Columna de reporteros

Gustavo Gorriti, director de IDL-Reporteros (Foto: Christian Osés).



Reproducción de la columna ‘Las Palabras’ publicada en la edición 2180 de la revista ‘Caretas’.


Spam de geishas

Vive y aprenderás dice el dicho. Vaya que es cierto. Pasan los años y uno ve cosas que no dejan encallecer el sentido de sorpresa. Pero nada superó lo de estos días, cuando me encontré siendo objeto de una cadena de solidaridad geisha que se extendió a velocidad de virus aunque fuera más falsa que un billete de trece soles.

¿Dónde empezó ese episodio estrafalario? En la columna de Aldo Mariátegui publicada en Correo del domingo 2 de mayo. Bajo el título de “Una advertencia vigente”, el director de Correo escribió: Encuentro una columna escrita por Gustavo Gorriti años atrás en La República (…) donde éste formula advertencias que aún ahora deben ser oídas, a pesar de que en estos días Gustavo parece creer que se puede civilizar al Humala actual dentro de la socialdemocracia (…) Por razones de espacio, y por temas que ya no son actuales, reproduzco los extractos más impactantes”.

A continuación, Mariátegui, como bien dice, “reproduce” (porque una cita así de larga ya es asunto de copyright) un “extracto” de 599 palabras, con lo que, sin querer, terminé solucionándole el problema de cómo llenar la columna del domingo.

Pero, la larguísima cita de Mariátegui cumplió con señalar la fecha y lugar en el que mi artículo fue publicado: en el diario “La República”, hace cinco años, a comienzos de abril de 2006. Los saltos de texto están, además, correctamente  marcados, de manera que la cita del argumento que empleé entonces, no deja de ser legítima dentro de los términos de un debate.

Pero desde ese día, el artículo se convirtió en favorito de militantes y propagandistas geishas. El pequeño detalle de que fue escrito hace cinco años, en las elecciones de 2006, fue solucionado en forma que le hubiera encantado a Fujimori: borraron la fecha y lo reprodujeron tal cual si hubiera sido escrito ayer.

Antes de espamearlo, los manejadores psicosociales fujimoristas juntaron a la bruta las partes del artículo que sintieron les convenía más y eliminaron todo lo que no les gustó, (como, por ejemplo, esta cita: “En 1990, 1991 y 1992 alerté, junto con otros pocos, sobre la presencia e influencia de Montesinos en el entorno inmediato de Fujimori. Este, por supuesto, mintió en todas las formas y maneras al respecto, y hubo una significativa cantidad de gente que decidió hacerse la tonta. Pero, en perspectiva, creo que no advertí sobre ese peligro con la suficiente energía y contundencia(…). Después perdimos años y mucho más, nos robaron cientos de millones de dólares, envilecieron el país, nos forzaron a luchar cuesta arriba para derrocarlos”).

 

FINALMENTE, lanzaron la nota como si fuera un flash noticioso.  El “asunto” en los mails era: “Co-director del diario ‘La República’ renuncia porque este diario está con Humala”. Adentro, en tipografía desmesurada y coloreada titulaban: “Por qué salió Gustavo Gorriti del diario La República?[sic] … Montesinos estaría detrás de Humala”.

Arriba, con el típico epígrafe de desinformaciones charcherosas, se ponía: “Esta información me viene desde Suiza, léanla y luego saquen las conclusiones del caso”. Más arriba, un consejo de virus a virus: “Por favor, si lo vas a reenviar no te olvides de borrar mi dirección y enviarlo en CCO por la seguridad de todos. Gracias! [sic]”.

Así que, señoras y señores, sin cortarlo ni coserlo, me convertí de la tarde a la noche en el personaje más popular de las geishas sinvergüenzas y de las cacatúas sin cerebro. La cosa avanzó tan rápido como la gripe entre los yanomami y tras cada vuelta se iba poniendo más dramática. Ya solo faltaba que Cipriani exigiera el respeto a mis derechos humanos y que Rafael Rey reclamara mi reposición en La República.

De puro ridículo, el asunto resultó divertido. Yo ¡convertido en héroe de las geishas! Luego, cuando la viralidad se hizo epidémica y empezaron a llegar preguntas perplejas de la gente más inesperada, fue evidente que había que poner cada cosa en su sitio.

Entonces, aclaro:

El artículo distribuido por las redes fujimoristas, es una versión insidiosamente editada de mi última columna “Las Palabras” publicada en La República bajo el título de “Despedida”, el domingo 2 de abril de 2006. (Quien desee leer el artículo completo puede hacerlo en:
http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/20060402/pasadas/15/76707).

Fue escrito antes de la primera vuelta de las elecciones generales del 2006.

Y no salí de La República ayer, sino hace cinco años.  Tampoco renuncié. Mi salida se produjo, tal cual escribí en ese artículo como resultado de una decisión “tomada en común acuerdo con la familia propietaria del diario”. Ni más ni menos. Así como no acepté, mientras fui codirector, ninguna interferencia en mis labores periodísticas, tuve siempre claro que mi cargo era de confianza y que cuando la familia Mohme decidiera terminar mi contrato, a mí no me correspondía siquiera preguntar el porqué sino acordar la fecha de mi salida. Así son y deben ser las reglas en el manejo responsable de un periódico.

Mi relación con la familia Mohme fue siempre cordial mientras estuve en el periódico y ha continuado siendo así después. Fui amigo de Gustavo Mohme Llona y conservo un respeto mutuo con sus herederos.

ES obvio que en 2006 tuve marcadas diferencias con varios miembros del Consejo Editorial del periódico sobre la candidatura de Ollanta Humala. Yo me opuse decididamente a ella. Por supuesto que ni se me ocurrió contaminar la cobertura informativa, pero me expresé con toda claridad en mi página semanal de opinión.

Luego, en la segunda vuelta de 2006, llamé a votar por Alan García. Se me destiemplan los dientes cuando lo recuerdo, pero sigo pensando hoy, cinco años después, que hice bien en oponerme a Humala el 2006 y en haber llamado a votar por García, aunque eso haya acrecentado el trabajo de mi dentista.

¿Pienso igual sobre Humala ahora? No.

¿Por qué? ¿Ha cambiado Ollanta Humala? Sí. Es más, he visto un proceso de cambio que se inició el 2007, si no antes. No es táctica electoral. Es un proceso largo, de alejamiento del llamado etno-cacerismo y del chavismo. El Humala que veo ahora delibera, ordena y actúa como un dirigente con valores democráticos.

¿Puedo estar equivocado? No es imposible. Los comandantes retirados no suelen, por regla transformarse en líderes de la democracia liberal. A la vez, nada impide que Humala rompa la tendencia.

¿Por qué creo que será así? Porque le conviene. Si va por el camino de Lula o el de Mujica, tendrá mucho éxito. Las condiciones financieras, económicas y sociales favorecen ese camino. En cambio, si decide imitar a Chávez o a Evo Morales, fracasará irremisiblemente, antes de mucho tiempo y con alto costo. Eso lo sabe él.

De otro lado ¿Ha cambiado Fujimori? ¡No! ¡El objetivo central de su campaña es recuperar la libertad y el poder! ¿Y recuerdan ustedes lo que hizo en el poder? ¿No? Se lo vamos a recordar, con toda precisión, este mes, aquí, en reporteros.pe y en otros sitios.

Si temen algo de Humala, multiplíquenlo por diez en el caso de Fujimori y quedarán cortos.

Así que, mientras espero un compromiso más rotundo de Humala con la Democracia, para terminar de decidir mi voto, alcanzo mi recomendación de esta semana de mayo de 2011.

Exíjanle a Ollanta Humala las garantías que despejen sus dudas. Háganlo, si les parece, que yo lo haré. Y si votan por él, vigilen luego; yo lo haré también.

Pero no olviden que el gran peligro ahora para la Patria es la resurrección del fujimorato, la amenaza de que el crimen organizado vuelva al poder y extienda el cáncer de la mentira, la violencia y la corrupción sobre nuestro país, como lo hizo hasta el año dos mil, cuando se derrocó su nefasto e infame poder.



Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Jueves 12 de mayo, 2011 a las 13:11 | RSS 2.0.
Última actualización el Lunes 23 de junio, 2014 a las 11:37

15 comentarios

  1. FEr dice:

    Lamentable que a un cuidado de nuestro país sea tratado de la forma como lo hicieron el malcriado de Mariategui y la ex geisha Delta, todos merecemos respeto así no estemos deacuerdo con sus ideas políticas.Igual no podemos hacer resucitar al fujimorato.

  2. Armando Inti dice:

    asi pues, lamentablemente todo los dias somos espectadores de esta tribuna que se llama la pantalla chica, donde estos dos señores Aldo Y M. Delta hacen el mal uso del periodismo, burlandose de los invitados en este caso de ollanta y del publico, creen que la gente aun no se da cuenta de las barbaridades que dicen y reafirman de tener la razon, es una pena que nos olvidemos de tan mal que nos trato los fujimoristas en esos 10años y lo peor de todo renunciar por un fax al pueblo peruano, eso no merece perdon ,el ni su familia, claro a los corruptos hay que pasarle la mano, porque al final ellos nos perdonan nuestras fechorias, asi de simple son las cosas y nos olvidamos de los de mas que si necesitan.
    En caso de ollanta ,no podemos jusgar a nadie si no lo has dado la oportunidad de hacer, si simpatiso con estos dos candidatos pero es mi posicion umilde.

  3. Armando Inti dice:

    perdon, quise decir que no simpatiso con estos dos candidatos

  4. Patricia Riera dice:

    Ya me extrañaba… la saludable estructura caracterolóigica de Gustavo Gorriti, su coherencia, así como como su tenacidad en la defensa de los principios democráticos, volvían inverosimil la noticia. Y hablo de “noticias” porque -¡preparémonos!- la perversidad y la mentira volverán a copar los medios en un nuevo gobierno fujimorista.

  5. J. FRANCISCO dice:

    Todo lo escrito en el 2006 lo recuerdo, tu trayectoria no es comparable con lo que vemos y leemos hoy en día,en el mundo del periodismo eres un estandarte de probidad moral,eres de los que planteas con claridad tus ideas y comentarios. Tengo memoria y no creo en Keiko y todo el entorno que irradia corrupción,mentiras.EL pueblo ya está conociendo a las nuevas geishas: Bayly,Mariátegui,Delta.

  6. Patricia Riera dice:

    Y sí te pediría: ¡manifiéstate, Gustavo!, que cuando se proyecta la sombra colectiva, cada atisbo de luz individual se vuelve una necesidad vital. Entre otros, hazlo por los miles de espíritus que se nos van a levantar para increparnos por qué no hablamos por ellos…

  7. Gonzalo Fernández Montagne dice:

    Tuve entre mis manos el mensaje enviado por el perverso y sinvergüenza de Mariátegui que me parecía raro que hubiera sido cierto porque, imagínense el notición que habrían tenido entre manos los dueños de periódicos en campaña de medias verdades o medias mentiras que son lo mismo, para seguir aterrorizando a la gente, porque son ellos los que se mueren de miedo que las cosas cambien, como que deben cambiar, pero para bien, lógicamente.
    Lo paradójico es que hablan de libertad de prensa y libertad de información, pero se olvidan del derecho ciudadano a la información veraz y educativa. Qué autoridad moral tendrán si llega a ocupar el cargo de presidente del Perú un individuo del estilo de Chávez, Fujimori, Odría, Stroessner, Balaguer, Trujillo, Batista, Pinochet, etc. -Dios no lo quiera y su ceguera no lo estimule- y aplica sus mismas reglas parametradas de prensa.
    Lo peor que nos puede suceder a los seres humanos, es no usar la inteligencia que Dios nos ha dado y que la mentira y el miedo nos nublen el entendimiento. En vez de convencer por medio del razonamiento y la exposición de ideas, estos grupos persisten en que nada cambie cuando muchas cosas deben cambiar, y lo hacen infundiendo pánico. Por mi parte comparto la posición del señor Gorriti.
    Lo que debemos temer que vuelva es la satrapía mafiosa del gobierno Fujimontesinista y mi deseo, como el de muchos peruanos honestos, es que desaparezcan de la escena política del país, sus procedimientos inmorales, clientelistas y llenos de falsedad y su confusa concepción de la realidad. ¡Qué vergüenza me daría si la hija del delincuente en cárcel y su corte vuelven al gobierno como si nada hubiera pasado y nada hubiéramos aprendido!

    A continuación me tomo la libertad de copiar, como un recordatorio, el resumen que hice de la Primera Conferencia Anticorrupción a la que asistí, y a la cual también asistieron con toda seguridad muchos de quienes forman parte de IDL-REPORTEROS, después que escapara el cobarde jefe del clan fujimontesinista y se diera término a la dictadura de la cual fue responsable, junto con los que hoy día rodean a su hija-candidata.

    Lima, 3 de Julio del 2001
    I CONFERENCIA NACIONAL ANTICORRUPCION
    Resumen hecho por
    Gonzalo Fernández Montagne
    Organizada por el CONSORCIO NACIONAL PARA LA ETICA PUBLICA – PROETICA, conformada por la Asociación de Exportadores, la Comisión Andina de Juristas, el Instituto Prensa y Sociedad y Transparencia; y por la INICIATIVA NACIONAL ANTICORRUPCION – INA, realizada los días 26, 27 y 28 de junio de 2001 en el hotel Miraflores Park Plaza, Lima Perú; Bajo la coordinación del Ministerio de Justicia del Perú y el auspicio de la Agencia Para el Desarrollo Internacional de Canadá, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la DIFD de Gran Bretaña, la GTZ de la Cooperación Alemana de Desarrollo, la Fundación Nacional Para la Democracia – NED, Transparencia Internacional y OTI-USAID.
    ACCION INTERNACIONAL CONTRA LA CORRUPCION
    El evento contó con la participación de personalidades de diferentes partes del mundo involucrados en la lucha contra la corrupción, que revela la preocupación internacional que existe para enfrentar organizadamente este fenómeno. También con la de representantes locales de las entidades organizadoras e invitados de instituciones de nuestro medio, que permitió comprobar, no solo la preocupación sino el compromiso que se está adquiriendo en nuestro país, para enfrentar seriamente el problema con la voluntad que se puso de manifiesto de que este esfuerzo sea efectivo y sostenible en el tiempo.
    Una importante conclusión es que la corrupción ocurre en todos los lugares del mundo y ante similares situaciones las respuestas tienden a ser las mismas, se trate de personas de un país desarrollado o subdesarrollado, de América o de Asia o Europa, según encuestas llevadas a cabo por el Banco Mundial. Lo que demuestra que no se trata de un problema genético como algunos pretenden teorizar, sino de debilidad humana, condicionamiento cultural y falta de control social.
    CAUSAS SOCIALES DE LA CORRUPCION
    La autocracia y la corrupción marchan siempre de la mano, fue una conclusión del Presidente Valentín Paniagua al inaugurar el Congreso y en efecto, se manifestó durante su desarrollo que, en democracias poco consistentes, donde el Estado y la sociedad son débiles, la corrupción encuentra condiciones para convertirse en un fenómeno recurrente, lo que ha sido por desgracia la historia del Perú desde la época Colonial, por lo que es hora de construir una República de ciudadanos y no de gobernantes; y de formar ciudadanos que tengan la capacidad de controlar el poder.
    Durante los últimos años, a la falta de medios o sistemas de control se sumó una militarización y una judicialización de la política, en opinión de un sociólogo, que contó con una alianza nacional e internacional de la corrupción, que localmente incluyó a empresarios, políticos, militares, intelectuales, tecnócratas, profesores, periodistas y otros miembros de la comunidad. Y esto fue posible por un problema educacional en todos los niveles y por un problema estructural de pobreza y cultura de dominación y subordinación. El control que hubo por parte del poder político, con honrosas excepciones, de los medios de comunicación y la cultura del secreto impuestas por un Gobierno autocrático y corrupto, permitieron manipular la información y hacer creer a la población en una realidad virtual, inventada a la medida de las necesidades de los poderosos. En el Perú coexisten hoy día la modernidad y la precariedad, siendo que la primera no se da en forma estructurada sino como en islotes en medio de una realidad inestable e insegura.
    A nivel internacional hay una responsabilidad en las empresas transnacionales que pagan sobornos en sus negocios y una permisividad en los bancos que aceptaron sin mayor control, dinero proveniente de acciones ilegales y del crimen organizado. Frente a esta realidad no existe una legislación y un sistema de control adecuados.
    ENFOQUE TEORICO DE LA CORRUPCION
    La corrupción tiene un riesgo estructural y por lo tanto se trata de diseñar mecanismos que reduzcan las oportunidades (enfoque sistémico) y que generen castigos (enfoque punitivo). En el enfoque sistémico se ha ideado la fórmula C = M + D – T, es decir, corrupción es igual a monopolio más discrecionalidad menos transparencia, que para el caso del Perú se presentó como C = M + A – T teniendo en cuenta la experiencia de los últimos años, donde la arbitrariedad reemplazó en la fórmula a la discrecionalidad. Para la aplicación de medidas anticorrupción en este enfoque se mencionó la existencia de por ejemplo el SIAF-MEF y el TEF-MEF, las políticas no intervencionistas, la pre publicación de normas, leyes, contratos o licitaciones y la autonomía técnica de los entes reguladores. En realidad de lo que se trata aquí es lograr el máximo de transparencia en los actos y contratos públicos, la existencia de reglas claras y la sensatez en el obrar.
    Es pertinente expresar aquí la fórmula presentada por el representante del Banco Mundial en el proceso anticorrupción: AC = D + L + A que se refiere a que la anticorrupción equivale a tener la mayor cantidad de datos e información disponibles, sumadas a la existencia de un liderazgo y una acción colectiva adecuados.
    En el enfoque punitivo se trata de relacionar la ganancia ilegal con la penalidad esperada, en el que la penalidad esperada es igual a la pena estipulada en el Código Penal, multiplicado por la probabilidad de que la pena efectivamente se aplique. Medidas que se encuadran dentro de este enfoque se pueden hacer efectivas mediante la Contraloría, el Poder Judicial y el Ministerio Público. De lo que se trata aquí es que exista un efectivo sistema de control social y que las penalidades que establece la ley se apliquen estrictamente.
    De otro lado, se manifestó que la corrupción se produce por una alianza de intereses y no como el resultado de la acción de un individuo aislado, sino en tanto cumple un papel dentro de una red o matriz de la corrupción, en la que se desempeñan funciones organizadas para perpetuar un modo de acumulación y distribución y enclaves de corrupción privada y pública, que dan forma a una estructura económica.
    Según la teoría de redes, la corrupción no debe enfocarse en las manzanas podridas o en los barriles que las contienen, sino en las instituciones. En este sentido, son el sector privado de la economía, la sociedad civil y el Estado los involucrados y constituyen el lugar donde ésta se asienta. Para que haya corrupción deben coexistir el corruptor, el que es pasible del acto corruptor y la permisividad de aquellos que no intervienen directamente pero al final son afectados por ella.
    EFECTOS DE LA CORRUPCION
    La corrupción debe en consecuencia combatirse, no solo porque es un imperativo moral, sino porque cuesta y duele y porque afecta principalmente a los más pobres y ello debe hacerse mediante acuerdos éticos, juegos abiertos y licitaciones transparentes de los negocios públicos.
    En el Perú el 25 % de las empresas privadas paga sobornos para obtener contratos públicos y el 35 % de las extranjeras también lo hace. Estas empresas cuentan con políticas para lograr la excelencia o cuando menos están siempre preocupados por lograrla, dentro de un mundo competitivo y globalizado, pero parecen no haberse dado cuenta que en este terreno el aspecto moral es un elemento fundamental para la consecución de esta finalidad. Cuántas de ellas por ejemplo cuentan con una política destinada a evitar que sus competidores paguen sobornos en la realización de negocios y cuántas se dan cuenta que esto les evitaría estar disputándose el mercado mediante actos ilícitos que condicionan negativamente su propio desempeño institucional en un juego de doble moral.
    Pero como decíamos, además, la corrupción cuesta y duele. De no haber ocurrido la de los últimos diez años en el Perú, según el diagnóstico presentado por el Ministro de Justicia, el índice de percepción sobre corrupción hubiera permitido mejorar el efecto en la inversión privada y en su eficiencia económica, con los siguientes resultados: el Perú podría haber contado con 700 millones de dólares cada año ó 1.5 % de crecimiento anual en el P.B.I.; con 62,900 puestos anuales de trabajo; y con un equivalente a 57,500 personas menos en sus contingentes de pobreza por año.
    La mayor corrupción experimentada se debió a la confluencia de menores controles y mayores ingresos dentro de un proceso de corrupción sistémica. Los menores controles fueron la consecuencia natural del autogolpe de Estado, la destrución subsecuente de la institucionalidad, el control sobre el aparato del Estado y toda la legislación correspondiente; y los mayores ingresos provinieron principalmente de la privatización de empresas públicas y del endeudamiento externo.
    El dinero sustraído alcanzó cerca de 873 millones de dólares que equivale a 6.5 % de inversión adicional en un año promedio de los ’90, que hubiera tenido un impacto en el P.B.I. de 3.6 % ó 1,800 millones de dólares más; la generación de empleo para 163,700 trabajadores; y la posibilidad de que 155,400 personas dejaran de ser pobres.
    ACCION ORGANIZADA CONTRA LA CORRUPCION
    A pesar de la realidad descrita, se nos presenta hoy una oportunidad histórica al haberse cobrado conciencia colectiva del engaño y del fraude vividos, que se traduce en una demanda casi generalizada de verdad, justicia y transparencia.
    Algunas de las conclusiones y medidas sugeridas para atacar la corrupción que se exponen a continuación están siendo puestas en práctica por entidades como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial en su relación con los países prestatarios, a la vez que exigiendo idoneidad y honestidad en la selección del personal involucrado en sus proyectos. Otras fueron sometidas a consideración para ser adoptadas en forma general dentro del proceso de mejoramiento institucional y se presentan a continuación:
    La corrupción disminuye con libertades civiles, profesionalismo del sector público y Estado de Derecho y aumenta con discrecionalidades(*) regulatorias en el sector público y restricciones al sector formal.
    Es importante establecer medidas de control interno en las organizaciones, sin tolerancia alguna a las infracciones; códigos de ética; y sistemas de publicidad y recordatorio.
    El diseño de proyectos debe incorporar controles preventivos y el fortalecimiento de las unidades de ejecución.
    Los desembolsos deben producirse según el nivel de avance de la ejecución de acciones o inversiones y deben realizarse auditorías anuales.
    Es fundamental velar por la transparencia y rendición de cuentas en los actos públicos y negocios, para lo cual es importante la prepublicación de leyes, normas, contratos y licitaciones por internet, a fin de que cualquier ciudadano pueda ejercer el rol de contralor. Debe desarrollarse un sistema de control y una organización adecuada a ese propósito en las instituciones y establecerse pactos voluntarios que contengan cláusulas de probidad como se está haciendo en Colombia.
    Debe establecerse un sistema de vigilancia ciudadana sustentado en el control mútuo y en el control social. Se hace necesaria la formación de comités de vigilancia que dispongan de unidad investigadora y del uso uso de un hotline que reciba denuncias y llamadas anónimas. Se podría normar que, la Procuraduría, elegida por tres cuartas partes del Congreso con estabilidad y autonomía suficientes; o un Defensor Adjunto a la Comisión de Fiscalización del Congreso; o el Vicepresidente de la República como en Colombia, actúen en fuerte alianza con un Veedor Ciudadano. Se podrían establecer Oficinas Departamentales de Quejas y equipos móviles que visiten Provincias y considerar que los Municipios son lugares naturales de vigilancia como ámbitos donde se origina el poder.
    Se debe promover la ética pública por medio de la educación, los medios de comunicación y la Administración Pública, no olvidando que el Estado concede espacios para la provisión de servicios de información y comunicación y que en consecuencia es deber ciudadano y de sus representantes velar porque este servicio se brinde con el debido respeto al derecho que tiene la comunidad, de contar con información veraz y oportuna, promotora de cultura, valores y principios éticos y orientada al bien común.
    Es necesario elaborar una ley sobre “conflicto de intereses” más estricta que las normas existentes, para evitar el uso del poder político o el acceso a niveles altos de la Administración Pública como fuente de negocios.
    Se debe instalar el tema de la corrupción privada en la agenda política internacional; elaborar o perfeccionar leyes bancarias y antisoborno más estrictas; y la prensa debe dar mayor cabida en sus primeras planas a los actos de corrupción realizados por empresarios privados.
    En América Latina se debe buscar una mayor cooperación en los órdenes legislativo y judicial de los países con más experiencia en la materia, incluyendo la posibilidad de estadías de expertos nacionales en aquellos países por un tiempo determinado.
    Las entidades de asistencia a nivel internacional como el BID, el BM, el FMI etc., deben aumentar la condicionalidad de sus préstamos o servicios.

  8. Gonzalo Fernández Montagne dice:

    Entiendo que la moderación a la que hacen referencia tiene que ver con los adjetivos con que califico a Aldo Mariátegui y otros por allí dispersos cuando me refiero a los medios de comunicación y a los grupos de poder político y económico. Pido disculpas por ello y podría haberlo evitado, pero creo que se debe tener en cuenta la tensión en que nos han puesto estos grupos por las infames campañas mediáticas, la falta de equidad y transparencia con la que, en general, están tratando los temas de los cuales depende en gran parte el futuro de nuestro país y, frente a esa actitud violenta, mis adjetivos son como un desfogue, una forma de catarsis. Por lo tanto, les pido que ignoren esos calificativos en aras de la paz en nuestro espíritu.

    Gonzalo Fernández Montagne

  9. MARIO dice:

    Seamos consecuentes Gustavo con tus mismas palabras:
    “Los comandantes retirados no suelen, por regla transformarse en líderes de la democracia liberal.”
    Ademas los personajes militares que mencionas en tu articulo del 2006 (recomiendo leerlo completamente) no han desaparecido por arte de magia del entorno de Ollanta Humala. Es mas, hay toda una promocion esperando ascensos y puestos en un probable gobierno
    Entonces explica bien porque esas afirmaciones eran validas entonces y no ahora.
    Ya ves por las encuestas que nadie le cree a Ollanta Humala.

  10. Gonzalo Fernández Montagne dice:

    MI RECTIFICACIÓN DE TÉRMINOS
    13 DE MAYO DE 2011

    En atención a la moderación en las expresiones que con todo acierto constituye una característica de la redacción de los documentos con que nos informan ejemplarmente los periodistas capaces y honestos de IDL-REPORTEROS, y que consecuentemente motivó su observación de la forma de algunas de mis expresiones, procedo a rectificar algunos de los términos contenidos en mi comentario de ayer 12 de mayo de 2011.

    Tuve entre mis manos el mensaje enviado por el periodista Aldo Mariátegui que me parecía raro que hubiera sido cierto porque, imagínense el notición que habrían tenido entre manos los dueños de periódicos en campaña de medias verdades o medias mentiras que son lo mismo, para seguir aterrorizando a la gente, porque son ellos los que tienen miedo que las cosas cambien, como que deben cambiar, pero para bien, lógicamente.

    Lo paradójico es que algunos de estos propietarios de empresas periodísticas hablan de libertad de prensa y libertad de información, pero se olvidan del derecho ciudadano a la información veraz y educativa. Al respecto, la pregunta que surge es qué autoridad moral tendrán, si llega a ocupar el cargo de presidente del Perú un individuo del estilo de Chávez, Fujimori, Odría, Stroessner, Balaguer, Trujillo, Batista, Pinochet, etc. -Dios no lo quiera y su ceguera no lo estimule- y aplica este sus mismas reglas parametradas de prensa.

    Lo peor que nos puede suceder a los seres humanos, es no usar la inteligencia que Dios nos ha dado y que la mentira y el miedo nos nublen el entendimiento. En vez de convencer por medio del razonamiento y la exposición de ideas, estos grupos de poder persisten en que nada cambie cuando muchas cosas deben cambiar, y lo hacen infundiendo pánico. Por mi parte comparto plenamente la posición del señor Gorriti.

    Lo que debemos temer que vuelva es la satrapía mafiosa del gobierno Fujimontesinista y mi deseo, como el de muchos peruanos honestos, es que desaparezcan de la escena política del país, sus procedimientos inmorales, clientelistas y llenos de falsedad y su confusa concepción de la realidad. ¡Qué vergüenza me daría si la hija del jefe -hoy día privado de libertad con privilegios- del clan Fujimori y sus más entusiastas miembros, vuelven al gobierno como si nada hubiera pasado y nada hubiéramos aprendido!

    A continuación me tomé la libertad de copiar, como un recordatorio, el resumen que hice de la Primera Conferencia Anticorrupción a la que asistí, y a la cual también asistieron con toda seguridad muchos de quienes forman parte de IDL-REPORTEROS, después que huyera el jefe del clan mencionado al Japón y se diera término a la dictadura de la cual fue responsable, junto con los que hoy día rodean a su hija-candidata. Este resumen se mantiene en todos sus términos.

    Gonzalo Fernández Montagne

  11. Vanessa dice:

    Lamentable ver que el pueblo peruano tiene tan poca memoria como para no recordar todas las atrocidades que hizo Fujimori y sus secuaces, si bien no soy partidaria de Humala y hubiera preferido darle mi voto a otro candidato, sólo nos quedaron dos opciones y mi voto será por Humala, pues ha ido despejando sino todas, si la mayoría de dudas que tenía sobre él ya que se está rodeando de profesionales capacez y sobre todos fiscalizadores de la democracia, mientras Keiko que se puede esperar de ella si sigue rodeada de todos los ladrones y corruptos que gobernaron con su padre, y como estamos apreciando en la actual campaña siguen utilizando sus viejos recursos como son la campañas del terror y los psicosociales.

  12. KIKO dice:

    Parece que todo esto se produce como consecuencia del paso de Keiko a segunda vuelta.
    Si hubiera pasado PPK todo tenia la misma validez y significado.
    Como las cosas estan asi ahora, Humala ya cambio es otro hombre, ahora ya no es Chavez sino Lula.
    ZOOM…. los militares montesinistas que mencionas en tu articulo….desaparecieron. Ya no estan con Humala, ya ni siquiera son amigos.
    Soy Tacneño y te consideraba un periodista serio y congruente con tus principios, pero no, veo que tambien cambias como el camaleon de Humala.
    Que pena Gustavo.

  13. Silvia dice:

    Con este articulo de Gustavo ..afianzo mi confianza hacia Ollanta..como el dice …no se ha preparado paralas elecciones ..despues de la derrota de06 …el se preparo para estadista ..y se le nota ..lo cual es diferente con keiko ..ella solo QUIERE libertad para un corrupto q’ hizo mucho danio a la sociedad peruana..DINIDAD es VOTAR X OLLANTA!!!

  14. Manuel F Castro Leandro dice:

    Sr. Gorriti, lo saludo y felicito por semejante columna. El panorama peruano se ve sombrío, y no por el contexto social o económico que vive el país, sino por la falta de principios en nuestros comunicadores.
    Nosotros, el pueblo peruano, estamos a la merced de un pequeño grupo de poder, de peruanos, que no parecen ser tan peruanos, y que ha tomado la decisión de que la verdad no nos pertenece y que nos hace daño. Que no podemos cambiar nuestro destino, porque esta escrito, y está escrito en el testamento de la herencia que sus padres y los padres de sus padres les dejaron. Que no debemos ser escuchados, porque nuestra voz es el eco de lo absurdo y que nuestro pensamiento es el reflejo del resentimiento y la tristeza generada por el trauma de haber sido “brutalmente invadidos”. Estos inmorales que tienen a libertad de prensa como pratimonio y a la mentira como capital, no dudan en que la mejor opción es la del “engaño, el robo y el crimen”.Y quieren que esa sea nuestar opción. Y quieren que creamos que este es el país donde nada, que vaya en contra de sus intereses, es posible.
    Lo felicito nuevamente por su columna, y agradesco tener a un periodista como Ud. del lado de la verdad

  15. Sonia León Yali dice:

    Silvia. ¿Estadista Humala? por donde?.
    Que pena.

Web por: Frederick Corazao