Historia de dos operativos

Chozas_SL
Chozas donde las patrullas policiales Dircote/Dinoes del Huallaga sorprendieron a los senderistas de la columna de 'Sergio'. (Foto:cortesía Dircote)

A las pocas horas de la importante acción realizada por la Policía en Alto Pacae, IDL-Reporteros ha recibido información que refleja el estado de la lucha contrainsurgente en el Huallaga.

La de Alto Pacae fue una de las dos operaciones significativas en el Huallaga en los últimos días.  El objetivo de ambas fue capturar a líderes de Sendero Luminoso. La primera fue ejecutada por el Comando Conjunto, y la segunda por fuerzas policiales especializadas del Huallaga.

La febril actividad militar y policial hizo que en la última semana hubiera hasta cuatro generales dentro del Frente Policial del Huallaga: Tres de ellos de las Fuerzas Armadas (dos del Ejército y un contralmirante) y el general PNP Marlon Savitzky, jefe del Frente Policial del Huallaga.

Lo que ambos operativos tuvieron es una común fuente informativa. En efecto, fue el Grupo Especial de la Dirección Antidrogas de la PNP el que proporcionó la información precisa sobre la ubicación de ‘Artemio’ en la primera operación, y de ‘Sergio’ en la segunda.

La acción que realizó el Comando Conjunto a través de un destacamento de fuerzas especiales inter-armas arrancó desde la antigua base antidrogas de Santa Lucía. La dirigieron, como se ha dicho, tres oficiales con rango de general: los generales EP Gualberto Zevallos y Ricardo Moncada; y el contralmirante AP Carlos Tello.

La operación tuvo lugar en la margen izquierda del Huallaga, en la zona de Magdalena-Bijao, y se basó en inteligencia muy precisa, de acuerdo con lo que ha podido saber IDL-Reporteros. Sin embargo, no tuvo éxito alguno. Apenas se capturó a una persona, Wálter Flores, que solo después de tres días en la base de Santa Lucía, fue transferido a la fiscal para casos de terrorismo, Eneida Aguilar.

¿Qué sucedió? Según fuentes con conocimiento de causa, el problema estriba en la falta de eficacia para traducir la inteligencia en operaciones. “La matriz de transferencia” dice una fuente, “es extremadamente defectuosa con la Fuerza Armada … pasa mucho tiempo entre la información y la acción”. Otra fuente menciona la falta de conocimiento puntual del senderismo por parte de las tropas especiales que intervienen en la operación. “Puedes tener muy buen estado físico y pasar la pista de combate en tiempo récord, pero si no conoces bien el terreno ni estás familiarizado con el enemigo, si no has cultivado confidentes, entonces es mucho más fácil que te pierdas o que cometas un error”, dice otra fuente.

También hubo, por lo menos, un error de colaboración y buenas maneras con la Policía. Pese a haber recibido la inteligencia de una división policial y a haber utilizado una base de la Policía, no se informó ni al general Savitzky, jefe del Frente Policial del Huallaga, ni al general PNP Edwin Palomino, jefe de la Dirección contra el Terrorismo. Ambos oficiales, de acuerdo con lo que ha podido saber IDL-Reporteros, quedaron muy mortificados y lo expresaron. Sus subordinados también. Un artículo de un oficial de la Policía, que prefirió permanecer anónimo y que IDL-Reporteros publicó ayer, ilustra bien ese estado de ánimo. “Nadie sabía nada del operativo que hizo el EP con la Dirandro”, dice una fuente policial del Huallaga.

Todo indica que la operación en Magdalena arrancó con grandes expectativas. De hecho, en la tarde de ese día, cundió el rumor que ‘Artemio’ había sido capturado. El problema fue que el ciudadano arrestado, si bien apellidaba Flores, no se llamaba Eleuterio.

Si los generales Savitzky y Palomino no supieron sobre el operativo, habría que preguntarse qué supo ‘Artemio’. De acuerdo con una fuente con mucha experiencia en la lucha antisenderista en el Huallaga, ‘Artemio’ y su columna supieron de la inminente operación un día antes. IDL-Reporteros no está en condiciones de confirmar esa versión, pero le consta la amplia experiencia operativa de la fuente.

El hecho es que esa operación logró avivar resentimientos en la Policía respecto de una actitud que sienten arrogante y poco considerada por parte de los militares. Sin embargo, IDL-Reporteros sabe que el director general de la Policía, Miguel Hidalgo, sí estaba al tanto de la operación.

El segundo operativo, esta vez el policial, se inició el fin de semana. El Grupo Especial de la Dirandro entregó también inteligencia precisa al coronel PNP Sandro Jibaja, indicando la ubicación de ‘Sergio’. “Desde el año pasado, el Grupo Especial de la Dirandro tiene inteligencia puntual en el Huallaga”, dice una fuente acreditada.

A diferencia del operativo en Magdalena-Bijao, éste sí tuvo un resultado positivo. “Los de la Dircote hicieron la operación muy bien”, dice un policía de la Dirandro, “los agarraron calatos [a los senderistas]. Es verdad que Magdalena es mucho más bravo, pero la Dircote actuó muy bien”.

“Te dan las coordenadas, pero la selva es la selva”, dice una fuente de la Dircote. En este caso, como observó uno de los integrantes de las tres patrullas que entraron en acción, “el monte era muy espeso y tuvimos que ir loma tras loma”.

La patrulla de intervención al mando del comandante PNP Freddy Durand (otro veterano del GEIN, como Bonilla), se acercó con el mayor sigilo posible a las dos chozas donde habían avistado a varios senderistas. Mientras, las otras dos patrullas, al mando del  coronel PNP Sandro Jibaja y el comandante PNP Guillermo Bonilla respectivamente, hicieron un rodeo para cerrar las vías posibles de escape.

El tiroteo arrancó cuando los policías fueron avistados por un centinela. Por unos segundos hubo un fuego muy nutrido. Sin embargo, llantos de niños desde las chozas, hicieron que el comandante Durand tomara la difícil decisión de dosificar al máximo el fuego. Cuando amainaron los disparos, escaparon ocho de los diez senderistas que estaban en la choza. Huyeron tan precipitadamente, que abandonaron cinco fusiles, municiones y el lanzagranadas de 40 mm.

El grupo que escapó no se refugió en su campamento, que estaba a unos 200 metros de las chozas, subiendo un cerro agreste, sino trató de internarse en el monte. Ahí los encontraron las patrullas al mando de Bonilla y Jibaja y se desató un segundo, muy nutrido tiroteo. En total, se dispararon más de mil 300 balas. Aquí cayeron heridos dos o tres senderistas, que, sin embargo, lograron escapar. Pero todo indica que fue un escape desesperado. Otros dos fusiles fueron abandonados, así como un revólver, que se identificó luego como de ‘Sergio’, una mochila también suya, con documentos, 5 cacerinas de fusil AKM y granadas proyectiles de 40 mm., entre otras cosas. Eso indica, sin duda, que uno de los fugitivos era ‘Sergio’.

Armamento

Uniformes, armas y municiones incautadas a los integrantes de la columna de 'Sergio'. (Foto: cortesía Dircote)

La persecución duró dos horas y, pese al rastro de sangre, los senderistas lograron escapar. Las pérdidas, para ellos, sin embargo, son abrumadoras. El grupo de 10 senderistas perdió casi todo su armamento y sus equipos (incluyendo radios y un generador eléctrico). Pero lo que quizá tiene mayor contenido simbólico es que los senderistas, gente acostumbrada a emboscar y sorprender, haya sido totalmente sorprendida. En contrainsurgencia, una sucesión de ese tipo de acciones indica con claridad que el punto de inflexión estratégica ha sido superado.

Uno de los dos detenidos resultó menor de edad y será trasladado a la fiscalía de Aucayacu, a cargo del fiscal Ricardo Agüero. El segundo, Julio César Panadillo, hijo de la ex dirigente senderista ‘Karina’ (Eudonia Zevallos), capturada en febrero pasado, fue herido por un impacto de bala que le fracturó el húmero. Ha sido evacuado a Lima hoy lunes 9 por la noche y será internado en el Hospital de Policía.

Detenido

Julio César Panadillo, hijo de la ex dirigente senderista ‘Karina’, fue herido por un impacto de bala en el brazo derecho. (Foto: cortesía Dircote).

Detenido

El segundo detenido fue interrogado hoy por la fiscal para casos de terrorismo, Eneida Aguilar. (Foto: cortesía Dircote)

Si la PNP celebró esta acción, ¿cómo la tomaron en el Comando Conjunto? “… están muy molestos en la base de Santa Lucía de que se le haya entregado la información a la PNP y no a ellos para lo de ayer”, dice una fuente con conocimiento de causa.

¿Y cuál fue uno de los puntos más positivos de la acción para un alto jefe policial antiterrorista: “El niño salió ileso”, dice.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Martes 10 de agosto, 2010 a las 0:35 | RSS 2.0.
Última actualización el Jueves 03 de febrero, 2011 a las 11:21

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao