Cronología básica

El caso de la “Estafa camionera” que reveló IDL-Reporteros puede entenderse mejor siguiendo la secuencia de los hechos que han sido narrados en los últimos nueve días.

Fines de 2006
-Como parte del denominado “shock de inversiones” puesto en marcha por Alan García en los primeros meses de su Gobierno, el Ministerio del Interior –con la entonces ministra Pilar Mazzetti a la cabeza– organiza un amplio proceso de compra que –entre otras cosas– contempla la adquisición de 50 portatropas para la Policía Nacional.
-En el proceso de licitación pública mediante proceso de selección abreviado para los portatropas se presentan seis postores. El sistema establece un precio referencial, un tope máximo y uno mínimo. Obtiene la buena pro la empresa israelí International Security & Defence Systems (ISDS), que ofrece portatropas Abir-M462 a un precio de US$ 107 mil cada uno, que es el tope mínimo permitido.

Enero de 2007
-El 8 se firma el contrato entre ISDS y el ministerio. Los Abir debían llegar a Lima en un plazo máximo de 270 días.

Febrero de 2007
-El 26 de ese mes, Mazzetti se ve obligada a renunciar a raíz del escándalo provocado por la compra sobrevaluada de 469 patrulleros para la Policía. El Gobierno nombra en su reemplazo al aprista Luis Alva Castro, quien anuncia que revisará todas las licitaciones realizadas por su antecesora.

Alva Castro anuló el contrato con ISDS.

Julio de 2007
-Alva Castro anula el contrato firmado con ISDS con el argumento de que el precio en el que había cotizado sus portatropas era muy superior al promedio del mercado. Alega, además, que el contrato había sido firmado en una fecha distinta a la pactada.

Octubre de 2007
-ISDS inicia un proceso arbitral ante el Consucode para lograr que el Ministerio del Interior dé marcha atrás y cumpla el contrato. Se nombra una junta de arbitraje independiente.

Enero de 2008
-El vendedor de armas israelí Rony Lerner –quien había sido procesado en Perú por pagar millonarias coimas a Vladimiro Montesinos en los noventa– contacta a ejecutivos de la compañía israelí Automotive Industries Ltd. (AIL), fabricantes de los portatropas Abir. Lerner, director ejecutivo de la compañía Hightech, les ofrece vender al Ministerio del Interior del Perú los mismos camiones que no habían sido aceptados por Alva Castro. Además, ofrece hacerlo “sin licitación”.

Julio de 2008
-Rony Lerner organiza una reunión, en Nazaret, con representantes de AIL y de ISDS. Nuevamente les ofrece vender los portatropas gracias a sus supuestos contactos dentro del gobierno aprista. No se llega a un acuerdo.

Enero de 2009
-El tribunal arbitral emite su laudo, el cual le da la razón a ISDS al señalar que el contrato firmado entre la empresa y el Ministerio del Interior no puede ser anulado porque es válido. El ministerio interpone un recurso de nulidad ante el Poder Judicial, argumentando que su procurador de asuntos judiciales no había sido notificado de los avances del proceso.

Salazar defiende la compra a Hatehof.

Noviembre de 2009
-Interior convoca a un nuevo concurso bajo una nueva modalidad: ‘Compras en el Extranjero’, para adquirir 31 portatropas, junto con 11 motobombas rompe manifestaciones y 13 vehículos blindados multipropósito, los que, supuestamente, serán destinados al VRAE. Entre los requisitos se pide que sean de 2009 como mínimo y que la empresa que los vende sea la fabricante.

Diciembre de 2009
-La buena pro para proveer los blindados y los portatropas la obtiene la empresa israelí Hatehof, de notorios vínculos con Rony Lerner (en 1990, el vendedor de armas se presentaba como ejecutivo de esta compañía). Hatehof ofrece unos portatropas a los que llama “Wolf 2” y que dice manufacturar, pero cuyas imágenes fotográficas los muestran físicamente casi idénticos a los portatropas Abir que fabrica AIL.

Febrero de 2010
-En una conversación telefónica en Israel, Leonard Solomon, gerente de Importaciones y Exportaciones de AIL, revela a Leo Gleser, presidente de ISDS, que AIL le ha vendido a Hatehof los 31 camiones que esta compañía está revendiendo al Ministerio del Interior del Perú. Le confirma, además, que se trata de los mismos vehículos que el ministerio se negó a pagar en la gestión de Alva Castro y que desde aquella vez habían permanecido aparcados en la fábrica, en Nazaret.

14 de febrero de 2010
IDL-Reporteros descubre y publica detalles del negociado: 1) No son vehículos del 2009 sino del 2007. 2) La empresa que los vende no los fabrica sino que es una intermediaria. 3) Los portatropas están sobrevaluados. Si en 2007 ISDS los vendió a US$ 107 mil la unidad, ahora Hatehof los había vendido a US$ 171 mil. Los aditamentos que se incluían esta vez –blindaje en la cabina y en la tolva y kit de repuestos– no alcanzaban a justificar, ni cercanamente, los US$ 64 mil de diferencia en cada vehículo. El sobreprecio total –descubrió IDL-Reporteros– era de casi US$ 2 millones.

-El Gobierno –especialmente el ministro del Interior, Octavio Salazar, y el viceministro de Gestión Institucional del ministerio, Samuel Torres–, lejos de iniciar una investigación en torno a los hechos, defiende la compra y busca desacreditar la investigación de IDL-Reporteros.

19 de febrero de 2010
IDL-Reporteros publica, bajo el título de “La Prueba”, la evidencia de la venta de por lo menos 31 Abir de AIL a Hatehof. Lo documenta la grabación de la conversación telefónica entre Leo Gleser y Leonard Solomon. El Gobierno recula y anuncia que ha pedido en forma “perentoria” información a Hatehof.

-A la vez, la Tercera Fiscalía Anticorrupción inicia una investigación preliminar de oficio en el caso.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Lunes 22 de febrero, 2010 a las 21:24 | RSS 2.0.
Última actualización el Miércoles 02 de febrero, 2011 a las 19:06

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao