“Sí se puede alterar la calibración de las balanzas”

El ingeniero Larry Páucar de la empresa Precisión.

El ingeniero electrónico Larry Páucar de la empresa Precisión conoce muy bien cómo funcionan los software de pesaje de las plantas harineras. Él fue el creador del primer programa informático instalado en los tableros de control denominado “JAGXTOLVA” que con el paso del tiempo ha sido mejorado en varias versiones, aseguró el especialista.

Precisión fue la principal empresa proveedora de balanzas del sector pesquero que en los últimos años fue perdiendo poder por la aparición de otras compañías formadas por sus ex ingenieros que tuvieron acceso al software original y luego crearon sus propios programas informáticos de pesajes.

En esta entrevista con IDL-R,  revela los problemas de seguridad que existen en los software y dónde pueden estar las trampas:

¿Es posible cambiar los registros de peso si se tiene acceso a la clave del tablero de control de la balanza?

-Sí es posible porque es un equipo que está en red y es programable. Todo se hace con un software y si hay comunicación, se puede modificar desde cualquier parte, remotamente inclusive. Es una computadora en red, es una computadora más. Hay empresas que tienen varias plantas a nivel de toda la costa y pueden acceder a los equipos directamente desde sus oficinas de informática de Lima.

Y así de fácil cambiar los registros de peso…

-Hay una parte intermedia que es la computadora de la planta en donde se registran los pesos que vienen del tablero de control, esa computadora se puede desconectar y no enviar los datos (al Ministerio de la Producción) (…).Muchas cosas pueden pasar.

-¿Esta manipulación podría presentarse en la actualidad? Le pregunto porque se supone que después de noviembre de 2009 podrían haberse incrementado los niveles de control.

-Podría continuar porque todo se instaló en las máquinas de las plantas y quedó en manos de las empresas. Nosotros no somos responsables de ahí en adelante.  La computadora en donde se registran los pesos del tablero de control, los accesos, la red, todo está en manos de la planta.

-Lo que dicen los dueños de las plantas es que todo está encriptado y que no es de fácil acceso.

-Cuando se instala el programa, se encripta, pero como es un software todo se puede hacer. Hay gente de sistemas que sabe de programación y desencripta los programas, entonces se pueden modificar los correos (que van al Ministerio de la Produce con los registros de peso) (…). Pero hay tres formas de contrastar la información: lo que se imprime en la wincha (ticket de peso), lo que guarda en su memoria el tablero de control y aparte lo que se envía en correo al ministerio. Se puede verificar si la información es la misma.

-¿La gente de la planta puede alterar la calibración de la balanzas? Los calibradores dicen que si se hace se modifican los parámetros y también los valores de calibración, lo cual se haría evidente a la hora de imprimir la wincha con los pesos.

-La planta puede ingresar a la configuración, sí puede alterar la calibración de la tolva (…) ¿Cómo me puedo dar cuenta? Cuando a la hora del pesaje, no hay un orden correlativo, hay dos o tres pesadas que no se registran como cuando se apaga la máquina y ya aparece otra cosa.

– ¿Y cómo se hace para que los parámetros sean los mismos en la impresión y el inspector no se dé cuenta de que se alteró la calibración?

-Podrían hacerlo si logran desencriptar el programa. El software normalmente está hecho para que se lean esos valores (los parámetros de calibración) ni bien haya una pesada, pero qué pasa si en vez de que eso suceda, ya lo escriben en el programa.  Lo que va a pasar es que habrá una impresión constante de un mismo parámetro. El programa debería estar hecho para que cada vez que se haga una pesada,  se tome automáticamente los datos de calibración de la balanza.

-¿Qué recomienda para evitar esta manipulación del software?

-Bueno, lo mismos que propusimos a Produce en 2009.  Vimos muchos problemas al inicio (se perdía mucha data, los registros de correos, se cortaba la red, etc.) y les planteamos que coloquen una computadora industrial para poder instalar un programa de control que sea más potente y adicionalmente que la comunicación sea en forma inalámbrica a través de un punto fijo de teléfono con el ministerio para no depender de la planta sino que exista una comunicación directa. Actualmente se depende por completo de la empresa: la computadora, el internet, la comunicación, etc.

Publicado el jueves 06 de octubre, 2011 a las 4:22 | RSS 2.0.
Última actualización el viernes 11 de noviembre, 2011 a las 14:00

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao

Untitled Document