Archivo mensual: abril 2015

Columna de reporteros30 abril, 2015

Filosofía triple equis

El Perú es una nación de paradojas sugerentes. Sufrimos, por ejemplo, una insurrección china que terminó enfrentada a un presidente japonés. Pero la nación no terminó convertida en Manchuria, sino logró internar ambos extremos de la paradoja en el sistema penitenciario nacional; cuyo jefe durante los últimos años fue un teólogo a quien la combinación de saber celestial y oficio canero convirtió hace poco en ministro del Interior. [Seguir leyendo]

Cacería de migrantes29 abril, 2015

Pocas tragedias suceden ahora en Latinoamérica como el desesperado esfuerzo de miles de migrantes centroamericanos, expulsados sobre todo por la violencia criminal de sus países, por llegar a Estados Unidos atravesando México. [Seguir leyendo]

Pañales huérfanos (pero cargados)29 abril, 2015

Por Romina Mella.-

Con Pirandello, los personajes buscan a su autor; con el ministerio de la Mujer, los pañales buscan a su comprador. Ahora, después que rebalsó la historia de la extraña compra –realizada en su momento con pasmosa velocidad burocrática– de los 8 millones 240 mil pañales que nadie había pedido y nadie sabía dónde guardar o cómo repartir, el embarazoso escándalo ha producido varias investigaciones oficiales (Contraloría, Fiscalía, comisión de Fiscalización en el Congreso) pero ninguna respuesta todavía a la pregunta central, y más elemental, del caso: ¿quién ordenó, y con qué justificación, la compra de los pañales? [Seguir leyendo]

La presencia militar rusa27 abril, 2015

Por Ismael López / Confidencial.-

Desde el 2013 ingresan a territorio nicaragüense al menos 130 militares rusos cada seis meses para entrenar en labores humanitarias, y también para capacitar y patrullar junto a tropas nicaragüenses las aguas del Caribe. ¿Qué buscan los rusos en Nicaragua y Centroamérica? [Seguir leyendo]

La otra sabiduría27 abril, 2015

Por Carlos E. Freyre.-

Una noche, hablaba con el teniente gobernador y el juez de paz de un anexo sobre un hecho de violencia que me pareció peculiar. En una discusión, un campesino había atacado a otro con un arma de película: una motosierra. Le cercenó parte de la oreja izquierda y dentro de mi lógica, el caso debía proseguir su curso judicial. Para la familia de la víctima, no. Preferían su libertad a cambio del pago de la curación. [Seguir leyendo]

El mejor y el peor de los tiempos24 abril, 2015

Por Gustavo Gorriti.- (*)

Ninguna frase define mejor, creo, la historia del periodismo de investigación de estos años que aquella con la que Charles Dickens inició su Historia de dos ciudades: “Era el mejor de los tiempos y era el peor de los tiempos…”. [Seguir leyendo]

Columna de reporteros23 abril, 2015

Negativas y confesiones

Mi artículo de la semana pasada sobre el caso “Lava Jato” suscitó una carta de Odebrecht que empieza diciendo: “El artículo de Gustavo Gorriti ‘Los Nombres y las Cifras’ de CARETAS 2381 cita investigaciones de periódicos brasileños que no corresponden a la realidad de los hechos”. [Seguir leyendo]

Columna de reporteros16 abril, 2015

Los nombres y las cifras

Según lo que se ha visto en la semana, Pedro Cateriano provoca sentimientos de fraternidad universal. Todos quieren hablar con Pedro y tomarse la foto con él. De repente, ni él mismo se conocía esas cualidades. [Seguir leyendo]

Fianza gigantesca14 abril, 2015

Cuando Hervé Falciani fugó de Suiza con una lista de cerca de 130 mil nombres de titulares de cuentas bancarias con el HSBC de Suiza, que, según acusó, utilizaron el banco para la evasión masiva de impuestos, las autoridades suizas persiguieron a Falciani, junto con el HSBC, que lo acusó, entre otras cosas, de ladrón. [Seguir leyendo]

El buen interceptor14 abril, 2015

Por Carlos E. Freyre.-

Cruzando el río Mantaro, en el límite mismo de los departamentos de Ayacucho y Junín, queda el pequeño caserío de José Olaya. Cerca de este, una columna senderista se aproximó y atacó la base al otro lado del río, llamada Unión Mantaro. Abatieron con ráfagas de ametralladora a un soldado. Pero el objetivo no era el soldado ni la base, sino el helicóptero que necesariamente debía ir a recoger el cuerpo. Los oficiales del Estado Mayor se dieron cuenta de esa intención y tomaron la decisión de enviar una patrulla que trate de despejar el área y permita la evacuación del soldado. [Seguir leyendo]
Siguientes artículos

Web por: Frederick Corazao