraron la libertad de, entre otras cosas, trabajar con quien quieran. Ugaz salió a comienzos de 2011 y, si no me equivoco, trabajó con Susana Villarán desde el 2013. ¿Qué conflicto de interés puede haber ahí?

Ronald Gamarra lleva varios años sin vínculo laboral con IDL y nunca trabajó con IDL-Reporteros.

De manera que no ha existido, ni existe, ni existirá conflicto de interés de IDL-Reporteros con esta última investigación ni con ninguna otra.

Espero no haber sido demasiado prolijo en la respuesta. Decidí hacerlo para aclarar comprehensivamente aspectos importantes vinculados con la regulación ética de nuestro trabajo.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Lunes 24 de octubre, 2016 a las 21:05 | RSS 2.0.
Última actualización el Lunes 31 de octubre, 2016 a las 11:37

Notas relacionadas

11 comentarios

  1. Víctor R dice:

    Felicitaciones x su profesionalismo y Ética. Sigan así, haciendo docencia y contribuyan a crear ciudadanía, por una Sociedad con Justicia Social, libre d corrupción

  2. Anónimo dice:

    Desde que Alditus dijo que los que denunciaron eran cercanos a Villarán todos los limitados mentales repiten lo mismo, en la típica de “atacar al mensajero” y no al escritor de la carta o de comprobar que la misma es falsa.

  3. David Hatto C. dice:

    Siempre sostengo que las acusaciones de conflicto de interés u otras contra el editor de la noticia funcionan cuando la nota periodística carece de veracidad; sin embargo a la luz de los hechos la voz de ambos personajes es autentica, el tema es auténtico; las fechas coinciden y más aún el Sr. Castañeda nunca haría una obra que no fuera concebida por él aunque esta fuera de las mejores con la salvedad de otros temas de nuestra anterior alcaldesa, vasta con verlo pasear con sus perros los fines de semana en el parque de las aguas digno de un rey sin reino que pronto se acaba ….

  4. Creo que las aclaraciones al publico sobre la nota del diario Expreso, son oportunas y aclaran el panorama que a veces siembran para desprestigiar a los investigadores con la idea de todos son corruptos, entonces no es creíble la investigación. Ese el argumento que siempre realizó Montesinos para desprestigiar a sus opositores, esas practicas ya lo conocemos. Felicitaciones por el destape, pero todavía existe en muchos gobiernos regionales y locales tambien indicios de corrupción que deben reprimirse.

  5. bernardo alayza mujica dice:

    Lo que pasa es que los de Expreso (y otros medios periodísticos) están acostumbrados a la sujeción a la linea editorial y empresarial del medio donde trabajan, por lo que los miraron desde su propia horma auto impuesta, además de formar parte de los “Muditos” como dice Rosamaría Palacios. Pero tambien es importante reconocer nuevamente el normal terror conocido de los grandes medios frente al poder y los mafiosos corruptos y corruptores de medios.

  6. WILLIAM dice:

    Cazadores de corruptos….muchas gracias y sigan desenmascarándolos…..

  7. Manuel dice:

    Vivo en los Estados Unidos y veo las noticias de Peru a diario. H e visto durante esta semana con mucha pena e indignacion desde el domingo pasado los noticiarios Dominicales y los de la semana como peridistas famosos con maestrias y catedraticos de universidades trabajan cabeza gacha para los dueños de los canales tratando de montar y maquillar este escandoloso caso de corrupcion. IDL por favor sigan asi mateniendo y fomentando esa linea veraz y valiente que enaltece a un buen periodista peruano. Justo en estos casos es donde se puede ver quienes son los verdaderos periodistas y quienes son los que trabajan para los intereses de sus patrones. Felicitaciones una vez mas a IDL.

  8. Manuel G dice:

    Vivo en los Estados Unidos y sigo las noticias fel Peru a diario con mucha pena e indignacion como algunos periodistas con grados de maestria y catedraticos de universidades muchos de ellos narradores de noticias y conductores de programas noticiarios (todos saben quienes son) quienes siempre se han llenado la boca hablando acerca de la escencia del peridismo, nuevante callan y enmudecen ante este escandaloso caso de corrupcion y todo porque sus patrones dueños de los canales para los que ellos laboran no le conviene develar estos eventos. Felicito a IDL Reporteros por tener la valentia de denunciar siempre la corrupcion sin ningun miedo. Solo espero que la poblacion tambirn señale no solo a los corruptos sino tambien a los que los encubren.

  9. Ester dice:

    Expreso es un pasquín asqueroso, cuyo dueño es aprista-fujimontesinista. Allí escriben todos los corruptos.

  10. Luis Alarcón G. dice:

    Agradecemos su consideración para con nosotros, sus lectores, pero no necesitamos que nos remarquen lo que ya sabemos, que los periodistas de IDL reporteros son personas honestas y esa honestidad se refleja en su trabajo.

    Gracias por tener el valor de hacer lo que muchos, por diversas razones, no podemos hacer, investigar y denunciar la corrupción, incluso poniendo en riesgo su seguridad personal.

  11. Albert Rodriguez dice:

    Estudio Periodismo, aunque no el Periodismo de Investigación. Sin embargo son referentes implícitos al hablar sobre esta virtuosa carrera llamada Periodismo. Ser parte de su grupo de trabajo, algún día, es una de las metas autoimpuestas. Gracias por servir de ejemplo.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document