Cosas de brujas

Foto
El segundo vicepresidente de la República, Omar Chehade (izquierda), se reunió en el restaurante Las Brujas de Cachiche con los generales Guillermo Arteta (derecha), Raúl Salazar (abajo a la izquierda) y Abel Gamarra (abajo a la derecha).

Por Romina Mella.-

Un episodio desconocido que puede ayudar a entender la reciente purga policial acaeció discretamente en un privado del restaurante Las Brujas de Cachiche al comienzo de la semana que terminó este ocho de octubre.

¿Cómo empezó? El general PNP Guillermo Arteta Izarnótegui, entonces jefe de la dirección territorial de Lima Norte, recibió en la mañana una llamada del entonces jefe de la dirección territorial de Lima Sur, general PNP Raúl Salazar Salazar, para convocarlo a una cena esa noche, en el restaurante Las Brujas de Cachiche, con el segundo vicepresidente de la República, Omar Chehade.

¿Con motivo de qué la cena? preguntó Arteta a Salazar. Que no se preocupe, contestó este, que ahí lo hablaban, pero le pidió que llevara papel y lapicero.

Arteta llegó a las ocho de la noche a las Brujas de Cachiche, vestido de civil. Vio que ya lo esperaban en el bar el segundo vicepresidente Omar Chehade, que estaba acompañado de su hermano Miguel; y, también vestidos de civil, los generales PNP Salazar y Abel Gamarra Malpartida. La presencia de este último fue una sorpresa, pues Gamarra era entonces jefe regional de la Policía en Tumbes. De hecho, Arteta se enteró ahí que Gamarra había llegado especialmente para esa reunión y que se regresaba a Tumbes el día siguiente.

A los pocos minutos pasaron a un privado y entonces se sumó otra persona que se identificó como primo del vicepresidente.

La cena transcurrió entre la buena comida y la conversación trivial, mientras se entraba en confianza. Salazar y Gamarra parecían tener familiaridad con Omar Chehade.

El congresista Omar Chehade, segundo vicepresidente de la República (Foto: Andina).

Terminada la cena, Omar Chehade se levantó y pidió que lo disculpen porque tenía que irse a otro compromiso.

Apenas salió el vice, su hermano entró en materia.

Miguel Chehade y su primo les hicieron saber a los generales (sobre todo a Arteta, porque los otros parecían estar mucho más al tanto) que querían coordinar un operativo de desalojo en Andahuasi -que está bajo la administración judicial de sus trabajadores- para que la familia Wong tome el control de la azucarera. Quedó claro que los Chehade actuaban, o se presentaban, como representantes de los intereses del Grupo Wong en el nada dulce conflicto judicial por la administración de la azucarera.

Esa era la razón de la cena: El operativo de desalojo para que el grupo Wong tome el control de Andahuasi.

Esa era la razón de la cena: El operativo de desalojo para que el grupo Wong tome el control de Andahuasi.

Arteta había sido invitado porque Andahuasi estaba dentro de la jurisdicción de su comando regional. El operativo de desalojo tenía, en consecuencia, que ser dirigido por él.

Los Chehade le dijeron que el Gobierno tenía un interés prioritario en proteger las inversiones. Eso significaba, para los propósitos concretos de esa reunión, apoyar al Grupo Wong ejecutando el desalojo.

Arteta, el veterano policía para quien la represión solo se justifica cuando se han agotado todos los otros recursos y cuando se ejectua razonablemente, les contestó que un operativo de esa naturaleza podría causar un gran “costo social” si se realizaba precipitadamente.

Dijo que, en primer lugar, era indispensable tener una orden judicial de desalojo en regla. Y luego hacer un cálculo de riesgo y una apreciación de inteligencia antes de poner en marcha el plan de desalojo.

Miguel Chehade.

Miguel Chehade le dijo que la orden judicial no era problema, que le podían conseguir una orden sin fecha ni hora. Arteta repuso que lo que él necesitaba era una resolución firmada por el juez. Que sin eso no podía siquiera empezar a proceder.

Además, Arteta les explicó que la elaboración del perfil de riesgo y el trabajo de inteligencia le tomarían alrededor de un mes.

Intervino entonces el general Gamarra, el recién llegado de Tumbes. Este había visto el año pasado el tema de Andahuasi cuando fue jefe de la dirección territorial de Lima Provincias.

Gamarra afirmó que el operativo podía hacerse en un plazo más corto si se empleaba alrededor de 5 mil policías.

El hermano del vicepresidente Chehade dijo entonces que el grupo Wong podía hacerse cargo de los costos de movilización de los efectivos y que ofrecería un incentivo a los oficiales a cargo de dirigir el operativo.

Arteta repuso que no era correcto que el grupo interesado pagara la acción de la Policía; y que lo del “incentivo” le parecía mal, especialmente teniendo en cuenta que el presidente Humala había declarado la prioridad de la lucha contra la corrupción.

La velada terminó a los pocos minutos, pero antes de irse, el hermano y el primo de Chehade le dijeron al general Arteta que le llevarían pronto la resolución judicial de desalojo.

Pocos días después, el viernes siete de este mes de octubre entre la una y las dos de la tarde, ambos llegaron al puesto de comando de Arteta, en el Potao.

El general, que estaba en una reunión con sus coroneles, salió de su oficina y los recibió en un pasadizo cercano. Los Chehade le entregaron lo que dijeron era la orden judicial en un sobre manila.

General PNP (r) Guillermo Arteta Izarnótegui (Foto: Noticiasnorte.com).

Arteta sacó el documento, lo revisó rápidamente y vio que el texto –que ordenaba el desalojo– no tenía ni fecha ni hora. Y tampoco la firma del juez. Arteta les insistió en que para él era indispensable tener un documento que cumpliera con todos los requisitos de legalidad, que además debía llegarle a través de la cadena de mando policial.  Los Chehade prometieron hacerlo y traerle la resolución precisada.

A la semana siguiente llegó, en efecto, una resolución, hasta impresa en El Peruano; pero era la de su pase intempestivo al retiro.

A los otros dos generales de aquella cena en el privado de las Brujas de Cachiche, no les fue nada mal.El general Salazar, que sirvió de mediador en la reunión entre Arteta y el segundo vicepresidente de la República, para favorecer a un grupo privado, fue nombrado director general de la Policía. Gamarra, a su turno, dejó Tumbes y vino a Lima como jefe de la Dirección de Educación y Doctrina de la PNP.

IDL-R contactó al general Gamarra, y le preguntó sobre la cena. Este respondió que no recordaba si se produjo o no la cena, pese a que apenas había transcurrido una semana. “No me acuerdo. No recuerdo”, dijo, y terminó la conversación.

IDL-R intentó comunicarse repetidas veces con el general PNP Raúl Salazar pero éste no respondió.

General PNP Raúl Salazar (Foto: Andina).

Esta publicación también trató de conectarse con el segundo vicepresidente Omar Chehade y con su hermano, Miguel Chehade. Se dejó mensajes en los buzones de voz de los teléfonos del vicepresidente. Hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

La pregunta era y es simple: ¿Qué hace el segundo vicepresidente de la República en un evidente caso de uso de la influencia de su cargo a favor de un grupo privado en una controversia? ¿Lo sabía el presidente de la República?

Y una pregunta más. Los resultados de esa conversación ¿han tenido algo que ver con los resultados de la ‘reingeniería’ policial del ministro Óscar Valdés?

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Sábado 15 de octubre, 2011 a las 16:22 | RSS 2.0.
Última actualización el Lunes 03 de septiembre, 2012 a las 20:54

Notas relacionadas

23 comentarios

  1. [...] continuación la nota de Romina Mella para IDL-Reporteros: Un episodio desconocido que puede ayudar a entender la reciente purga policial [...]

  2. Ricardo Paredes Vassallo dice:

    ¿Hay alguien en el Peru que dude que las fuerzas del “orden” (la Policía Nacional), deban ser reformadas? Ninguno. Salvo aquellos que tienen interés en separar la justicia personal de la verdad, de la necesidad, y control del pueblo…

  3. [...] es nada menos, que el segundo vicepresidente de la República, Omar Chehade, quien según la web IDL-Reporteros habría participado, con su hermano Miguel, en una reunión, en un conocido restaurante limeño, con [...]

  4. [...] todo lo anterior quedaría en anécdota si se comprueba que, tal como reveló IDL-Reporteros, Chehade intentó presionar al general PNP Guillermo Arteta Izarnótegui, hasta hace poco jefe de [...]

  5. De la sucesión de los hechos se establecería que los posible operadores del grupo Wong entre otros serían el hermano de Chehade, el amigo de éste y el general Gamarra quien fue jefe de Lima Provincias quienes habrían coordinado para un posible desalojo que quedó trunco por lo tanto son conocidos, utilizando al general Salazar conocido de los Chehade para convocar al General Arteta experto en estos temas jefe de Lima Norte donde se encuentra el Complejo Andahuasi quien habría indicado que el desalojo era complejo por lo que necesitaba meses para su planeamiento, personal y logística necesaria, inteligencia en el lugar de los hechos y de una resolución judicial al respecto cuestionando una resolución presentado por el hermano de Chehade, quedando descartado este general por cuanto los operadores necesitaban de un desalojo inmediato que no iba a suceder; posteriormente llegó la purga de generales quedando Salazar como director de la Policía no se sabe si fue con el apoyo o ayuda de los Chehade porque eran ya sus amigos y el general Gamarra quien discretamente se ubicó en la dirección de educación de la Policía hasta que la marea baje y buscar un general de menor jerarquía para llevar a cabo este proposito, sino como se explica su permanencia en Lima en todo caso es el general Becerra quien debe indicar quien lo presionó para que este general permanezca en Lima si era jefe en Tumbes, que el periodismo prosiga con las investigaciones para establecer la verdad de los hechos porque el congresista Chehade ha desmentido lo vertido por el general Arteta quien al parecer no tiene proposito alguno con estas declaraciones.

  6. [...] sábado (15/10/2011), IDL-Reporteros (lee aquí la nota: “Cosas de brujas”) difundió una denuncia que involucraba al hermano (Miguel Chehade) del congresista y segundo [...]

  7. [...] León Barandiarán, uno de los asistentes a la reunión que sostuvo el segundo vicepresidente, Omar Chehade con tres altos generales de la Policía…, señaló que sí se conversó sobre el desalojo en [...]

  8. Miguel dice:

    Faltó formular una pregunta clave: si León Barandiarán acompañó a Miguel Chehade, el viernes 7 de octubre, al puesto de comando de Arteta, en el Potao (Rímac), tal como aseguró el entonces jefe de la dirección territorial de Lima Norte.

    Según IDL-Reporteros (o Arteta), Miguel Chehade y su presunto acompañante le entregaron allí “lo que dijeron era la orden judicial [que se necesitaba para el eventual desalojo] en un sobre manila”. Creo que por eso la denuncia de Arteta-IDL, por ahora, se desinfla.

  9. [...] investigativjournalistische Internetportal IDL-Reporteros wirft Omar Chehade vor, den Kontakt zwischen seinen der Wong-Gruppe nahestehenden Familienmitgliedern und den [...]

  10. [...] como lo informara días previos la mencionada publicación, Miguel Chehade y Miguel León se reunieron con Arteta para entregarle, en un sobre de manila, una resolución judicial que permitiría el desalojo en [...]

  11. [...] allegations against Chehade arose in a report by IDL-Reporteros that said he and his brother held a meeting with Guillermo Arteta, a former police general who was [...]

  12. [...] noticia “bomba” publicada por IDL Reporteros el pasado 15 de Octubre, que develó la intervención del Primer Vicepresidente, Omar Chehade, para que se realice el [...]

  13. [...] caso Chehade. -Captura y muerte de Muammar Gaddafi. -Violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes. [...]

  14. [...] caso Omar Chehade no tiene cuando acabar. Tras conocerse el destape de IDL-Reporteros sobre un presunto tráfico de influencias en el que estaría involucrado el segundo vicepresidente, algunos de los principales analistas [...]

  15. [...] han ido aumentando aunque la primicia la tuvimos gracias a los reporteros de IDL, y si haces clic aquí, podrás leer la descripción que éstos brindan del [...]

  16. [...] todo lo anterior quedaría en anécdota si se comprueba que, tal como reveló IDL-Reporteros, Chehade intentó presionar al general PNP Guillermo Arteta Izarnótegui, hasta hace poco jefe de [...]

  17. [...] y en el cargo de segundo vicepresidente de la República. Frente a la mala imagen generada por las recientes denuncias en su contra, comentó que esto “no debería afectar el buen manejo del Gobierno. Hay que separar este caso [...]

  18. [...] llegada es creciente y tenemos impacto, de eso no hay duda. La semana pasada sacamos un escándalo relacionado con un intento de tráfico de influencias por parte del vicepresidente de la … y gracias a eso logramos el mayor número de visitas de nuestra [...]

  19. [...] Brujas de Cachiche, los primeros días de octubre. En dicha reunión también estuvieron (ver: Cosas de brujas) el vicepresidente Omar Chehade; el ahora director general de la Policía, general PNP Raúl Salazar [...]

  20. [...] El congresista Omar Chehade anunció esta tarde que no ejercerá las funciones de segundo vicepresidente de la República mientras duren las investigaciones que realiza la Fiscalía en simultáneo con tres comisiones del Congreso, sobre un supuesto caso de tráfico de influencias, entre otros delitos, a favor del grupo Wong. [...]

  21. [...] gobierno tampoco han contribuido con este propósito. Si bien todo hace indicar que Omar Chehade trató de favorecer a un grupo económico, Ollanta Humala no ha sido lo suficientemente incisivo en pedir su renuncia; salvo la invitación a [...]

  22. [...] hechos materia de la investigación derivan de la reunión que habría sostenido el segundo vicepresidente, con su hermano Miguel, su amigo León Bara…, donde Chehade habría influenciado para que se realice un operativo de desalojo de los [...]

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao