Perú se aferra al stock propio de jurel

El ministro de la Producción, José Urquizo, y el embajador Nicolás Roncagliolo (Foto: IDL-Reporteros).

El Perú cerró filas frente a las críticas de Chile de no respetar los acuerdos internacionales para evitar la sobrepesca de jurel. Tampoco dio como válidas las duras observaciones de la Unión Europea. Los funcionarios peruanos del Ministerio de la Producción, Imarpe y la Cancillería, optaron por responder en conferencia de prensa la tarde del jueves 9, que seguirán pescando lo que consideren necesario dentro de sus 200 millas, de acuerdo con sus estimaciones científicas, y que sus compromisos internacionales sólo rigen para alta mar.

El Estado ha apoyado medidas de conservación “de carácter voluntario y en las zonas de alta mar, las cuales hemos cumplido a cabalidad”, dijo el embajador Nicolás Roncagliolo, a cargo de la Dirección General de Soberanía, Límites y Asuntos Antárticos del ministerio de Relaciones Exteriores y encabezó la delegación peruana que asistió a la reunión en Santiago de Chile de los países de la Organización Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur  (OROP-PS).  Junto a él estuvo el ministro de la Producción, José Urquizo, quien se mostró cauteloso y se limitó a presentar al equipo que viajó al vecino país para que respondiera a las interrogantes.

Fue el subsecretario de pesca de Chile, Pablo Galilea, quien acusó al Perú de pescar “lo que quiera” dentro de su zona económica y no contabilizar estas capturas como parte de la cuota máxima fijada por la OROP-PS para cada país. Sin embargo, las autoridades peruanas insistieron  en que  siempre dejaron claro en esta instancia intergubernamental que se reservaban el manejo de sus recursos dentro de su jurisdicción.

“OROP-PS es sinónimo de alta mar, exclusivamente de alta mar. Hay otros países que han aceptado que ingrese a su agua jurisdiccional, Perú no”, apuntó Alfredo García Mesinas, funcionario del viceministerio de Pesquería, quien hizo hincapié que los acuerdos suscritos con esta organización hasta la fecha no son vinculantes.

Para que el Convenio que crea la OROP-PS entre en vigencia, se necesita que ocho países lo ratifiquen. Hasta el momento, sólo cinco Estados lo han hecho y el Perú no es uno de ellos. El ministro de la Producción anunció que en los próximos días presentarán un proyecto para que el Consejo de Ministros y luego el Congreso evalúen la ratificación.

En 2011, esta organización acordó que solo se pescara el 60% de lo capturado en 2010, con lo cual el Perú debió capturar unas 24 mil toneladas de jurel. Pero lo que pescó en total fue cerca de 260 mil toneladas: 256 mil 686 en aguas peruanas y 674 en alta mar.

El Perú defiende la existencia de un stock propio de jurel cerca a la costa y asegura que no es el mismo que enfrenta una estrepitosa caída en alta mar en las últimas dos décadas: de 30 millones de toneladas a 3 millones como reveló la investigación del ICIJ en alianza con IDL-Reporteros y CIPER.

Los científicos de Imarpe mostraron gráficos de las capturas de jurel en las últimas décadas para evidenciar que el mayor responsable de la sobrepesca en alta mar es Chile. Capturó más de 28 millones de toneladas en la década del 90 y tuvo altos registros de pesca de ejemplares juveniles, que son importantes para la reproducción de la especie.

Sin embargo, los voceros de la Dirección General de Pesca de la Unión Europea dijeron al ICIJ que la posición del Perú es “negativa y decepcionante” y que podría enfrentar sanciones comerciales. En respuesta, Jorge Zuzunaga, asesor principal de Imarpe que acudió a la reunión de Santiago, dijo a IDL-R que el Perú siempre ha defendido la existencia de un stock propio y que las reacciones contra el país se deben a que la reunión en Chile fue “eminentemente política, no ha sido de científicos”.

El jefe del equipo científico de la OROP-PS, Andrew Penney,  respondió al ICIJ vía correo electrónico que a lo largo de las reuniones no hubo acuerdo para determinar cuál de las diversas hipótesis que defienden los países en la organización, es la correcta. Además, indicó que tampoco presentaron los resultados de sus investigaciones al equipo científico de la OROP-PS.

“La metodología para demostrar esto (lo que defiende el Perú) es un poco compleja y se han valido (los de la OROP-PS) de lo más fácil (…) Para no complicarse la vida prefirieron hablar de un solo stock a pesar que el Perú ya había sostenido que tenía un stock propio”, afirmó Zuzunaga a IDL-R.

En medio de discusiones científicas, el vocero del gremio empresarial más poderoso de la pesca peruana se mostró entusiasta. Richard Inurritegui, el presidente de la Sociedad Nacional de Pesquería,  consideró que la pesca de jurel aún es “subexplotada” y que las compañías tienen interés de capturar más.

Además aseguró que el Perú hace un control mucho más estricto dentro de sus 200 millas que lo que exigido por la OROP-PS. Pero los hallazgos de la investigación del ICIJ, IDL-R y CIPER lo desmienten: en algunas temporadas de pesca las empresas capturaron más de la cuota que legalmente aprobaron las autoridades para la zona económica peruana, y en los primeros meses de 2010 más del 90% de lo pescado fueron ejemplares juveniles.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Viernes 10 de febrero, 2012 a las 2:49 | RSS 2.0.
Última actualización el Lunes 20 de febrero, 2012 a las 20:12

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao