Cómo murió ‘William’

Foto
‘William’, ‘Gringo’ o ‘Guillermo’ fue abatido el miércoles cerca de una choza en los alrededores de Nuevo Horizonte, en el distrito de Llochegua.

Era uno de los mandos más antiguos y principales de SL-VRAE. El cuarto en jerarquía según varias fuentes. Después de ‘Alipio’, era quizá el más peligroso cuadro militar senderista. Cazador dedicado, su puntería lo había convertido en uno de los más letales francotiradores de SL. En semanas recientes había dirigido varios ataques, sobre todo contra la base de Mazángaro, que tuvieron el luctuoso resultado de varios militares muertos.

Tenía un seudónimo raro para un movimiento profesamente antiyanqui: ‘William’. También le decían ‘Gringo’ y de vez en cuando ‘Guillermo’.

Su larga y letal trayectoria terminó ayer a las ocho de la mañana cerca de una choza en los alrededores de Nuevo Horizonte, en el distrito de Llochegua. El emboscador, el experto en celadas, el francotirador agazapado fue finalmente emboscado por un grupo selecto de policías, al término de una larga operación de inteligencia que culminó en un corto pero muy violento tiroteo.

‘William’, a quien los ministros del Interior y de Defensa llamaron Rolando Cabezas Figueroa en la conferencia de prensa conjunta que dieron ayer al mediodía en Palacio, pero cuya real identidad está aún en duda (entró como ‘NN’ a la morgue de Lima ayer por la tarde), señaló con su muerte lo que él menos hubiera querido hacer: el momento en el que, por primera vez desde el inicio de las operaciones contrainsurgentes en el VRAE, en 2008, las fuerzas de seguridad se anotan el primer y más rotundo éxito operativo contra Sendero en el VRAE, la caída del cuarto dirigente en orden de importancia en la organización de los hermanos Quispe Palomino.

vrae

'Raúl' (Jorge Quispe Palomino) y 'Alipio' (Orlando Borda).

¿Cómo cayó el astuto y elusivo ‘William’? Las fuentes de las fuerzas de seguridad con las que pudo hablar IDL-R fueron particularmente cautas en los detalles de la operación, pero luego de diversas averiguaciones, IDL-R está en condiciones de describir el relato que creemos se ajusta a los hechos.

William tenía que llegar a donde llegó”, dice una fuente de las fuerzas de seguridad con conocimiento de causa. Y todo indica que estaba confiado, pues aunque tenía una escolta de alrededor de 10 senderistas, los dejó algo atrás para llegar al punto de destino. Eran varios minutos antes de las ocho de la mañana del miércoles.

Los movimientos de ‘William’ eran, sin que él lo supiera para nada, seguidos por operadores policiales del grupo especial, conformado por policías de Dirandro y Dircote, bajo el mando –para este operativo– del coronel PNP Vicente Álvarez, que se aprestaban para la acción.

Cerca del lugar al que ‘William’ iba a llegar, un puñado de policías del Grupo de Operaciones Antidrogas Tácticas en Jungla (GOATJ), junto con otros colegas de la Dirandro esperaba emboscado. Habían llegado al lugar alrededor de las cuatro de la mañana, aunque, según varias fuentes, un proceso de inserción en varios lugares posibles se inició desde el sábado pasado.

Al llegar ‘William’ a su punto de encuentro, el pequeño destacamento de policías (vestidos de civil, según fuentes dignas de crédito) entró en acción. De acuerdo con las fuentes, ‘William’ iba solo pero armado. De un momento al otro se desató un tiroteo feroz. Al terminar, el veterano senderista yacía muerto, con ocho impactos de bala.

Eso fue apenas el comienzo. El tiroteo continuó varios minutos y un suboficial de la Policía resultó gravemente herido, por un balazo en la cadera que le afectó el abdomen. Al cierre de esta edición, el suboficial había sido evacuado a Lima y, aunque grave, se encontraba estable.

Muy poco tiempo después arribaron refuerzos aerotransportados de policías de la GOATJ, la Divinesp (división de investigaciones especiales de la Dirandro) y de la Dincote. Una treintena de policías especialmente entrenados controló toda el área del tiroteo. La escolta de ‘William’ hasta donde se sabe, logró fugar.

Una de las razones del éxito que se tuvo en este caso, fueron las reformas operativas puestas en marcha luego de los severos contrastes sufridos en la llamada ‘Operación Libertad’.

Cerca del lugar de la emboscada, unidades de fuerzas especiales bajo las órdenes directas del Comando Conjunto, habían ocupado otros lugares posibles de llegada de ‘William’. Finalmente, patrullas de comandos militares del Comando VRAE prestaban también apoyo.

El viceministro del Interior, Iván Vega, que se encontraba en el VRAE coordinando la operación, recibió poco después la información sobre la muerte de ‘William’ y lo comunicó directamente al presidente Ollanta Humala, quien no perdió tiempo en llamar a una radio local para hacer el anuncio.

Y tuvo razón en hacerlo, porque el éxito del operativo fue quizá mayor del que él pudo suponer.

Hasta ahora, el dirigente senderista del VRAE de mayor nivel fue Félix Huachaca Tincopa, ‘Roberto’, capturado en el Huallaga a donde había sido enviado en 2009 para abrir un segundo frente.

Félix Huachaca

Marzo de 2010. Félix Huachaca Tincopa, 'Roberto', cerca de su campamento en Yacobamba, La Pólvora, en la provincia de Tocache.

El jefe senderista que entonces lo escoltó hasta cerca de Huancayo fue, precisamente, ‘William’ quien debía llegar luego al mando de un contingente fuertemente armado en cuanto ‘Roberto’ creara las condiciones en el Huallaga.

‘William’ nunca llegó, porque ‘Roberto’ fue primero perseguido y después capturado. Pero avanzó hasta la provincia de Jauja, en Rondayacu, para esperar el momento adecuado.

Mientras estuvo en Rondayacu, ‘William’ sostuvo un enfrentamiento con el Ejército en el que murió el capitán EP Illich  Montesinos. Al mando de un grupo armado con por lo menos dos ametralladoras, ‘William’ se mantuvo en el área durante varios meses, desplazándose con relativa tranquilidad.

Capturado ‘Roberto’, ‘William’ regresó al VRAE a fines del  2010 y participó a partir de ese momento en la mayor parte de las emboscadas y ataques senderistas en el área de San Martín de Pangoa y, especialmente, en Llochegua.

La relativa facilidad con la que logró moverse, parece haber relajado la guardia de ‘William’. Fuentes de inteligencia recibieron información de que en ocasiones caminaba solo por caseríos de Llochegua, confiado en su control territorial.

Lo que no supo es que la Policía a la que él quiso buscar en el Huallaga fue al VRAE a buscarlo a él. El GOATJ, por ejemplo, ese grupo definido como ‘el SUAT de la selva’,  fue el mismo que capturó a ‘Roberto’ en el Huallaga. De hecho, el taciturno comandante de ese grupo estuvo en ambas operaciones.

Las fuentes coinciden en que el dato fundamental vino de una fuente humana. La información, luego de evaluada y corroborada, inició una compleja operación de inteligencia, en la que el aporte tecnológico fue proporcionado en buena parte por la DEA.

Una de las razones del éxito que se tuvo en este caso, fueron las reformas operativas puestas en marcha luego de los severos contrastes sufridos en la llamada ‘Operación Libertad’. Por primera vez, la Policía y las Fuerzas Armadas iniciaron una consistente operación, sin subordinar aquella a estas. De hecho, el actual jefe de inteligencia del Frente VRAE es un coronel de la PNP, que estuvo antes al mando de ‘Fusión’, el intento de juntar en tiempo real y con eficacia operativa la inteligencia de todos lados. 

Sobre todo a partir de entonces, la metodología antisenderista de la Divinesp y la Dircote (herederas ambas del GEIN) se aplicó con mucha mayor intensidad y consistencia, contando con la colaboración de las Fuerzas Armadas.

 

 

 

 

La relativa facilidad con la que logró moverse, parece haber relajado la guardia de ‘William’. Fuentes de inteligencia recibieron información de que en ocasiones caminaba solo por caseríos de Llochegua, confiado en su control territorial.

Uno de los principales problemas en las operaciones anteriores fue la filtración informativa, prontamente recogida por la inteligencia senderista. En esta ocasión, el compartimentaje fue tan severo que incluso varios altos jefes del Comando VRAE no tuvieron acceso a los detalles de la operación mientras esta se desarrollaba.

Y así, después de años de sufrir decenas de bajas, las fuerzas de seguridad se han anotado una importante victoria estratégica. ¿Es el comienzo del declive del SL-VRAE? Es muy temprano como para poder afirmarlo.

Pero el hecho es que el mismo tipo de operación, basado en fuentes humanas, rigurosamente protegidas, respaldado por inteligencia electrónica y ejecutado por grupos selectos de la Policía, demolió al senderismo en el Huallaga en una sucesión de capturas a lo largo de varios años, que terminaron con la captura de ‘Artemio’.

El mismo proceso parece haberse iniciado en la mañana del miércoles con la emboscada policial que terminó con la vida de ‘William’.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Jueves 06 de septiembre, 2012 a las 0:52 | RSS 2.0.
Última actualización el Jueves 01 de noviembre, 2012 a las 1:37

3 comentarios

  1. [...] Para ver la información completa haga click aquí [...]

  2. BRACO dice:

    Bien por las Fuerzas del Orden, pero si es una Operación netamente policial, ¿por que la promocionan como conjunta?

  3. jean carlo dice:

    felicitaciones por el logro solo con inteligencia y un buen personal se lograra derrotar a sendero en el vraem

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao