General PNP (r) Montoya cuestiona detenciones de policías

Suboficial PNP Edward Casas, pasado al retiro por desobediencia y motín. (Foto cortesía Aprodeh)

El ex director general de la Policía Nacional, general Luis Montoya Villanueva, en situación de retiro, expresó a IDL-Reporteros que son un mal precedente las detenciones y pases a retiro de los suboficiales que han expresado descontento gremial en las dos últimas semanas.

“Es un mal precedente para la sociedad peruana: daña la imagen como país y mella las instituciones”, manifestó.

Para Montoya, la ley de régimen disciplinario –aprobada por la ministra Mercedes Cabanillas en 2009– que se ha aplicado en los tres casos de policías detenidos y dados de baja “no está acorde con la realidad policial. En esta nueva (norma) se le da mayor celeridad al proceso y eso lleva a que el efectivo policial tenga menos posibilidades de someterse al debido proceso. Una cosa rápida y violenta no conduce nunca a un debido proceso porque quema etapas”, explicó.

El ex director de la PNP sostuvo que las acciones de los policías pudieron haberse abordado administrativamente porque “ningún caso ha sido de un amotinamiento ni en un local policial ni en un grupo de policías en actividad, menos con armas. Entonces se debería ver esto objetivamente y basado en las leyes y reglamentos”.

El general Montoya explicó que las sanciones pudieron ir desde amonestación, sanción simple sanción de rigor, separación temporal del puesto, suspensión por meses determinados sin goce de haber, pase a disponibilidad sin goce de haber, pase a disponibilidad por medida disciplinaria y, por último, pase al retiro por medida disciplinaria.

“Ya es tiempo de que al policía y al militar se le mire igual como ciudadano, como a un civil. Siempre hay esa diferenciación que no debe haber. Porque el policía habló, métanlo a la cárcel. Considero que el policía ciudadano debe estar sometido al debido proceso”.

En opinión del general (r) el policía tiene derecho a reclamar. “¿O es ciudadano de quinta categoría? En el Gobierno anterior  se nos fueron reconociendo los derechos, como es el derecho a elegir”, recordó.

“Se ha detenido a peores delincuentes, corruptos,  hasta se les indulta y a un policía que se permite hablar solamente y opinar -que está mal pagado y mal tratado- se le considera ciudadano de segunda categoría. No tenemos buenos servicios hospitalarios, no tenemos un buen sistema de bienestar, de vivienda policial a pesar de que aportamos. Entonces ya es tiempo de que al policía y al militar se le mire igual como ciudadano”, dijo Montoya.

Los sancionados

El suboficial técnico de segunda Abel Hallasi Zárate, quien servía en Cusco y había iniciado una huelga de hambre, ha sido dado de baja, “por insubordinación y motín” al reclamar aumento de sueldo de manera pública. Fue recluido en el penal de Quencoro.

El suboficial de tercera Richard Ortega de Ayacucho también fue dado de baja por insubordinación al reclamar mejoras salariales públicamente. El policía está detenido desde el domingo último. Se desempeñaba como secretario general del Sindicato Único de Policías en actividad del Perú (SUPP).

El suboficial Edward Casas fue dado de baja por medida disciplinaria, él había anunciado una huelga policial para el 5 de abril y formaba parte del SUPP.

Share via emailShare on Facebook+1Share on LinkedInShare on Twitter

Publicado el Viernes 19 de febrero, 2010 a las 12:40 | RSS 2.0.
Última actualización el Miércoles 02 de febrero, 2011 a las 19:03

2 comentarios

  1. Ariela dice:

    El reclamo de la policia y las fuerzas armadas me parece muy justo claro que si pero he leido un articulo que me parece mas que revelador no acerca de la lucha pero si sobre el policia Casas, hay que tener cuidado si se quiere lograr resultados. Mi apoyo esta con mi policia. Miren aqui:

    http://toromata.wordpress.com/2010/02/19/so-s-pnp-edward-casas-%e2%80%9crumi-nawi%e2%80%9d-historia-de-una-inmolacion-calculada/

  2. toromata dice:

    SO.S PNP EDWARD CASAS “RUMI ÑAWI”, HISTORIA DE UNA INMOLACIÓN CALCULADA.
    Las escaramuzas entre el gobierno y los miembros de las FFO en retiro con motivo del tan sonado bono militar-policial y otras demandas que consideramos justas y necesarias para la familia militar-policial han merecido el apoyo tácito de la población; sin embargo, en el interin, se vienen dando una serie de situaciones que es preciso tener en cuenta para formarnos una opinión cabal de los acontecimientos.
    En esta pelìcula no todos los que creemos son los “buenos” y no todos los que creemos son los “malos”. Para empezar, nuestros colaboradores nos han enviado datos sobre EDWARD GEORGE CASAS DIBURCIO, suboficial PNP quien en las últimas semanas se ha convertido casi en un mártir de la lucha por las mejoras salariales de militares y policías. Sin embargo, los intereses de este personaje no serían del todo transparentes, pues su inmolación habría sido fríamente calculada para tentar suerte en una futura carrera política totalmente ajena a la lucha por los derechos de la Policía, la cual igualmente usaría como estandarte de campaña.
    El suboficial EDWARD CASAS DIBURCIO, es conocido con el seudónimo de RUMIÑAWI (“Ojo de Piedra” en Quechua), dentro del SUPP (Sindicato Único de la Policía Peruana) agrupación a la que pertenece hace buena cantidad de tiempo y en la que incluso ocupa el cargo de Secretario por la Base Lima. Este suboficial PNP, previamente a su “espontánea” inmolación pública y mediática en el plantón del 5 de febrero último, ya había buscado desesperadamente salir del anonimato al difundir a través de blogs, gran cantidad de comunicados en los que mostraba su descontento en torno a la situación de sus colegas uniformados los cuales firmaba colocando su nombre completo, sus número de DNI y CIP junto a su seudónimo RUMIÑAWI y el cargo que ostenta en su sindicato policial.
    EDWARD CASAS firmaba desde el mes de noviembre de 2009 un sinnúmero de comunicados básicamente de dos formas:
    http://www.diariolaprimeraperu.com/online/noticia.php?IDnoticia=55472 (27de Enero del 2010)

    http://elpacificador2008.blogspot.com/2009/12/los-ascensos-en-la-policia-nacional.html (02 de Diciembre del 2010).

    Es más, en los últimos dos meses incluso presentó un reclamo al Congreso de la República*:
    *Extraído de:
    http://elpacificador2008.blogspot.com/2009/12/suboficial-edward-casas-diburcio-un.html
    El interés de EDWARD CASAS de mostrarse abiertamente como miembro del SUPP es notorio, ya que tenía planificada su entrega a las autoridades al ser obvio que sería acusado de insubordinación. Antes tenía que atraer la atención de los medios de prensa, armando para ello la historia del supuesto asilo político con lo que terminó de aparecer ante cámaras como un sacrificado de la lucha policial.
    Este aspecto, aparentemente normal, cobra relevante importancia si se tiene en cuenta que nuestra Carta Magna prohíbe ser deliberantes a los miembros de las FFAA y PNP; sus respectivos reglamentos son aún más radicales en este sentido. Sin embargo, nuestro amigo no sólo deliberó, opinó y acusó; sino que se permitió insultar a quién ostenta el cargo de Jefe Supremo de las FF.AA y PNP algo tan o más grave que insultar al jefe o dueño de la empresa en la que trabajamos.
    Alguien en su sano juicio haría esto sin pretender recibir una sanción al respecto? Podemos, como sociedad, permitir este tipo de quiebre de normas legales y de convivencia? Es sano para nuestro país este tipo de actitudes? Què futuro le espera a un país gobernado por la indisciplina en sus organismos tutelares?
    Lo que debemos pensar cuidadosamente es que, EDWARD CASAS DIBURCIO parece ser parte de algo muy distinto a la lucha que dice defender, ¿Qué intereses secundarios tiene el Sindicato –autodenominado– Único de la Policía Peruana?
    A tomar en cuenta
    Lo que muchos desconocen es que desde Lambayeque, el Colegio de Abogados de dicha región está planteando una reforma constitucional –al artículo 42 específicamente– para permitir la sindicalización de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, entonces la conclusión se cae de madura ante la pregunta: ¿Quién reclamaría ser el sindicato representante de la Policía ante el Gobierno, con todos los beneficios que ello conlleva (pagos a sus miembros, viajes, entre otras cosas)?, el SUPP lógicamente. La reforma podría no concretarse pero, ¿Vale la pena el intento no creen?, más aún si la cantidad actual de sindicatos y organizaciones de la Policía se cuentan por decenas, restándose poder entre ellas.
    ¿Acaso no es lógico pensar que sabía de antemano que sería acusado de insubordinación? Los reclamos de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional deben mantenerse al margen de personajes como el descrito.

Deje un comentario

Web por: Frederick Corazao