Lava Jato en Latinoamérica

Arribas sólo admite una transferencia y la adjudica a la venta de un inmueble en Brasil

Colaboradores del jefe de la AFI niegan vínculos con el Lava Jato y con el pago de coimas de Odebrecht.

Foto
Gustavo Héctor Arribas, jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) de Argentina. (Fuente: Infoabe).

Por Hugo Alconada Mon / La Nación, de Argentina.-

Gustavo Arribas se encuentra en Brasil. Vivió allí durante casi una década y volvió a la Argentina para asumir al frente de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), pero retornó al país vecino para pasar sus vacaciones junto a su familia, hasta el 23 de este mes.

Consultado por LA NACION, su entorno transmitió que Arribas negaba “rotundamente tener algún tipo de participación en el caso denominado Lava Jato”, mientras que sus colaboradores aportaron varias explicaciones sobre los documentos que muestran que habría recibido casi US$ 600.000, en septiembre de 2013, desde una cuenta en Hong Kong del cambista -o doleiro- Leonardo Meirelles, condenado por su rol en el Lava Jato, aunque luego se acogió al régimen de la “delación premiada”.

La primera respuesta fue que Arribas no conocía ni había mantenido ninguna relación comercial con Meirelles ni con su socio y jefe, Alberto Youssef, quien también fue condenado a prisión como parte del Lava Jato y se convirtió en un “delator premiado”. Indicaron que “ambos eran doleiros, así que quizá le hayan hecho esas transferencias por encargo de terceros”.

Los colaboradores de Arribas afirmaron, además, que el actual jefe de los espías “no recuerda” haber mantenido algún tipo de relación con RFY Import & Export Ltd, la sociedad offshore que le transfirió los casi US$ 600.000 a su cuenta en la sucursal Zurich del Credit Suisse.

 

“Venta de un inmueble”

 

Pese a esas primeras negativas, los colaboradores de Arribas indicaron a LA NACION que buscarían en los archivos y registros para “verificar” la información, y acordaron volver a contactarse. Así, luego indicaron que en realidad “esas transferencias se deben a la venta de un inmueble en la ciudad de San Pablo”, operación sobre la que dijeron que Arribas podría aportar toda la “documentación respaldatoria” al retornar de Brasil.

Tras lamentar que la publicación podría levantar una “sospecha de un origen espurio de las transferencias vinculándolas al Lava Jato“, junto a Arribas remarcaron que cuando ocurrieron esas transferencias, él no era funcionario público ni residente fiscal argentino. “Jamás tuvo ninguna vinculación comercial o prestó servicios para ningún ente público en la Argentina o Brasil durante su actividad empresarial privada, y todas sus cuentas en el país y en el exterior están debidamente declaradas.”

Escribano de profesión, Arribas se radicó durante una década en Brasil, donde se dedicó a la compraventa de jugadores de fútbol, tras aprender los primeros pasos de ese negocio durante su experiencia en Boca Juniors, adonde llegó junto al entonces presidente del club Mauricio Macri.

Al retornar a la Argentina y asumir al frente de la AFI, Arribas se convirtió en uno de los funcionarios más ricos del gabinete nacional. Declaró $ 46 millones de patrimonio, con bienes y activos en la Argentina y participaciones en empresas, plazos fijos, dinero en efectivo y tres oficinas en el país vecino.

Tras esas primeras dos respuestas, sin embargo, llegó la tercera. Junto a Arribas indicaron que en realidad sólo una de las cinco supuestas transferencias se acreditó en su cuenta bancaria del Credit Suisse, sucursal Zurich, de lo que podía aportar una confirmación oficial del banco, pero que por lo tanto negaba cualquier vínculo con los cuatro giros restantes.

Así, desde el entorno del jefe de la ex SIDE terminaron por admitir la existencia de una transferencia por US$ 70.000, que se concretó el 26 de septiembre de 2013, de la cuenta de RFY Import & Export Limited, en Hong Kong, a la cuenta de Arribas en Suiza.

 

Cómo se desarrolló la investigación

  •  Liderado por el equipo periodístico peruano de IDL-Reporteros, un grupo de periodistas de América latina comenzó a investigar hace más de un año y medio las ramificaciones del Lava Jato por los países de la región.

 

  • Esa investigación incluyó reuniones con investigadores en Brasil y otros países, y el cruce de datos entre los periodistas, así como la paulatina publicación de los primeros hallazgos.

 

  • Por ejemplo, el diario La Prensa, de Panamá, reveló que un arrepentido que trabajaba para Odebrecht aportó datos sobre las coimas que se pagaron a un hijo del ex presidente panameño Ricardo Martinelli.

 

 

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Miércoles 11 de enero, 2017 a las 13:58 | RSS 2.0.
Última actualización el Jueves 12 de enero, 2017 a las 19:50

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document