Caso CAEN

Anuncio de desenlace

Foto
Pedro Cateriano, ministro de Defensa. Decisión sobre el CAEN.

Actualización informativa: se produjo el desenlace

Por Gustavo Gorriti.-

El esperpéntico caso del CAEN –con su juego de sillas y poderes, doctorados en los que el postulante es a la vez jurado, literaturas que demuestran que la huachafería está tan activa en el más allá como en el más acá, amotinamiento dentro de la institución  e insubordinación frente al ministro y viceministro de Defensa–, parece encaminarse a un pronto desenlace.

El lunes 3 por la noche, el ministro de Defensa Pedro Cateriano, recién llegado de Europa, declaró por teléfono a IDL-R que “la solución al problema ya está tomada” pero se negó a describir los detalles de dicha solución.

En un tono sin duda diferente que el que usa en sus conversaciones protocolares con personalidades visitantes o visitadas, Cateriano dijo que la solución se conocerá con inalterable formalidad administrativa. “Es una norma que estoy planteando. Esto es lo que te puedo adelantar”, declaró el ministro.

¿Un adelanto quizá? No, fue la respuesta. La decisión “se dará a conocer en uno o dos días a lo máximo” (es decir, el miércoles 5 o jueves 6 de junio), y se conocerá a través de la publicación en el Diario Oficial El Peruano.

Pero Cateriano tenía algo importante que añadir. Por lo complejo y vasto de la responsabilidad ministerial, “yo tengo que delegar y delego muchas tareas… pero cuando no se soluciona el problema y tengo que intervenir, lo hago”.

De manera, reiteró y concluyó Cateriano, que “la solución al problema ya está tomada. La decisión la tomé yo. La responsabilidad política la asumo yo. Es lo que te puedo decir”.

Este periodista hubiera querido preguntar un poco más… si es que, por ejemplo, sentía acidez en el ministerio, o no; y si la “responsabilidad política” explícitamente asumida iba a tener o no algún efecto sobre la estabilidad laboral del ministro, pero Cateriano no estaba en ánimo de conversación.

 

Visita de viceministro

Hubo, sin embargo, reacciones previas del ministerio de Defensa al reportaje que IDL-R publicó el martes 28 de mayo.

El jueves 30 de mayo, el viceministro de Políticas de la Defensa, Mario Sánchez Debernardi, llegó al CAEN y, de acuerdo con lo que ha podido saber IDL-R, se entrevistó con Luis Piscoya, el asediado director general de esa institución.

Viceministro de Políticas de la Defensa, Mario Sánchez Debernardi. (Foto: Tvwfdc).

Viceministro de Políticas de la Defensa, Mario Sánchez Debernardi. (Foto: Tvwfdc).

El viceministro dijo que, había hablado por teléfono con el ministro Cateriano (quien estaba en Europa en esa fecha) y recibido un encargo de este:

Le pedía a Piscoya poner su cargo a disposición del ministro, por haber ‘llamado a la prensa’ y vulnerado un ‘pacto de caballeros’ de manejar confidencialmente el tema.

La publicación de IDL-Reporteros había afectado la ‘imagen’ institucional, según dijo el viceministro,  y por eso se pedía la puesta a disposición del cargo (es decir, la renuncia en otros términos), de Piscoya.

¿Qué habría después de eso? En reuniones anteriores, Sánchez Debernardi le había pedido el CV a Piscoya, para “seguir contando con su aporte” (lo cual revelaba entonces la disposición de capitular frente al autor de Bába Funké, Álex Robertson). Pero, dijo el jueves 30 el viceministro, la situación ahora “era complicada”.

Orlando Velásquez, presidente de la ANR (Der.), responde carta de Luis Piscoya, director del CAEN (Izq.).

Orlando Velásquez, presidente de la ANR (Der.), responde carta de Luis Piscoya, director del CAEN (Izq.).

Trascendió también que Sánchez Debernardi pidió luego la renuncia de Álex Robertson y del grupo que lo secunda. Piscoya, por su parte, dijo que respondería directamente al ministro, por escrito.

IDL-R se ha enterado que el veterano catedrático de Filosofía remitió una carta a Cateriano el lunes 3 de junio, en la que se niega a renunciar. Piscoya reclama que su decisión de no ceder frente a los amotinados, dirigidos por Robertson, fue la legal y correcta y por lo tanto no hay lugar a renuncia y menos a castigo.

IDL-R intentó contactar a Sánchez Debernardi, pero este no respondió sus teléfonos. Luego, la corta entrevista con el ministro Cateriano sugirió algunas de las razones por las que mantuvo el teléfono colgado.

En todo caso, el affaire del CAEN, mantenido en un corrosivo limbo por tres meses, se decidirá en cuestión de horas. Hasta hoy, la principal fuerza con la que contaba Álex Robertson, el ex coronel de Intendencia que defenestró a Piscoya, no era el patrocinio sobrenatural de Bába Funké y sus “partituras mentales” sino la fuerza directa, la influencia no formal pero muy sustantiva, de su compañero de promoción y amigo, el coronel (r) Adrián Villafuerte, popularmente conocido como “Ácido”.

 Coronel EP (r) Adrián Villafuerte Macha, asesor del presidente Ollanta Humala. (Foto: USI).

Coronel EP (r) Adrián Villafuerte Macha, asesor del presidente Ollanta Humala. (Foto: USI).

Gracias a esa influencia, Robertson pudo desafiar las directivas del viceministro Sánchez Debernardi sin que este hiciera otra cosa que declarar su impotencia.

Ahora, la decisión de Cateriano, afecta sin duda la correlación previa de fuerzas. Y ello no puede suceder sin el conocimiento y la aprobación del presidente Ollanta Humala.

Ese parece ser el caso.

Según una fuente con conocimiento preciso del tema y cercana a Palacio de Gobierno, el presidente Humala “ha tomado nota del asunto, está preocupado y le ha encargado al ministro de Defensa la resolución del tema”. Ello porque, según dijo la fuente, “es inaceptable este espectáculo [y porque el asunto] no da para más”.

El desenlace está en camino. Luego, es muy probable que se deriven otras consecuencias de ese hecho, que IDL-R buscará informar con precisión♦




Actualización informativa: se produjo el desenlace

A través de dos resoluciones sucesivas, la 463 y 464, ambas fechadas el miércoles 5 de junio y publicadas en El Peruano de hoy, 6 de junio, el Gobierno despidió tanto al director general del CAEN, Luis Piscoya, como al director académico, Alex Robertson, cuyo motín de claustro llevó a un enfrentamiento de varias semanas, luego que él y un grupo de dirección del CAEN intentaran cesar a Piscoya y nombrar a Robertson como director general interino.


La escandalosa situación, descrita por IDL-R en el reportaje: “Las ideas se exponen, los cargos se imponen“, llevó al ministro de Defensa, Pedro Cateriano, a anunciar medidas prontas para ponerle fin, que fueron las resoluciones que firmó ayer. Estas no se refieren al fondo del conflicto ni lo analizan. Solo indican que, al tratarse de cargos de confianza, ambas personas (y otros funcionarios que presentaron carta de renuncia) no tienen “protección frente a la terminación del empleo”. Y por ende, se despide tanto al uno como al otro♦

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Martes 04 de junio, 2013 a las 19:36 | RSS 2.0.
Última actualización el Lunes 08 de septiembre, 2014 a las 18:15

Notas relacionadas

7 comentarios

  1. Luis Alberto Cisneros dice:

    Ayer di mi opinión respecto al problema del CAEN, asumiendo que debe ser el propio MINISTRO DE DEFENSA quien asuma decisiones inmediatas y/o en su defecto sería el propio PRESIDENTE quien deberìa hacerlo…Según parece fue el MINISTRO quien decidió (es lo correcto).
    Considero importante destacar que mediante este medio no debería ventilarse temas que podrían afectar la imagen de personas, si en su oportunidad NO LO HICIERON.No es ético en mi entender ofender, o poner en tela de juicio actos que no se denunciaron en su oportunidad.”Respetos guardan respetos”;y en esta oportunidad es mi deseo que en el CAEN se mantenga el prestigio institucional por el bien de la DEFENSA NACIONAL.Es mi opinión.

  2. Humberto dice:

    Creo que ha sido lo mejor, sólo que se necesita que se vayan todos los demás.
    Deberían hacer públicas los otros ceses que son necesarios para que el CAEN intente recuperar el prestigio que alguna vez tuvo. Deberían también cerrar el doctorado hasta que se reorganice todo el centro.
    Una pena…

  3. Oscar dice:

    Al General Galindo del Mindef: Es muy sencillo, hace años el CAEN quería entregar diplomas con valor oficial y se le impuso ingresar a la ANR y acepto seguir este camino, pero no se percibió entonces que esta carne viene con este Hueso: La supuesta “Autonomía”, que es algo utópico, pues ningún Centro de Estudios Estratégicos del mundo (Como Anepe Chile)es una “Universidad Autónoma”. Peor aún cuando nombro a mis amiguitas(os) que no saben nada de Seguridad o Defensa como Directores o Profesores.
    Es verdad lo de la escasa calidad de la Dra. Darina Castro, una vez la nombraron nuestra asesora de grupo y le preguntamos varias cosas, nos daba pena como se ponía roja, verde azul, porque la verdad , no sabia ni lo mas elemental.

  4. Carlos dice:

    ¿Que producido academicamente el CAEN en los últimos años? Solo publica paginas con fotos de sus aniversarios o recibimientos a visitantes obligados como los embajadores, ¿pero de Doctrina de Defensa? Nada. En mi opinión lamentablemente se debería cerrar el CAEN, no lo necesitamos, solo sirve para que algunos los vivos con contactos en el Mindef, se asignen sueldos de 13,500, 10,500, 7,500, etc. y para que los Policías que no logran entrar al Inaep consigan un diploma para presentarse al ascenso.

  5. Sebastian Rodriguez dice:

    Es una pena que mediante este medio digan sus verdades y apreciaciones, porque no lo dijeron en su momento, y ahora que tambien se ve a un caviar manejando al Minst Defensa con el argumento normal en ellos sobre el montesinismo y la corrupcion que azoto a nuestro pais, para poner al Tal Galindo, que es producto de la corrupcion de Nadin Heredia, no tenia ningun merito para ascender y lo ascendieron a general por orden de su prima, acto de corrupcion que todo el ejercito sabe, y este hara algo por el CAEM cuando ni siquiera a echo un cursito alli, ni respeto a sus camaradas de armas, por favor continuamos en lo mismo, pasamos de unos corruptos a otros- Sebastian R.

  6. ROLANDO ISAAC REYES dice:

    CAEN, JOSUÉ Y EL MURO DE JERICÓ

    Solamente algunos personajes de nuestra estructura mediática que trascienden por su propio éxito y su innegable responsabilidad para con sus coterráneos, han reparado, en que la debacle en que se revuelca ahora el CAEN, es una desgracia nacional, que nos arrastra a todos, hacia una hecatombe tan imprecisa aun, como nuestra propia realidad nacional.
    La crónica de una muerte anunciada- de Gabo, es dentro de la literatura hispana un emulo de lo que aconteció en nuestro centro, en el crisol del pensamiento doctrinario y estratégico de nuestra patria. Esta es una situación que tiene-como todo desastre-su origen en una falla. Caída inminente del muro de Jericó, porque a nadie le interesó escuchar las trompetas de Josué, que anunciaban a todos su inminente desplome. Así sucedió aquí, mientras que el COEDE perdía su control, también el EP, al igual que el MINDEF. A nadie pareció importarle el prestigio o la función de este centro .Y luego a esperar por los resultados. Los principistas, solo son eso entonces, ilusos soñadores sin una real mística castrense que implica entrega a la lucha por defender a su país en cualquier frente y también frente a quien sea. Pero no son proactivos, no, muchos como ganado, solo rumiaban en los pasillos, lo que sucedía, dejando que otros se lleven nuestra escuela a sus bolsillos (lean las cartas de ellos).
    Pienso sinceramente que la generalizada baja estima en que nuestra sociedad suele tener a nuestros militares, particularmente en estos tiempos de desarme unilateral, de repliegue frente a un centenar de hombres con mas determinación que ellos, en nuestra selva (errada por cierto) los venza y los avergüence., y de una percepción de incapacidad, no muy alejada de la realidad, por la visible crisis de ascendencia de los mandos, aún en sus propios campos de acción, debido a implicancias del poder político que les limitan su accionar.
    Si, implicancias políticas o económicas de los sectores en donde se mueven los subversivos (por nombrar solo a las principales). La baja estima que tiene el pueblo de ahora sobre las FFAA, deriva en gran medida de la percepción también general –y siempre a mi parecer-de que existe poca disposición entre ellos, para respetar y defender su propia deontología, sus principios básicos, sean estos éticos o legales, y así fortalecer a sus instituciones con elementos idóneos, en todo rango.
    Por eso (la sumisión) nuestras FFAA se debilitan y su presencia en cualquier lugar, es ahora irrelevante. Esta degradación, ha llegado a alcanzar niveles que eran considerados casi sacros entre ellos, y que ya solo la mística castrense puede defender.
    Por otro lado, si analizamos detenidamente el avance científico tecnológico y hasta doctrinario entre sus estructuras, al parecer, este se ha detenido en el tiempo, ya que se muestran notablemente reacios en sus nichos doctrinarios ya obsoletos, tanto como para evitar la necesaria renovación de los conceptos que les sostienen, las propias instituciones y las herramientas que emplean en su trabajo -ahora obligatorio-para poder sobrevivir en la nueva realidad sistémica, que si varía constantemente.
    Por lo demás, rehuir a la lucha (no solo en un Battlefield clásico), -que es su labor de soldados por antonomasia-no es una solución digna para un soldado que se precia de serlo. Dejar que las cosas pasen, que el tiempo pase, irresponsablemente y sin cuestionamientos respecto de su organización y funciones, sin confrontación de principios, fundamentos y realidades, no puede hacerse una real ciencia militar, ni tampoco existir una verdadera institución científica como el CAEM, que ellos deberían no solo defender, sino dirigir estratégicamente, para que estudie, ya desde una posición libre de ataduras políticas o de cualquier orden invasivo desde dentro o exteroceptivos, nuestra realidad tal como es, para que se cumpla su función perlocutiva principal, es decir generar los cambios necesarios en la doctrina (que ellos deberían formular y difundir en coordinación con MINEDU) Doctrina tanto de las FFAA, como la de la sociedad en general, y el la Actitud Nacional Conjunta. Es decir, esto es en dos aserciones etiológicas, Identidad Nacional e Integración Nacional., como base para lograr su teleología de Seguridad y Desarrollo.
    Empero se percibe que sus principios han sido penetrados o variados adrede, porque tanto sus lineamientos doctrinarios, como de acción (si los hubiera) están ahora -como antes- muy alejados de nuestra Realidad Nacional, que entre aquellas paredes, solo se estudia desde una posición, que ya está obsoleta en otras latitudes, y aun de esta misma Región Social, Política o Económica. Parece ser que nadie se percató allí, de que las posiciones fijas, ahora son vulnerables, obsoletas y son también objetivos, tan asequibles como los blancos inmóviles, que los ejércitos atrasados les ponen como objetivos, a sus cazadores de tanques, en sus campos de entrenamiento.
    Esta es la era de la Prospectiva Estratégica, para toda institución que se encargue del estudio científico de cualquier realidad que quieran tener en los escenarios futuros., la es para todo país que quiera participar de ellos. No podemos en este aspecto (por sentido de supervivencia) estar tan a la zaga, como lo estamos en educación a nivel mundial.
    Nuestro CAEM tuvo ya su génesis procónico y brillante, que le puso por encima de todas las escuelas de su nivel en esta región el siglo pasado, dándole a nuestra patria magníficos resultados iníciales. El cambio social, el CEPLAN, son el resultado de sus aportes en el pasado, cuando mantenían una visión tan adelantada como necesaria en esos días, pero que se estancaron en ese siglo de posiciones estratégicas bipolares.
    El mundo ha cambiado, nuestras estructuras están cada vez mas comprometidas con nuestras realidades, que se han vuelto cinéticas e interdependientes. La era de posiciones fijas, ya no existe más.
    Existen hoy potencias hegemónicas sin banderas, existen por doquier ataques, guerras sistémicas sin Battlefield clásicos. Los sistemas se han declarado al fin abiertos, y sabemos que el sistema macro es caótico, variable, cinético. En este desorden natural, los países, las naciones se mecen como naos en mareas tormentosas, buscando mantenerse a flote., adecuando su navegar a los vientos y corrientes, para mantenerse vigentes. Nuestra bitácora era el CAEN.
    Como en un gran tablero de ajedrez, entonces tenemos que ser prospectivos, si queremos seguir siendo un país. Entonces, primero que todo tenemos que tener el navío en condiciones. No podemos permitir que el cocinero haga comida solo para el, el capitán su familia y amigos olvidando a los marineros que mantienen en funcionamiento la nave, no. tampoco podemos permitir que la tripulación tenga salvavidas solo para ellos. No. Aquí se tiene que mantener una unidad solida, monolítica, en donde todos trabajemos juntos, para un objetivo único, el de trascender en el espacio y en el tiempo, juntos y seguros.
    Para eso debemos tener identidad e integración, pero más que eso responsabilidad. Tenemos que hacer que el determinismo filosófico este en las mentes de los que conducen al país, se debe despertar la conciencia nacional, individual y colectivamente. Este también es un trabajo macro que tiene que ser formulado, diseñado, preparado y conducido por una institución que se encargue de nuestra realidad futura.
    Yo pensaba que eso era el CAEN. Pero ya no es así (lo fue el siglo pasado) ahora lamentablemente se ha desintegrado, lo han destruido de tal manera que se tiene que reconstruir totalmente. Orgánicamente, doctrinariamente, etiológicamente y teleológicamente…
    Hace tiempo ya que sus diplomados se convirtieron en fuentes de ingreso personal. Que aquí olvidaron sus fines y se aseguraron solo sus integrantes, olvidando su teleología patriótica que le origino. Hace tiempo también que se comenzaron a desligar del control académico castrense, esto por conveniencia, atándose de leguleyadas vergonzantes, inaplicables para un elemento gravitante dentro de nuestra Seguridad Nacional.
    Todo ello frente a la apatía de los mandos que actuaron tan displicentes en esta separación estructural de forma, que les hacían creer a los que lo tomaron, que ellos eran en realidad elementos autónomos admistrativa y curricularmente. Eso no es así de simple.
    Lamentablemente el poder político, antes ajeno a sus claustros penetró sus estructuras (debido también a causas económicas) olvidando su misión destruyendo medio siglo de labor.
    Se olvidaron lo primordial, la generación de actos perlocutivos, y sus diplomados son hoy una feria que solo sirve para engrosar algún curriculum, en pos de sinecuras que ellos mismos ofrecen, por medio de los vergonzantes jaladores, que emulan a los que pululan en la casa del maestro, para formar lideres. Es lamentable reconocer-Haciendo sumas y restas-que n lo que va delo siglo, no tenemos resultados.
    Es ahora mismo una academia mediocre que ofrece más de lo que da. Porque ciertamente, que ha formado lideres, pero ¿Dónde están esos lideres? (con cursos y diplomados para regidores, alcaldes etc….) ¿Acaso esto es de utilidad para el país? Y si es así, entonces que se manifieste alguno haciendo lo que se debe hacer, porque parece que solo les sirven los diplomas a buen precio, como atributo y dossier para alcanzar el puesto y explotarlo… ¿respuestas?….no, nadie.
    Es urgente entonces hacer lo que se tiene que hacer aquí, sin miramientos, es cuestión de seguridad nacional, y es cuestión también de las propias FFAA, donde este centro naciera, para que, si están capacitadas reconstruirlo. Que lo hagan ya, salvo que la degeneración haya hecho metástasis dentro de ellas y este clamor sea inútil ya.
    Para hacer esto debemos ver que cambios legales hicieron estos perillanes, como trastulo de trapacería, que les permitiera hacerse amos de este centro tan sensible para nuestra seguridad.
    Es indudable que son peritos en leyes, claro que si, pues con astucia cazurra reorganizaron esta institución a la medida de sus necesidades y aspiraciones,(sin importarles un carajo, la Seguridad Nacional) y en el dédalo de sus amañes, surgen como personajes que no son. Esta es una muestra de ello:
    Misión del CAEN.- Capacitar y especializar a nivel de postgrado, bajo el principio de autonomía académica, a personal seleccionado del sector público y privado, en materia de Seguridad y Defensa Nacional; asimismo, realizar actividades de investigación en dicho ámbito, para fundamentar, innovar, transmitir la doctrina y sus planteamientos doctrinarios y metodológicos en concordancia con la política de Defensa Nacional y las directivas del titular del sector, a fin de formar y capacitar líderes en Desarrollo.
    Respeto de esto cabe preguntar primero ¿A nivel Post Grado? Esto quiere decir que sus alumnos, deben ser graduados con anterioridad, si ¿pero en que?
    En segundo lugar mencionan específicamente-Bajo el principio de Autonomía académica-¿principio de autonomía académica? ¿Acaso significa esto, no depender de nadie, o de gobernarse por sus propias leyes?
    Realmente esto no puede ser así, no lo es en ninguna escuela de ese nivel, con la misma teleología, en ningún lugar del mundo, salvo que este penetrada, y que con argucias haga lo que deciden, los que sostienen esta aberración, que llevados por intereses diferentes a los que son los del propio Estado, nos estafan.
    Aquí si entendemos (y para evitar leguleyadas), que si, que en cuestiones de cultura si se tienen que dar esas libertades, esto es claro, y es un instrumento legal que fue diseñado para las Universidades, pero para los asuntos de Seguridad Nacional…!NO!.
    Luego ¿Quién selecciona al personal del sector publico? o ¿al del sector privado? Como para capacitarles en materia de Seguridad y Defensa Nacional. Con investigaciones en nuestra intimidad y todo un largo etc.…que tiene que ver con la Política de Defensa Nacional y las directivas del titular de ese sector tan vulnerable…a fin de formar y capacitar ¿lideres en desarrollo?
    Pero esto es absurdo ¿como es que se va a entregar la capacitación de nuestra sociedad, en nuestra Seguridad Nacional, o su condición de carácter difusor a órganos independientes? Particularmente aquellos que consiguieron ser declarados autónomos por ley.
    La consecuencia de soslayar esta falencia, es que tenemos ahora en el país, otras escuelas que se atribuyen las mismas funciones etiológicas y teleológicas, pero como es de lamentar, estas son conducidas y financiadas o por fuerzas económicas, o políticas o extranjeras…La secuela de esto es predecible…lo saben bien los responsables, pero parece que no les interesa…A nosotros si, porque somos las victimas.
    Ahora, ya estamos cansados de reacciones de emergencia de capear el temporal, tratando de ignorar que seguimos en el mar. Ya no esperamos que el MINDEF, nos entregue soluciones cortoplacistas, o remiendos temporales para un asunto que requiere de la mayor atención.
    Corresponde también a las FFAA asumir su responsabilidad con la seguridad nacional, vulnerada aquí por este desastre que nuestros vecinos celebran, para que retomen el control y reorganicen a esta institución (La oveja descarriada del COEDE)
    Tienen en sus filas elementos que no solo pueden hacerlo, tienen que hacerlo, es su deber reconstruir con la mística de sus dogmas, con sus capacidades científicas, y su prospectiva estratégica que en el siglo reina, sumada a la teleología holística y hacer un nuevo CAEM.
    El que existe ya cumplió su ciclo, como todo imperio, se deshizo en una decadencia completa.
    Por la Seguridad nacional, esta es una vulnerabilidad que requiere de control especifico por nuestras FFAA, esto no es un factor político o cultural, tiene que hacerse, ab initio, así nos equivoquemos en el modo, aquí se trata entonces de seguridad nacional, y también si, el fin justifica entonces cualquier medio, y no se puede solo enmendar la plana, hay que comenzar de nuevo, porque mantenerlo así sobre bases endebles es una seria falencia. Seamos responsables con el país.
    -Alguien tiene que hacerlo-.

  7. ROLANDO ISAAC REYES dice:

    En la propia wilkipedia se describe y anuncia su desastre y su obsolescencia. En el libro -Evolución- de mi sutoria publicado el año pasado, le dedique muchísimas lineas a la seria falencia que resulta ser ahora el CAEN para nuestra Seguridad Nacional.Un órgano que NO PUEDE SER AUTÓNOMO.
    Hay que reconstruirlo desde las bases.
    Nihilismo y tao,porque la seguridad es un derecho natural.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document