Iburcio Morales grave

Ex alcalde de Monzón y líder cocalero, Iburcio Morales, apresado en 2010, permanece esposado a una cama del hospital Hipólito Unanue, donde se trata de un severo caso de cirrosis.

Viernes 15 de junio. Iburcio Morales en la cama que ocupa en el hospital Hipólito Unanue (Foto: IDL-Reporteros).

Iburcio Morales, líder cocalero y ex alcalde del distrito de Monzón (Huánuco), detenido por la Dirección Antidrogas a fines de noviembre de 2010, fue evacuado de urgencia desde el penal Castro Castro hasta el hospital Hipólito Unanue de El Agustino, la madrugada del jueves 14 de junio, debido al agravamiento de la cirrosis que padece.

De acuerdo con su hija, Carmela Morales, el veterano líder cocalero sufrió un desvanecimiento y su compañero de celda y otros presos tuvieron que pedir auxilio al personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) que lo llevó de inmediato al tópico de la prisión. Esto no fue suficiente y por su delicada condición tuvo que ser evacuado al mencionado hospital.

Y aunque Morales ha perdido mucho peso, no puede incorporarse por sus propios medios y apenas puede hablar, permanece esposado a la cama número 89 que le asignaron en el pabellón E-1 del hospital, en lo que es un claro exceso. Además, se ha asignado a dos agentes del INPE para que lo vigilen.

Su caso es de cuidado. IDL-Reporteros consultó a los gastroentérologos que lo atienden y precisaron que presenta un cuadro de “cirrosis descompensada”, además de retener líquido en el abdomen. Para superar la retención de líquidos se le están aplicando diuréticos como furosemida y en unos tres días se le hará una biopsia para detectar alguna otra complicación.

Morales, de 62 años, solo se alimenta por suero y se le administran tres unidades de plasma cada día. La doctora encargada del piso en el que se encuentra es la gastroenteróloga Carla Cueva.

Carmela, hija de Iburcio Morales, pide que cambien orden de detención contra su padre y le den comparecencia (Foto: IDL-Reporteros).

El líder cocalero fue detenido bajo los cargos de narcotráfico y supuesta colaboración con el terrorismo junto a otros 40 dirigentes del Alto Huallaga, como parte de la denominada Operación Eclipse. Su caso avanza lentamente y hasta ahora no hay una decisión final.

Luego de su detención se inició la etapa de instrucción (investigación a nivel de juzgado), que debió terminar en setiembre del año pasado. Sin embargo, la fiscalía pidió una prórroga de seis meses que también ha vencido. Actualmente el expediente del caso está en la Cuarta Fiscalía Supraprovincial y se espera a que el Ministerio Público emita un informe final o que pida un nuevo plazo para continuar con las pesquisas.

La defensa de Morales pidió el 9 de mayo que se le cambie la orden de detención por la de comparecencia para que pueda atenderse del mal que lo aqueja. Según su abogado, Paul Curay, se programó un informe oral para atender este pedido, pero la huelga en el Poder Judicial y una licencia que pidió el juez Abelino Pulido, que ve su caso, impidieron que haya respuesta.

IDL-R pidió una precisión al INPE por la condición en la que se encuentra Morales. Nos contactamos con su vocera, Janeth Sánchez, quien afirmó que esposar a sus camas a los internos evacuados a hospitales es parte del “Reglamento de Seguridad Penitenciaria” .

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Sábado 16 de junio, 2012 a las 18:48 | RSS 2.0.
Última actualización el Jueves 25 de octubre, 2012 a las 15:41

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao