Columna de reporteros

Gustavo Gorriti Ellenbogen, director de IDL-Reporteros. (Foto: Christian Osés)

Gustavo Mohme Llona murió poco antes de los meses de luchas decisivas que llevaron al derrocamiento de la dictadura de Fujimori y Montesinos. Pero esas oleadas populares de entusiasmo, indignación y esperanza que llegaron al punto más alto en las jornadas de julio del dos mil, debieron mucho al esfuerzo pertinaz y sacrificado de ese piurano larguirucho, afable y valiente a través de los años acosados y oscuros de la década del noventa.

Mohme Llona pagó un precio alto por su verticalidad y coraje. Puedo imaginar cuánto debe haberle dolido al provinciano caballeroso, cortés hasta con sus enemigos, el torrente de inmundicias escritas con las que el infecto SIN de Montesinos llevó a cabo una campaña de descrédito e intento de destrucción moral en su contra.

La dictadura cleptocrática tenía todas las razones para odiarlo. Mohme Llona logró mantener –con habilidad e incluso con cintura algunas veces– viva a La República en los años en los que casi toda la prensa o aplaudía o callaba y miraba a otro lado. Pero además de director del diario, Mohme Llona fue activo dirigente político (una mala combinación en circunstancias normales, pero plenamente justificada entonces), que se esforzó de manera permanente, en tratar de coordinar, conciliar, unir y entusiasmar a la oposición democrática. Su constancia en ello fue uno de los factores importantes que nos llevó de ser una minoría pequeña el 92 a la gran mayoría del dos mil.

Por eso fue tan triste perderlo antes del colapso de la dictadura. Y por eso se lo extrañó mucho en los días de esperanza que siguieron a la conquista de la democracia. Y por mucho más – su nobleza y hombría de bien sobre todo– se lo sigue extrañando hoy.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Sábado 24 de abril, 2010 a las 0:53 | RSS 2.0.
Última actualización el Viernes 20 de mayo, 2011 a las 0:41

2 comentarios

  1. Por qué se centran tanto sólo en Lima, comiencen a investigar en otras sedes como por ejemplo a la jefa de Cofopri-Arequipa Felicitas Román Bazán adivinen quien la puso en ese puesto desde la fusión, nada menos que Daniel Vera Ballón íntimo amigo de Omar Quesada, acaso no saben que Vera Ladrón tiene full denuncias en la fiscalía por malversación de fondos y junto con Felicitas por lavado de activos, ¿en manos de quiénes está la titulación de terrenos en Arequipa????

  2. Señores reporteros, investiguen los abusos de Cofopri en Arequipa, que en connivencia con el Ministerio de Agricultura quita terrenos a la gente mas pobre para dársela a sus allegados o parientes, especialmente abusan de la gente que no tiene con qué defenderse, usan documentación falsa para apoderarse de terrenos ajenos, los mismos que están registrados en los Registros Públicos desde hace muchos años, ….. Investiguen qué hace Vera Ballón en Arequipa y quienes lo buscan y para QUÉ???….. El PETT y COFOPRI solo han sido creados para abusar de la gente más humilde…… es humillante tener que hablar con esa gente al hacer los reclamos de los abusos que cometen.

Web por: Frederick Corazao